La oportunidad de elegir tu destino, parte 2

Pregunta: ¿Toda mi vida y todos sus eventos están programados de antemano? ¿De dónde viene este programa?

Respuesta: Toda nuestra realidad es un programa en el que existen y se desarrollan dentro de su flujo. Nosotros mismos somos elementos de este programa sobre los que trabaja y avanza.

El programa es las fuerzas que actúan sobre nosotros y nos llevan a través de diferentes estados. Tú eras un niño, estudiaste, luego entraste al ejército, luego te casaste, tuviste hijos y así sucesivamente. ¿Elegiste lo que a ti te puede pasar? No elegimos nada, aunque tenemos la ilusión de que todo está en nuestras manos y que nosotros mismos decidimos dónde estudiar, con quién casarnos, etc.

Pero todo esto no es cierto. La vida pasa a través de una persona sin preguntarle. Ahora, a los 70 años de edad cuando miro hacia atrás en mi vida, se vuelve obvio para mí que no he elegido nada. Me empujaron a todo tipo de situaciones, me obligaron a reaccionar a los acontecimientos y pasar por diferentes estados.

Con respecto al futuro, todavía podría tener la ilusión de que puedo actuar por mi propia voluntad, pero con respecto al pasado, está claro que no había opciones.

Algunos pueden culparse por haber actuado de cierta manera en lugar de otra, pero la mayoría de los que se hicieron sabios por la experiencia entienden que todo lo que pasó tuvo que suceder, y nada podría cambiarse. Tal es el destino.

Pregunta: ¿Y dónde se registra mi destino y todo lo que me va a pasar?

Respuesta: Se registra en el programa general que existe en el campo de fuerza de la naturaleza dentro del cual existimos.

Pregunta: ¿Cuándo se escribe este programa: antes del nacimiento de una persona, en el momento de su nacimiento, o durante el transcurso de su vida?

Respuesta: Todo el programa ya está escrito desde el principio de la creación hasta su fin. Por supuesto, incluso antes del nacimiento de una persona, hay un programa del camino de toda su vida. Este guión existe dentro del campo de fuerza llamado Shejiná, es un deseo común, que es el material de toda la creación. En este campo, hay una fuerza que avanza el deseo de gozar a su estado final, a la meta prevista.

La fórmula de esta fuerza que actúa sobre un deseo se llama el pensamiento de la creación. El pensamiento de la creación es ese programa, esa fuerza, esa fórmula, que avanza el deseo desde su forma inicial hasta lo último. Para el 99.99% de la gente, este programa está escrito por adelantado, pero para el 0.01%, no está escrito.

Continuará…
[211601]
De Kabtv “Una nueva vida”25/jul/17

Material relacionado:
Nada es casual
¿Cómo cambiar mi destino?
La lógica superior del programa de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta