“Cuarenta latigazos”

Torá, Deuteronomio 25:01 – 25:04: 1Cuando haya una disputa entre personas deberán presentarse ante el tribunal para que los juzguen. El tribunal exonerará al inocente y condenará al culpable. Si el culpable cometió un delito que se castiga con la flagelación, el juez hará que se incline y sea flagelado adelante de acuerdo al número de latigazos correspondiente. 40 azotes se le podrá aplicar y no más -no le apliques azotes adicionales, para que tu hermano no quede degradado ante ti. No pongas bozal a tu toro mientras trilla.

Los latigazos se nos dan, con el propósito de enseñar a nuestro egoísmo a obedecer a un juez más fuerte y elevado, que es el siguiente nivel. Por lo tanto, uno puede castigar al ego, pero solo hasta el siguiente nivel. Cuarenta es el nivel de Bina. No debe haber más latigazos porque eso se consideraría una humillación.

Si me dan cuarenta azotes, no es humillación ni castigo, sino corrección.

En nuestro tiempo si la gente fuera castigada con golpes por un delito, lo percibiría como humillación. Imagina a un juez diciendo al acusado: “La sentencia es, ya sean cuarenta azotes o 2 años en prisión” ¿es mejor para él servir el tiempo y mantener su honor, que sentirse humillado frente a los demás?  

Antes no había prisiones en Israel. No se mencionan en absoluto en la Torá, porque las prisiones no corrigen. Sólo los golpes pueden corregir.

La gente y la sociedad deben entender que, de esta forma, contraponen al egoísmo que el Creador le impuso al hombre. Si acepta el castigo y la sociedad cree que no hay elección, la persona no debería ser castigada sino recibir ayuda para corregirse. Así, el hombre y la sociedad, trabajan juntos contra el ego. Es precisamente el egoísmo el que recibe los cuarenta golpes, ¡no el hombre!

Es un proceso educativo, no un castigo.

Actualmente, las prisiones de EUA no son llamadas lugares de detención, sino instituciones de corrección. El perro se pone en una jaula y a la persona se le corrige.  

El egoísmo se nos dió desde arriba y debe ser enjuiciado. Por esto, el pueblo de Israel, mencionado en la Torá, se corrigió con ayuda de golpes y no de prisión.

Pregunta: Está dicho: “No pongas bozal al toro mientras trilla”, ¿qué significa?

Respuesta: Cuando una persona asciende un nivel espiritual, el nivel animal tiene que recibir lo que es debido.

Cada uno debe pasar por el estado de golpes y con eso, se eleva al nivel de Bina. Así recibe el castigo y se eleva. Y el animal se queda en su nivel y debe recibir lo que le toca.
[207280]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 2/nov/16

Material relacionado:
Trabajo en ti mismo
Una vacuna anti ego
Los grados del ego creciente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta