El infatigable crecimiento del egoísmo

El egoísmo es creado en nosotros específicamente para que, al desarrollarlo, logremos la posibilidad del libre albedrío y comencemos a usarlo, a pesar de nosotros mismos. Así, alcanzaremos al Creador.

La propiedad de crecimiento ilimitado del ego es un atributo increíble que no existe en la naturaleza.

Si quiero algo y lo pruebo, querré el doble; si consumo el doble, querré cuatro veces más, etc. Necesito duplicar constantemente mi placer, de otra manera no podré sentirlo como placer.

Esto significa que la fuerza del Creador está dentro del ego y sigue creciendo. Esto no existe en los otros niveles de la naturaleza, pero si en nuestro egoísmo. En el hombre, en la cuarta fase de desarrollo, después de los niveles inanimado, vegetal y animado, existe la chispa del Creador, que en realidad está concentrada en el ego, la cual sigue creciendo exponencialmente.

Pregunta: ¿Si una persona disfruta el hecho de que otros se sienten mal, eso significa que es un egoísmo real?

Respuesta: Si, cuando la satisfacción es a expensas de otros, siento gran placer. Al mismo tiempo, mi egoísmo sale de mis marcos internos. Un león, por ejemplo, que devora a cierto animal, está satisfecho y no tiene necesidad de nada más. Un hombre que devora a uno, busca algo más que devorar.

Esto significa que grandes deseos surgen en nosotros y constantemente exigen renovación y son insaciables. Por el contrario, mientras más intentas satisfacerlos, más hambriento te sientes. Si satisfaces lo doble del egoísmo, estás cuatro veces más hambriento, etc., es imposible hacer nada con ese pozo sin fondo.

Pregunta: ¿Esto se aplica a toda la humanidad?

Respuesta: Se aplica a gente desarrolladas. Un ser humano subdesarrollado es como un animal, un bebé, a quien le das algo y está satisfecho. Un hombre desarrollado, por otra parte, quiere el mundo entero e incluso eso no es suficiente para él.

El deseo de recibir todo a expensas de otros es un tipo especial de egoísmo. Podemos ver la competencia entre gente rica y famosa, como por ejemplo los artistas, que arden de envidia mutua.

Pregunta: Pero el Creador creó todo eso ¿cómo se supone que nos acerque a Él para alcanzar Sus atributos?

Respuesta: Sucede de una manera muy amarga, cuando el hombre comienza a darse cuenta de que no logrará ningún placer, no estará satisfecho “Hasta que la muerte nos separe a mí y a mi saco de oro”.

Pregunta: ¿Piensa que una persona amable, de buen corazón, gentil y honesta es una persona subdesarrollada?

Respuesta: Sí, aún no está suficientemente desarrollada de forma egoísta. Pero hoy, esto puede suceder muy rápido.

Cuando el individuo comienza a entender que no tiene sentido perseguir nuevos satisfactores, porque no lo satisfacen de ninguna manera, comienza a buscar un substituto en un nivel más elevado y llega a la sabiduría de la Cabalá.
[208027]
De la lección de Cabalá en ruso 26/feb/17

Material relacionado:
El arma de la envidia dirigida contra uno mismo
El círculo simboliza la perfección espiritual
Crecer es cambiar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta