Verás el mundo futuro en tu vida

Torá, Deuteronomio 28:45: Así, recaerán sobre ti todas estas maldiciones y te perseguirán y te alcanzarán hasta acabar contigo, si no obedeces la voz del Señor, tu Dios y no llevas a la práctica Sus mandamientos y Sus decretos, que Él te ordenó.

El hombre lentamente está siendo aniquilada hasta que llegue a comprender que lo que el Creador quiere, es que sea similar a Él, es decir, que todas sus acciones sean en beneficio de los demás, no para él mismo.

Torá, Deuteronomio 28:46-47: Todo eso será señal y evidencia contundente contra ti y tu descendencia, para siempre, dado que no serviste al Señor, tu Dios con regocijo y buen corazón cuando todo era abundancia.

Al mismo tiempo, brevemente se nos dio el estado en que ‘todo era abundancia’, pero no aprendimos nada. El egoísmo prevaleció y el pueblo de Israel cayó del nivel de otorgamiento, amor y conexión, se hundió una vez más en una guerra intestina y esto terminó su historia en la tierra de Israel.

La caída fue terrible. La gente se mataba mientras luchaba. Algunos luchaban por ser espiritualmente puros y por hacerlo todo, sólo para otorgamiento y amor mutuo. Otros no los entendieron, creyeron que sólo los robaban y privaban de una cómoda vida egoísta. Por lo tanto, la guerra se hizo en todos los niveles, tanto espirituales como materiales.

Los sabios, al ver que el pueblo no podía guardar los mandamientos en la forma en que fueron dados, para vivir en semejanza al Creador, gradualmente les permitieron hacerlos mecánicamente, de forma externa.

La gente empezó a creer que esto era obedecer los mandamientos del Creador. Así apareció el judaísmo que existe hasta ahora.

Las guerras cesaron paulatinamente y a los judíos se les dio oportunidad de vivir en estado de exilio y de, mecánica y externamente, mantener los mandamientos, aunque, de hecho, los mandamientos implican la corrección gradual del egoísmo en sus 613 deseos particulares, hasta el nivel de amar al prójimo como a sí mismo.

Sin embargo, cuando el pueblo los transformó en acciones físicas ordinarias, fue posible que cada egoísta que cayó del nivel espiritual, considerara que así cumplía los mandamientos del Creador y que pueden ser llamados ‘el pueblo de Israel’.

Supongamos que la ablución de las manos, simboliza purificación de los deseos de la intención egoísta, porque las manos representan los deseos del hombre. Inmersión en el agua significa lavar todo el egoísmo. Dar a otros, es salir de ti mismo. Sin embargo, la gente, al hacerlo y compartir algo con los demás, cree que hace actos nobles. Es decir, todos los mandamientos espirituales se convirtieron en acciones de nuestro mundo.

La gente empezó a creer que con esto, tenía derecho al mundo futuro después de la muerte. Sin embargo, no es así. Está escrito en la Torá, ‘Verás tu mundo en tu vida’.

Es decir, si sigues correctamente las órdenes de la Torá, inmediatamente lograrás el mundo superior, donde actuarás en tu alma.

Percibirás el nuevo mundo en tus sentimientos internos corregidos, es decir, en las fuerzas de otorgamiento y amor y en la fuerza general llamada, Creador, que se revela.
[211028]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 19/dic/16

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta