“Tu vacuno será degollado ante tus ojos”

Torá, Deuteronomio 28:31 Tu vacuno será degollado ante tus ojos, pero tú no comerás de su carne. Te quitarán tu burro en tu propia cara y no volverá a ser tuyo. Tus rebaños caerán en manos de tus enemigos y no habrá quién te ayude.

Esto habla de que el hombre no puede usar su estado animal correctamente en bien del otorgamiento.

Todo lo que una vez fue su riqueza espiritual desciende al nivel de los valores egoístas. Esto sucede en el caso de que la persona caiga del grado espiritual en el que debería estar y no pueda dominarlo.
[210116]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 7/dic/16

Material relacionado:
Otorgamiento es vida, recepción es muerte
La línea roja: ¡Cuidado, humanos!
Hay una salida del estancamiento egoísta

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: