No causes que tu hermano cobre interés

Torá, Deuteronomio 23:20: No causes que tu hermano cobre interés. Ni interés de dinero ni interés de comestibles ni interés de ninguna otra cosa sobre las que se suele cobrar interés.

¡Está prohibido dar con la expectativa de recibir más a cambio, es decir, cobrar intereses en cualquier lugar y en cualquier cosa! No puedo darte en uso a mi burro esperando que me devuelvas dos, como es común en la práctica de negocios de hoy. Después de todo, lo que tu me das es tu ganancia, no mía, porque tú eres el que da.

Los judíos eran culpados de usura, pero en realidad, no era usura, sino intereses sobre la deuda. Hasta ahora empezamos a entender por qué se debe devolver una cantidad mayor de dinero al prestamista que la prestó.

Torá, Deuteronomio 23:21: Puedes causar que un no judío cobre interés, pero no puedes causar que tu hermano cobre interés. Así, el Señor, tu Dios, te bendecirá en todos tus emprendimientos en la tierra a la que te diriges para poseerla.

Extranjero” es el deseo que todavía está dirigido “para mí”. En el proceso de corregir estos deseos, quieres extraer el máximo beneficio de la calidad de otorgamiento y cambiar las cualidades egoístas a altruistas con un interés tan alto como sea posible.

En la Torá, cuando está escrito que puedes robar a los no judíos, robarlos a ellos, etc., a lo que se refiere es a la forma que necesitamos para transformar nuestro egoísmo, porque la Torá sólo habla de la corrección interna del individuo.
[206245]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 26/oct/16

Material relacionado:
No se beneficien a expensas del otro
El correcto cálculo de la deuda
¿Cuál es el origen del préstamo del dinero?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta