La oportunidad de elegir tu destino, parte 1

Pregunta: A veces, ciertos eventos ocurren en la vida que se sienten como si alguien los orquestara y a veces parecen absurdos accidentes. En Oriente, existe un concepto de karma y hay un proverbio árabe que dice: “De lo que ha sido prescrito desde arriba, uno no puede escapar”.

¿Está nuestro destino ciertamente predeterminado, como una película que ha sido filmada desde antes, o es posible cambiarlo?   

Respuesta: Todo el escrito de la vida ya se ha hecho con antelación, pero la persona por sí misma determina en qué forma llegará. Después de todo, al hombre se le ha dado el libre albedrío, a diferencia de la materia inanimada, las plantas y los animales, que están bajo el control del “ciego destino”, conocido como el gobierno superior absoluto en la parte de la naturaleza.    

La naturaleza empuja todo en la existencia a través del proceso de evolución, conforme a la teoría de Darwin, o algún otro programa. Un ser humano, a diferencia de todo lo demás, puede tomar el destino en sus propias manos. Si no hace esto, entonces vive como los animales, bajo el total control de la naturaleza, incapaz de influir en su destino, en el cual todo está preasignado.

Al reaccionar instintivamente a todos los sucesos de la vida de uno, la persona no introduce nada nuevo para sí. Si estudiamos exhaustivamente todo sobre nuestros sistemas, psicología, fisiología y todas nuestras propiedades, entonces podremos calcular nuestras decisiones y reacciones ante cada situación en la vida.

Es como una máquina cuyo comportamiento se sabe por adelantado. Sin embargo, no es la máquina la que está en cuestión aquí, sino las influencias externas que recibe, las fuerzas que actúan sobre ella. Lo que le sucede a una persona depende sólo de estas y nada depende de la persona en sí misma. Esto significa que no podemos decir que ella defina su destino. Así es como el 99.99% de la humanidad opera en este mundo.

Ya existen personas que toman el destino en sus propias manos y no reaccionan instintivamente a sus egos y sus propiedades naturales, pero elevándose por encima de su naturaleza e incluso trabajando contra ella. Este es un comportamiento completamente diferente si se compara a todos los de las demás personas ordinarias.  

En otras palabras, es posible salir de este determinismo mecánico. No es simple, pero es posible y no por cuenta de la persona misma, sino con la ayuda de una fuerza especial que existe en la naturaleza, que es llamada la Luz que Reforma. Esta fuerza empieza a actuar sobre nosotros cuando queremos elevarnos por encima de nuestra naturaleza, dado que dentro de la naturaleza todos somos robots operados dentro de una máquina.

Por lo tanto, si atraemos hacia nosotros la fuerza especial que nos empieza a desarrollar, adquirimos una naturaleza superior adicional de otorgamiento, unificación y amor. Será una adición a nuestras cualidades personales y al programa de nuestras vidas. El programa cambiará porque los elementos han cambiado desde que estoy pidiendo un nuevo programa y quiero ir a través de un nuevo camino para subir al siguiente nivel, el próximo grado de vida.

No quiero seguir a la deriva a lo largo de la corriente instintiva que me lleva desde el día de mi nacimiento hasta el día de la muerte, sino ir a través de mi vida en otra forma: estar bajo un nuevo gobierno y reaccionar en forma diferente a él para obtener resultados diferentes. Como un resultado, escapo de mi destino y primera naturaleza y me transformo en un elemento activo de mi nuevo destino.
[211572]
De Kabtv “Una nueva vida” 25/jul/17

Material relacionado:
¿Cómo puedes influir en tu destino?
¿Quién escribió el guión del destino?
Si desea cambiar su destino, cambie su deseo, no su nombre

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: