“Te comprometerás con una mujer”

Torá, Deuteronomio 28:30: Te comprometerás con una mujer, pero otro hombre se acostará con ella. Construirás una casa, para no la habitarás. Plantarás una viña, pero no la rescataras.

Se trata de la conexión de Zeir Anpin y Nukva.

Cuando Zeir Anpin y Nukva, las partes masculina y femenina, encajan entre sí, estando en la cualidad de otorgamiento, hay conexión correcta entre ellos y su progenie son almas recién nacidas.

Si Zeir Anpin no puede realizar la conjunción correcta con Nukva, entonces nace una progenie errónea llamada “demonios del mar”, “ghouls“, “diablos” -pequeñas cualidades desagradables del hombre en este mundo.

Incluyen envidia, celos, engaño y mezquindad -todo lo que va en detrimento de otros. Todos los deseos que dañan a otros se generan, precisamente por la conexión equívoca de Zeir Anpin y Maljut, desmoralizan al hombre porque debe trabajar para ellos.

Pregunta: Está escrito: “Pero otro hombre se acostará con ella” ¿quiere decir, qué el deseo aún será corregido?

Respuesta: Sí, pero será corregido por otra fuerza, otra intención y, se elevará debido a su conexión con el Zeir Anpin correcto.

Y las malas consecuencias mencionadas antes, surgen precisamente porque quisiste lidiar con ellas. En otras palabras, aquellas partes de Zeir Anpin que hacen una conexión equivocada con Maljut, crearán almas con todo tipo de defectos.
[210017]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 7/dic/16

Material relacionado:
Vence al enemigo en ti mismo
“Deberás borrar todo recuerdo de Amalec”

“La bendición esté contigo en tus graneros”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: