¿Quién escribió el guión del destino?

Pregunta: Si el destino del hombre está predeterminado, ¿cómo se sigue este guión? ¿quién es el director que lo actualiza?

Respuesta: Este programa se actualiza con el poder de una sola fuerza llamada “naturaleza” o el “Creador”, la fuerza superior.

Es una fuerza positiva, benevolente, dentro de la cual, como si estuviera dentro de un campo de fuerza, existe un deseo. El deseo se llama ser creado, porque no existía antes de ser creado por esta fuerza positiva, el Creador.

El Creador, como fuerza benevolente, desarrolla el deseo, colocándolo bajo el “molino de la evolución” y lo obliga a progresar. La fuerza de la evolución nos empuja con dolor y sufrimiento o nos atrae con placer. Después de todo, el material del ser creado es el deseo de recibir placer, de recibir satisfacción.

Debido a esto, el deseo se desarrolla continuamente hacia una complejidad cada vez mayor en su forma. En otras palabras, dentro de este deseo, que hasta ahora sólo siente placer o dolor en respuesta a experiencias de vida, se agrega otro componente -el cerebro, la memoria- por las experiencias traumáticas de la vida.

Toda la experiencia de desarrollo forma dentro del ser creado un programa interno: memoria de estados y condiciones pasadas, que conducen a sensaciones positivas o negativas dentro del deseo de recibir. Todas las situaciones pasadas se registran dentro del deseo como memoria de placer o dolor y también se acumulan dentro del cerebro como experiencias pasadas.

En última instancia, este deseo es capaz de hacer predicciones, construir algunos planes futuros, planear de antemano lo que debe elegir y evitar. Todo se basa en la experiencia previa.

También puede aprender de la experiencia del ambiente: inanimado, vegetal, animal y de otras personas. Así avanza. Pero, independientemente de la complejidad del programa, en su interior no hay elementos accidentales que no se pueden predecir con antelación. Si conociéramos la naturaleza y todas las fuerzas que trabajan en ella, podríamos saber de antemano, medir, entender y observar que los acontecimientos se desarrollarán de una manera particular y de ninguna otra.

Es como si construyeramos una máquina o un sistema informático y supiéramos exactamente cómo debe funcionar en su estado correcto. El hombre es exactamente así, tanto el grupo como la humanidad, no hay nada imprevisto. El problema está sólo en nuestra ignorancia; no significa que haya fallas inesperadas en el sistema. Si son desconocidos, en sólo por nosotros.
[211903]
De Kabtv “Una nueva vida #888”, 25/jul/17

Material relacionado:
Controlando el destino
¿Cómo podemos cambiar nuestro destino?
Una nueva vida #752 – Amo de mi propio destino

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: