Trabajo en ti mismo

Torá, Deuteronomio 25:02–25:03: Si el culpable cometió un delito que se castiga con la flagelación, el juez hará que se incline y sea flagelado adelante de acuerdo al número de latigazos correspondiente. Hasta 40 azotes se le podrá aplicar, no más — no le apliques azotes adicionales, para que tu hermano no quede degradado ante ti.

Pregunta: Está escrito, “Si el culpable cometió un delito que se castiga con la flagelación, el juez hará que se incline y sea flagelado” ¿qué significa “que se incline”? ¿por qué están descritas estas pequeñas cosas con tal detalle?  

Respuesta: No son cosas pequeñas. Es sobre el descenso de la persona a tal estado, que es necesario humillarle, no a él, sino a su egoísmo  y humillarlo de tal forma que vea el egoísmo, en toda su fealdad y no pueda usarlo más.  Considerará que usarlo es una bajeza para el “hombre en él”.

Es el trabajo de uno en uno mismo. Por lo tanto, todos los jueces y jurados son necesarios sólo para ayudar a la persona a entenderse a sí misma. Debe elegir un castigo en forma de golpes que provienen de la cualidad de Biná, cuyo valor numérico es igual a cuarenta —nivel “cuarenta” Debe sentir estos golpes sobre sí y, que es opuesto a la cualidad de otorgamiento.

La sensación de oposición a las cualidades de Biná, comprendiendo lo lejos que se está de alcanzar ese nivel y dándose cuenta del mal en sí mismo, son golpes al ego, no a la persona.
[207285]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno”, 2/nov/16

Material relacionado:
Avanzando hacia la oscuridad
Siempre es más oscuro antes del amanecer
Las diez plagas de Egipto redefinidas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta