Un vidente y un ciego dentro del hombre

Torá, Deuteronomio 27:18 Maldito el que hace extraviar al ciego del camino”. Y todo el pueblo dirá: “Amén”.

Hay un vidente y un ciego dentro de cada uno de nosotros.

El ciego dentro de mí es el que va con fe por encima de la razón, cerrando los ojos. Si, por el contrario, lo desvío del camino, es decir, quiero avanzar según mi juicio, esta perturbación me aleja del objetivo correcto y esto es una maldición.

Comentario: Resulta que el ciego está en el camino correcto y el vidente es maldecido.

Respuesta: Sí. Sin embargo, el hombre se hace ciego. Dice: “Mis ojos no verán, mis oídos no oirán, yo tengo que avanzar con fe sobre la razón”.

Cerrando los ojos, empiezo a adquirir la visión superior, la mente superior y avanzo entre ellas. Al mismo tiempo, voy en contra de mi juicio y de mi mente. Así recibimos herramientas muy diferentes para el avance.
[208575]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 23/nov/16

Material relacionado:
La fe por encima de la razón es otorgamiento por encima de la recepción.
¿Cómo puede el ciego conocer el camino correcto?
Deseos que van en fe por arriba de la razón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: