Responsabilidad global

Torá, Deuteronomio 29:18-29:21: Y que al escuchar las palabras de este juramento se confiará diciendo “me irá bien aunque hiciese lo que me dicte el corazón”, “Agregaré lo regado a lo seco”. El Señor no estará dispuesto a perdonarle, sino arderá Su ira y Su celo contra ese hombre. Sobre él recaerá toda la maldición escrita en este Libro y el Señor extinguirá todo vestigio suyo de debajo del cielo.

El Señor  apartará a ese hombre de todas las tribus de Israel para su desgracia y quedará sujeto a todas las maldiciones del juramento escrito en este Libro de la Torá.

El punto es que la verificación debe ser muy estricta. Con base en una evaluación totalmente nueva de análisis, identificación, separación y corrección de ciertas propiedades. Y sólo después, tiene lugar el uso correcto del deseo de recibir en aras de otorgar.

Después de todo, comienza un periodo en que recibes en tu egoísmo, la revelación superior, para transmitirla a otros. Eres el enlace que transmite a las otras almas o a las otras partes del alma colectiva. Por lo tanto, si transmites ese veneno, que tal vez no te das cuenta que está en ti, entonces se convierte en tu problema multiplicado muchas veces. Eres responsable.

Está escrito: “Y que al escuchar las palabras de este juramento se confiará diciendo ‘me irá bien aunque hiciese lo que me dicte el corazón’”. Es decir, dependes de otros. Cuando comienzas a trabajar el la tierra de Israel, estás conectado a otros y ellos dependen de ti, porque, de alguna manera, para ellos eres un representante del Creador.
[212881]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 9/ene/17

Material relacionado:
Adquiriendo mi alma
El pueblo del libro con el programa de la creación
¡Mi amigo es un representante del Creador!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: