La caída del nivel del hombre

Torá, Deuteronomio 28:26: Tu cadáver será alimento para todas las aves del cielo y los animales de la tierra. Y nada los espantará.

Esto significa que caes del nivel divino en el cual podrías permanecer al nivel humano, luego, del nivel humano al nivel animal y, del nivel animal al nivel de “carroña”. Por lo tanto, te vuelves alimento para lo más bajo, el nivel no kosher y erróneo de tu bestia.

Es decir, esta persona que se suponía debería ser Hombre dentro de tí, estos deseos y cualidades, se vuelven carroña que también sirve a toda clase de Klipot (fuerzas impuras) para su fortalecimiento.

Tus deseos egoístas que no te dieron oportunidad de vencer a tus enemigos ante los que te rendiste, porque no los detuviste con fe por encima de la razón, te comen de la forma más impura.

Ibas con fé por encima de la razón, sobre todos los obstáculos que el Creador te puso para unirte con los demás y crear un lugar para Su revelación, pero no lo soportaste. Por lo tanto, todo se fragmentó en sus partes constitutivas, siete partes del Partzuf espiritual, el cuerpo del alma.

Así, el cuerpo del alma cae al nivel humano, pero a donde nada viable queda, sólo puede ser comida para tus fuerzas impuras, cualidades, pensamientos, deseos e intenciones. Esta es la “carroña” que devora al Hombre (Adam) en tí, es decir, las cualidades que están dispuestas para llegar al nivel del Hombre.
[209947]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno”, 7/dic/16

Material relacionado:
Los atributos que nos recuerdan la corrección espiritual
Prueba de la virginidad
“El Señor te castigará…”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta