El poder de la sociedad espiritual

Baal HaSulam, La última generación: Si alguien desea abandonar la sociedad a favor de otra no debe ser detenido de ninguna manera, incluso si eso es dañino para la sociedad.

Debemos tomar consciencia que en la sociedad futura, hacia la cual gradualmente avanzamos, lo más importante es la correcta participación del hombre.

Puede ser un gran especialista en algo, pero si no acepta el marco de la sociedad y no quiere ser igual a todos, entonces no puede permanecer en la sociedad sólo como especialista. Después de todo, antes que nada, aceptamos a la persona no porque es especialista sino porque es amiga.

Pregunta: Me gustaría entender, ¿qué puede hacerle a la sociedad?

Respuesta: Puede imponer sus pensamientos a otros. No hay nada peor que eso. Personas listas con mente aguda y sensaciones agudas, pero con egoísmo no corregido, pueden dañar seriamente a la sociedad.

El alcance del Creador viene de la conexión entre la gente, cuando todos se vuelven iguales, cada uno anulándose y ajustándose a los otros. Es decir, el “más grande”, es el que se hace el más pequeño. Esas son dos cualidades completamente opuestas.

Por lo tanto, la gente con enorme deseo egoísta, que constantemente se esfuerza, incluso de forma inconsciente, en ir por delante, no pertenecen a esa sociedad. Se les presenta la condición: si son incapaces de cambiar y ser como todos los demás, tendrán que abandonar la sociedad.

La persona puede no ser sobresaliente, tener cualidades promedio, pero es amiga y no alguien que todo el tiempo salta e intenta brillar con sus cualidades egoístas. Los individualistas no son necesarios.

Sólo una masa cohesionada puede producir un resultado espiritual ¡No hay otra manera! El poder de la sociedad espiritual está en su centro, en la unión de todos y en la aspiración común.

Pregunta: ¿Puede una persona con un gran ego anularse ante la sociedad? ¿cómo lo hizo usted?

Respuesta: Yo era un gran egoísta, en desacuerdo con el grupo en muchas maneras. Me sorprende cómo me toleraron. Sin embargo, al final, a través de circunstancias muy difíciles, me las arreglé para entender que debía doblegarme.

Comentario: Pero usted tenía un maestro Rabash. Se anulaba ante él.

Respuesta: Esto lo hizo incluso más difícil. Cuando tienes un maestro a tu lado, que te sostiene, entonces necesitas anularte mucho más. Es muy difícil.

Sin embargo, no hay hacia dónde escapar. Si la persona es persistente y acepta todo lo que la sociedad le indica, entonces, al final, recibe ayuda de arriba.

Pregunta: Entonces, ¿esto significa que es de alguna manera posible trabajar con el carácter y las cualidades que te son entregados por la naturaleza?

Respuesta: Sólo si el Creador lo hace. Si el Creador no construye el Templo, es decir el alma, entonces todos los intentos de la persona son en vano.
[211201]
De Kabtv “La última generación” 19/jun/17

Material relacionado:
La sociedad futura: Espiritual y material
Ala cabeza de la sociedad futura
El principio ideal de la sociedad del futuro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta