“Recuerda lo que Amalec te hizo”

Torá, Deuteronomio, 25:17-18: Recuerda lo que te hizo Amalec en el camino cuando salieron de Egipto. Cuando te encontró en el camino y castró a los rezagados de tu pueblo, a todos los débiles que se retrasaban, cuando tú estabas exhausto y fatigado. Y no tuvo temor de Dios.

Amalec (acrónimo de ‘Al MenAt LEKabel’, intención con deseo de recibir), es una intención egoísta que toma nuestros deseos más débiles, los captura, roba y mata y, trabaja para ellos egoístamente.  Esto se llama la mortificación de los deseos.

Amalec atacó al pueblo de Israel en su camino de Egipto al monte Sinaí, es decir, los quería regresar a Egipto. En otras palabras, después de salir del egoísmo, en el camino a la primera restricción, ascendiendo por encima del nivel egoísta y recibiendo la Luz desde arriba, aparece Amalek, que trata de tomar todo para sí mismo. Su tarea era tratar de devolverlos a Egipto o al menos, deshacerse de los más que pudiera.

Por lo tanto, es necesario luchar constantemente contra él, porque es la intención contra el Creador. Amalec no son deseos egoístas privados que puedan ser corregidos ahora o después; es la intención ‘para sí mismo’, que no puede ser corregida y sólo puede ser revertida. Por lo tanto, debe ser eliminado y sólo así, se puede realizar la acción opuesta de amor y otorgamiento.

Se dice que ‘no tuvo temor de Dios’. Amalek, como el faraón, no tiene miedo de nada, porque está autorizado por el Creador para hacerlo. En esto, Amalec y el faraón son iguales.
[207612]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 11/feb/16

Material relacionado:
Cambiar egoísmo a otorgamiento
La intención correcta descubre el mundo
Amalek es arrogancia, menosprecio y orgullo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta