“El señor te castigará… con una erupción maligna en la piel”

Torá, Deuteronomio 28:35: El Señor te castigará con una erupción maligna en las rodillas y en las piernas, de la que no podrás curarte. Te afectará desde la planta de tu pie hasta la cabeza.

Si los deseos que deben trabajar en otorgamiento, conexión y amor, trabajan por lo contrario, sentirás lepra en ellos. La lesión de la lepra (egoísmo) se esparcirá por todo el cuerpo de tu alma. Tus diez Sefirot serán dañadas por toda clase de lesiones egoístas, para que no puedas sentir ni al Creador ni al mundo superior y, sufrirás.

Pregunta: Sin embargo, a los hijos de Israel se les permitió entrar a la tierra de Israel ¿quiere decir que coinciden con este deseo? Y, de repente, está escrito en la Torá, “El Señor te castigará…”  

Respuesta: ¿Piensas que la tierra de Israel es el Jardín del Edén (paraíso) donde entras y todo está listo para tí y no piensas ni te preocupas por nada más?

Si, te corresponde entrar a esta tierra, pero aún tienes mucho trabajo que hacer. No hay nada más peligroso que estar en la tierra de Israel donde debes transformar todos los deseos en otorgamiento y amor.  

Previamente, esos deseos estaban en un nivel muy inferior y por lo tanto, era suficiente tener una actitud neutral hacia ellos, los llamados “cuarenta años de vagar por el desierto”. Estos son los mismos deseos que tuviste antes en Egipto, durante los cuatrocientos años de esclavitud egipcia y tú —estando en toda clase de relaciones egoístas— no pudiste deshacerte de ellos y sufriste mucho, al darte cuenta que son temibles, desagradables y terribles.

Ahora debes corregirlos para que sean de otorgamiento y amor y esta es la forma más elevada y difícil de la corrección. Por lo tanto, la entrada a la tierra de Israel —que es al estado en el que la persona ha ascendido a este nivel espiritual— implica un trabajo muy complejo y responsable.

Esto incluye problemas constantes, que momento a momento debes resolver dentro de tí, generando amor por los demás en tí. Es la única forma de estar en la tierra de Israel, porque demuestras la creciente similitud al Creador, a la fuerza de otorgamiento y amor.

Pregunta: ¿Se conocen los “límites” de Israel? ¿puedo saber cuánto sufriré o por cuánto tiempo tendré que trabajar en mi egoísmo?

Respuesta: ¡Es sabido en un cien por ciento!

Está escrito que vas a la tierra de Israel de acuerdo a ciertos parámetros y estos parámetros se expanden más y más hasta que todo el globo es cubierto. En otras palabras, los deseos de la humanidad deben ser transformados a la cualidad de otorgamiento y amor para todos. El amor absoluto representa el fin de la corrección universal.

Si no lo haces, serás golpeado por la lepra. A veces esa lesión es incluso necesaria para que veas y corrijas. Al final, hay deseos que pueden ser corregidos sin exponer su completa esencia egoísta y hay deseos que estás obligado a descubrir en su estado pleno, egoísta, fétido; éstos pueden ser corregidos sólo cuando ves en qué grado te devoran.

Pregunta: ¿Por qué está escrito, “El Señor te castigará con una enfermedad dermatológica maligna en las rodillas y en las piernas de la que no podrás curarte”?

Respuesta: Son los grados del alma: NHY, HGT y HBD. Sentirás como si pequeños gusanos se arrastran sobre tí, comen tu carne y roen tus huesos; tu carne desaparece gradualmente y nada queda de tí. Tendrás estos tormentos espirituales hasta que puedas transformarlos a la cualidad de otorgamiento y amor.
[210577]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 14/dic/16

Material relacionado:
Punto de elección
Avanzando hacia un milagro
“El Señor te castigará…”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: