“Maldito el que falta el respeto a su padre y a su madre”

Torá, Deuteronomio 27:16: Maldito el que falta el respeto a su padre y a su madre. Y todo el pueblo dirá: “Amén”.

Padre y madre son las dos fuentes más altas de deseo y, el trabajo correcto con ellas. El deseo de recibir para otorgar es la cualidad del padre. La aspiración de elevarse por encima del deseo egoísta, es la cualidad de la madre.

Son, Jojmá y Biná. El hombre debe aceptar ambas cualidades de ellos, conectarlas correctamente dentro de sí mismo y avanzar

Pero aquel que no realiza la corrección en cada momento, existirá dentro del deseo no corregido y esta es la maldición.

En otras palabras, no hay ningún castigo material. El hecho de que permanezcamos en nuestros deseos egoístas y existamos en ellos, es el castigo y la maldición.
[208339]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 21/nov/16

Material relacionado:
En camino hacia un nivel superior
“Si uno tiene un hijo díscolo y rebelde”
Revelando el rompimiento

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta