“Parientes” en espiritualidad

Torah, Deuteronomio 27:20: “Maldito el que se acuesta con la mujer de su padre, pues así viola la intimidad de su padre”. Y todo el pueblo dirá: “Amén”.

“Padre y madre” es el nivel del siguiente grado espiritual. Por eso, al hablar de ellos, a lo que se refiere es a la anulación completa del inferior, anulación del alma inferior ante lo superior y su participación con la parte superior.

Y aquí está escrito sobre el padre y su esposa que no es tu madre. Aparentemente es una mujer extraña a ti. Pero como pertenece al padre y existe en su nivel, no tienes derecho a involucrarte con ella, porque es la Nukva equivocada para ti, no es el aspecto femenino que puedes corregir.

“La esposa del padre” es un deseo de un grado superior. Por eso la persona que trabaja con un deseo que no puede corregir, se condena a sí misma. Se salta un paso y al hacerlo, destruye dentro de sí la capacidad de avanzar.

Lo que se entiende por “padre”, “madre”, “tía”, “tío”, etc. es el siguiente grado en el que te conviertes en padre con respecto al grado anterior. Pero no tienes derecho a trabajar con un deseo de un grado superior al tuyo, es decir, “viola la intimidad de su padre”. Pero cuando te eleves a ese grado, será para ti.

Pregunta: Cuando un hijo nace, siempre decimos que es el siguiente grado espiritual. Y ahora es claro que el padre es el siguiente grado espiritual, ¿cómo es posible?

Respuesta: El siguiente grado espiritual no es más alto que el padre, porque el padre se eleva continuamente y el hijo se eleva después de él. Aquí hay una subordinación estricta. La relación se mantiene siempre: el hijo se eleva al grado del padre y, al mismo tiempo, el padre se eleva aún más.
[208650]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 23/nov/16

Material relacionado:
Jerarquía inmutable
El sistema de atenuación de luz
Un sistema que protege de la Luz Superior

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta