El Señor se regocijó

Torá, Deuteronomio 28:63: Tal como el Señor se regocijó con ustedes, haciéndoles el bien y multiplicándolos, así hará que se regocijen contra ustedes destruyéndolos y exterminándolos. Y así serán extirpados de la tierra a la que te diriges para tomar en posesión.

Por un lado, el Creador destruye tus deseos egoístas, los que te impiden cumplir las leyes de otorgamiento y amor, pero Él lo hace de forma mala en lugar de bondadosa. Por otra parte, se regocija porque en cualquier caso la corrección está sucediendo.

En este mundo no podemos apreciarlo, de la misma forma en que no podemos aprobar ni justificar los sufrimientos que ocurrieron durante la inquisición o el Holocausto.

De hecho, esas fueron enormes correcciones, porque no podríamos hacerlas nosotros.

El Creador es la propiedad del grado más alto, que existe en el estado corregido, por lo tanto se dice que Él es dichoso. Pues, esta acción atrae gran Luz a los mundos. Provoca una gran oscuridad dentro de nosotros porque existimos en propiedades opuestas a las suyas.
[211772]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 8/dic/16

Material relacionado:
Trabajo en la tierra de Israel
La serpiente enviada para ayudarnos
¿Agradecer el sufrimiento?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta