Los demócratas están peleando contra la democracia

La única manera de construir una nueva realidad es a través de la educación integral. Después de todo, cada intento que hace la humanidad por corregir su estado fracasa cada vez y causa incluso un daño más grande. Esto es porque la causa de todos los problemas y las formas perversas de nuestro desarrollo está sólo en nuestro egoísmo.

Es el egoísmo el que nos empuja a desarrollarnos y por lo tanto constantemente hacemos crecer nuestro deseo egoísta. En lugar de satisfacerlo, sin embargo, fracasamos cada vez y nos encontramos incluso más devastados.

Esto es claramente visible en el mundo moderno que está supuestamente basado en la democracia y el liberalismo. Después de todo, la más grande “democracia” que estaba floreciendo en la actualidad en los Estados Unidos de pronto ha comenzado a degenerarse, prácticamente cayendo en el nazismo. La mitad de las personas no están de acuerdo con los resultados de las elecciones democráticas y en realidad intentan evitar que el presidente electo tome el poder.

Esto sólo sucede en países con los regímenes más radicales ¿Podría estar gestándose una revolución en los Estados Unidos? Puede verse que el egoísmo lleva a una persona a un estado en el cual todas sus bases liberales y democráticas colapsan. La democracia existe para él sólo mientras le conviene. Sin embargo, tan pronto como vaya en contra de su opinión, inmediatamente está dispuesto a abandonarla y tirarla a la basura.

Claramente, todo esto surge del egoísmo excesivamente desarrollado y es obvio que no existe solución para esto. Hemos llegado a esos interesantes resultados debido a nuestro desarrollo egoísta. El bienestar de la sociedad está ahora directamente en manos de la élite rica.

¿Entonces qué tipo de democracia, liberalismo y pluralismo es este si los diarios y los medios están en manos de los ricos que determinan hacia dónde quieren torcer la sociedad, el país y el mundo en general? Por lo tanto, al menos, no debemos engañarnos y creer en las noticias al llamar a esos sistemas con los nombres de democracia y liberalismo.

Esto no es democracia en absoluto, en su lugar, representa propaganda de opinión, benéfica sólo para el que le paga al dueño del diario. Y como resultado, esta opinión se manifestará porque una y otra vez, año tras año, se disemina a través de miles de medios y diarios así como vía internet.

De esta manera, el público gradualmente obtiene una opinión retorcida sin caer en cuenta de cómo cambia y se convierten en especies de zombis de acuerdo al deseo del que paga y ordena la “música”. La élite rica quiere formar una cierta opinión entre las personas y por lo tanto paga para apoyar a los diarios, los medios, y las redes sociales.

Este es un estado útil y avanzado. Después de todo, mientras nuestro egoísmo era pequeño no veíamos nuestros vicios. Hoy en día, el defecto es revelado a tal grado que las personas en América y Europa están tomando las calles, gritando, e instigando disturbios. Se ha vuelto obvio para todos que este no es el estado con el que la humanidad ha soñado.  

El sueño americano y nuestras esperanzas por una Europa unida se han fundido. En realidad, esos sistemas han resultado ser bastante opuestos a lo que habíamos pensado. Esto es porque nuestro egoísmo nos guía de esta manera. Estamos intentando corregir cosas exteriores: el mundo, el medio ambiente, y la forma que asume la sociedad para organizar nuevos partidos y extender nuevas influencias en las personas. Y esperamos corregir algo de esta manera.

Como resultado, habrá más oficiales de policía, hospitales y otras organizaciones que ayuden a los necesitados, pero nada bueno surgirá de ellos. Después de todo, la causa de todos esos defectos está oculta en nuestro egoísmo y es este egoísmo el que necesita ser corregido.

Por lo tanto, en lugar de lidiar con la corrección del mundo externo, es necesario investigar y corregir el mundo interno de una persona. El mundo entero es percibido dentro de una persona y vemos tantos vicios a nuestro alrededor en la sociedad humana porque nosotros mismos, estamos corrompidos en el interior. Si nos enfocamos en corregir nuestras propiedades internas, simultáneamente aprenderiamos cómo corregir el mundo externo.

Estamos viviendo en una época en que la humanidad está comenzando a revelar las consecuencias de sus muchos miles de años de desarrollo y está buscando una respuesta.
[203332]
De la segunda parte de la lección diaria  de Cabalá 3/feb/17. Lección sobre el tema: Mishná Arosa (Documento de Arosa), “¿Qué debe hacerse?”

Material relacionado:
Cómo lograr una verdadera democracia
La democracia beneficia sólo a la clase media
El ascenso y la caída de la democracia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta