El divorcio es lo último

Torá, Deuteronomio 22:28-22:29: Si un hombre encuentra a una chica virgen, que no está comprometida y la toma y se acuesta con ella y son descubiertos, el hombre que se acostó con ella deberá pagarle al padre de la chica 50 shekel de plata y ella será su esposa. Y él pierde de por vida el derecho de divorciarse, por haberla humillado.

“Una chica virgen que no estaba comprometida” es un deseo con el cual un hombre puede trabajar. Lo que sucedió entre ellos le obliga a utilizar ete deseo en el sentido correcto. No pertenecía a nadie, él lo tomó y empezó a usarlo con su intención. Así que este deseo se adapta a su intención.

Pero, empezó a trabajar con él sin consentimiento mutuo, es decir, sin preparación. Después de todo, para implementar el enlace correcto de deseo con intención, debe descubrir una forma de abordar todos sus deseos. Necesitan estar adecuadamente procesados, analizados, atribuidos a ciertas cualidades y determinar cómo trabajar con ellos en otorgamiento .

Existen deseos que pueden ser usados correctamente, preparando de antemano la pantalla (es decir, “estar comprometidos”). Hay algunos que no pueden ser  contrarrestados totalmente. Y hay deseos que puedes abordar exactamente como arriba se menciona.

En cualquier caso, existe un sistema de corrección. Si estaba comprometida o no esta doncella (deseo), es decir, si aún no estaba lista para comunicarse conmigo o con otros o, si este deseo egoísta estaba ya listo o no para usarse con intención de dar. Todo ésto debe ser clarificado para su trabajo. Esto es todo lo que, alegóricamente, está escrito en la Torá.

“El hombre que se acostó con ella deberá pagar al padre de la chica, cincuenta [shekels] de plata y esto es una corrección. Sea que pague antes o después de que sucedió, debe corregir este deseo para adaptarlo a su pantalla y usarlo para otorgar.

“Él pierde de por vida el derecho de divorciarse” significa que el pagó y ella es suya. Él está obligado a acompañar este deseo hasta una corrección completa, por eso no puede divorciarse.

El divorcio es un proceso muy difícil —donde tienes que estar seguro de que ya no puedes trabajar con este deseo. Pero si ya has tomado este deseo, entonces debes tratar de hacerlo hasta el final. El divorcio es lo último.
[205211]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 10/oct/16

Material relacionado:
“Si hay un muchacha prometida a un hombre”
Tomé esa mujer
Prueba de la virginidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: