“Bendita sea tu canasta”

Torá, Deuteronomio 28:04: Bendito sea el fruto de tu vientre y el fruto de tu tierra, el fruto de tu ganado, la cría de tus vacunos y los rebaños de tu lanar.

Si desde el punto de vista del nivel humano aspiras al Creador, entonces todos los niveles inferiores: animal, vegetal e inanimado, también aspirarán a la misma equivalencia. Por lo tanto, siempre habrá una bendición en estos niveles.

Torá, Deuteronomio 28:05-28:06: Benditos sean tu canasto y tu bol de amasar. Bendito seas al llegar y bendito seas al partir

Habla de entrar al grado espiritual y salir de él.

Nuestra vida es una clara consecuencia de la forma en que construimos nuestra equivalencia con el mundo espiritual, con nuestras raíces espirituales.

La Torá no habla de objetos ni fenómenos de nuestro mundo; cabras, ovejas, personas, casas, ciudades y todo lo demás, aunque parece que habla de esto. Todo, son cualidades espirituales de una persona que aspira al mundo superior; todo está dentro de él. La Torá explica cómo estas cualidades son bendecidas.

Comentario: Es asombroso que incluso la salida del grado espiritual y su caída, son bendecidas.

Respuesta: Esta es la salida al ascenso futuro. Está escrito: “La Torá vendrá de Sión”. En estas salidas aparece el siguiente grado: atraes más Luz sobre ti y debes bendecir tanto lo bueno como lo malo.

Está escrito: “Bendita será tu canasta”. Tu canasta y tu bol de amasar son los Kelim (vasijas) que llenas con la Luz superior en ese grado y, lo hace para otorgar.
[209199]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 5/dic/16

Material relacionado:
La mujer no debe usar artículos de hombre
Adherirse a la eternidad
‘Cuando entres al viñedo de tu prójimo’

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta