Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 5

Pregunta: Desde la perspectiva de la naturaleza, ¿cuáles de nuestras acciones son consideradas correctas y benéficas y pueden llevarnos a una buena vida, para que no recibamos castigo de la naturaleza?

Respuesta: Toda la naturaleza es un sistema integral, cerrado y todas sus partes -inanimada, vegetal, animal y humana- están vinculadas por el mismo trabajo.

La ley de un sistema integral es que cada elemento influye en todos los otros. Es decir, cada partícula debe sentir que pertenece al sistema y comportarse de manera que beneficie al todo. No en beneficio de alguna parte individual ni en beneficio propio, sino del sistema entero.

El hombre no entiende esta ley y no puede revelarla. Sin embargo, exceptuando al hombre, las otras partes, es decir, los niveles de la naturaleza, inanimado, vegetal y animal, están integrados dentro de este sistema cerrado.

Todo el universo es un sistema integral. Y si tomamos cualquier fragmento del planeta Tierra y lo estudiamos, quedará claro que todos los elementos están totalmente interrelacionados, como si estuvieran conectados en una red interna oculta para nosotros y que sigue un programa específico llamado, naturaleza.

Podemos preguntar, “¿Qué es un ser humano?” Un ser humano es un caso especial. Por una parte, su cuerpo animal pertenece al mundo animal. Y por lo tanto, es claro que está obligado a existir en conexión instintiva específica con el sistema. Pero además, hay una parte en él que pertenece al nivel hablante y por esto es llamado humano.

En esta parte, pareciera estar desconectado del sistema y se comporta como si el sistema no existiera. El hombre no siente, de forma instintiva, la conexión ni siente la unidad con la red de la naturaleza; por lo tanto, se comporta como le place. Esta forma “libre” de comportamiento, sin ninguna conexión con el sistema, es llamada, egoísmo. En esta relación con el sistema de la naturaleza, el ser humano sólo considera su beneficio inmediato.

Tal vez pensará diferente dentro de veinte años, pero eso no le importa porque sólo ve el flujo de experiencias momentáneas de la vida, que percibe ahora. Si en este momento no posee lo que desea, lo considera castigo. Y si de pronto recibe lo que necesita,  lo considera recompensa.

Naturalmente, al estar desconectado del sistema general, recompensa y castigo se convierten en algo falso, porque no ve que dependen de sus acciones y que por eso comete errores. Existe dentro de un sistema, pero no es capaz de tomar en cuenta todos sus elementos, no siente esa interdependencia. Resulta que toda su percepción de la realidad es incorrecta.

Pregunta: Si lo siento como recompensa y castigo, entonces ¿por qué debo preocuparme de que sean falsos?, recibí lo que quería, ¿no es así?

Respuesta: Entonces ¿por qué hay gente infeliz? Si juzgamos lo que son recompensa y castigo, sólo por nuestra experiencia inmediata y actuamos sólo de acuerdo a esto, intentando gratificar nuestros deseos momentáneos, entonces tendremos que aguantar una decepción tras otra.

Si pudiéramos ganar siempre de esta manera, podríamos aceptar esta objeción. Sin embargo, vemos que constantemente perdemos. Mientras más avanza la persona, más tiene que defenderse, como resultado de su relación egoísta con la vida y de su búsqueda de gratificación inmediata.

No importa cuánto desarrollemos la sociedad, el gobierno, la familia, las ciencias y la medicina, aún no podemos compensar el daño ni la reacción negativa del sistema hacia nuestro comportamiento ¿No debería ser que mientras progresamos en nuestro desarrollo, pudiéramos entender y sentir cada vez más a la naturaleza?

Pero resulta lo opuesto: progresamos más y más en nuestro desarrollo de relación incorrecta con la naturaleza. Constantemente nos alejamos más de la naturaleza, de la conexión con el sistema integral y en última instancia, nos convertimos en individualistas tales, que ya no nos preocupa nada en absoluto, excepto nuestra propia gratificación.

Al final, la persona puede comenzar a usar drogas, para no pensar en nada. No querrá atarse a nadie para permanecer completamente libre y sin ninguna obligación…
[206870]
De Kabtv “Una nueva vida #822”, 2/feb/17

Material relacionado:
Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 1
Recompensa y castigo en nuestra vida, parte 2
Una nueva vida #822 – ¿Hay recompensa y castigo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta