La práctica espiritual de los deseos

Torá, Deuteronomio 27:22 Maldito el que se acueste con su hermana, hija de su padre o hija de su madre. Y todo el pueblo dirá: ¡Amén!

Todas las leyes de la Torá se refieren, en primer lugar, al estado espiritual del hombre; pues, lo más importante es corregir el alma.

Estas leyes también existen en nuestro mundo, pero sólo como reflejo de las leyes superiores de la naturaleza. Por eso, sólo hablamos de su práctica espiritual y, en ningún caso, de lo terrenal.

Los cabalistas están comprometidos en el trabajo espiritual y los religiosos en lo terrenal. Cabalistas y religiosos divergen en este aspecto, porque los religiosos lidian con hechos físicos de las leyes de la Torá y no con su práctica espiritual.

Pregunta: Está escrito, ‘Maldito el que se acueste con su hermana’ ¿qué significa ‘hermana’ desde un punto de vista espiritual?

Respuesta: Una persona tiene muchos deseos que no puede corregir de forma directa, pues no tiene una pantalla adecuada. Debe crear un sistema y corregir sus deseos ayudándose de subsistemas que forma dentro de sí.

Es decir, no puede influir directamente en sus deseos, que son llamados parientes diversos, como hermana, hija de su madre, suegra, etc.

Estos deseos son corregidos y representados con nuestros familiares, especialmente los más cercanos; los parientes son subsistemas en relación con la persona.
[208836]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 23/nov/16

Material relacionado:
“Parientes” en espiritualidad
La prohibición del incesto
No confundas espíritu y materia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: