Newsmax: ”El motivo de Paddock es desconocido pero el motivo de la violencia está en todas partes”

El portal más grande Newsmax publicó mi nuevo artículo “El motivo de Paddock es desconocido pero el motivo de la violencia está en todas partes

Como era de esperar, la masacre de Las Vegas revivió el debate del control de armas en Estados Unidos. Pero nadie parece considerar un debate más amplio sobre la causa de la violencia en curso en EUA.

‘Aún no tenemos claro ni el motivo ni la razón’, dice el subsecretario Kevin McMahill del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas, una semana después de la masacre. Pero no solo los detectives de la policía buscan tenazmente respuestas. Todos las buscan.

La respuesta que viene a la mente es que Stephen Paddock, blanco, de 64 años, sin antecedentes penales, era una psicópata. Un loco. Una persona profundamente perturbada, cuyas acciones sin sentido, pueden nunca ser completamente entendidas.

Pero hay un problema con esa respuesta. Excluye a Paddock y todo lo relacionado con él, como si fuera extraño, lo separa de nuestros valores sociales y rechaza toda asociación de su imagen, con nuestra cultura. Y al hacerlo, nos impide vernos en ese espejo, como sociedad.

Paddock pudo haber sido un psicópata y algunos incluso sugieren que los genes criminales de su padre, jugaron un papel. Pero Paddock es también una réplica del horrible escenario que se repite, una y otra vez, en Estados Unidos. Logró dejar una dolorosa cicatriz en la memoria colectiva, como el tirador masivo más mortífero de la historia de EUA, pero, ¿nos enteramos de que la semana anterior hubieron otros seis tiroteos masivos?

Ampliar la discusión

Es espantoso descubrir que un tiroteo masivo, que se define como tiroteo a, al menos, 4 personas en un solo incidente, ocurre en EUA cada 9 días en promedio y más de 30,000 personas mueren cada año por incidentes relacionados con armas de fuego. Más que de sida, malnutrición e incendios, por nombrar algunos. Ningún otro país en el mundo desarrollado se acerca a estos números. Además, sociólogos de la Universidad de Yale han mostrado que la violencia armada es una epidemia social que se extiende en el tiempo.

Pero aún más sorprendente es el hecho de que las tasas de mortalidad general por asalto, que incluyen, entre otras, el uso de armas, revelan una imagen similar: EUA es significativa y consistentemente más violento que otros países de la OCDE, desde la década de 1960. Con esto en mente, lo que deberíamos debatir es una epidemia social de violencia, en la cual las armas son sólo la expresión más ruidosa y nociva.

Así, en lugar de limitar la discusión al motivo de Paddock y al debate sobre el control de armas, creo que en EUA se debería llevar el discurso público a formular la pregunta: ¿Qué alimenta las tasas de violencia tan altas en Estados Unidos?

Como sacado de una película

El oficial David Newton del Departamento de Policía de Las Vegas dijo a 60 Minutes en CBS que irrumpir en la habitación del hotel de Paddock y encontrar su cuerpo junto a su arsenal de armas fue como ‘una película’. Newton, sin notarlo, señaló una de las principales variables que habitualmente quedan fuera de la ecuación y que explican los niveles extremos de violencia en EUA: las innumerables imágenes de violencia que ve el pueblo estadounidense.

Con programas de televisión que muestran 812 actos violentos por hora, el estadounidense típico observará 200,000 actos de violencia, incluidos 16,000 asesinatos, antes de cumplir 18 años. Y solo en televisión. Cuando tomas un momento para considerar el impacto que esto tiene en nuestro clima social, ¿es realmente tan sorprendente que escenas violentas similares se reproduzcan en la vida real?

Estamos atrapados en un círculo vicioso que hace fácil ignorar sus consecuencias psicológicas: los productores de contenido están llevando sus escenas violentas al extremos, eso atrae al público y lo mantiene interesado. Al mismo tiempo, lo hace insensibles a lo que ve. El resultado es una sociedad cuyas actitudes y normas relativas a la violencia alcanzan un nuevo mínimo cada vez.

Gradualmente nos acostumbramos a la aparición continua de actos extremadamente violentos y, se convierten en parte ‘normal’ de la vida cotidiana.

Cada dos días, el mismo número de personas que en el tiroteo en Las Vegas, son asesinadas intencionalmente con armas de fuego, pero estos asesinatos no son noticia. Todos los días, la violencia doméstica cobra la vida de casi 3 mujeres, pero estas muertes no llegan a la conciencia del público. Se necesita un tiroteo masivo, desde el piso 32, para conmover a la sociedad.

Nutrir sistemáticamente a la humanidad común

Así que, independientemente de dónde se encuentren en control de armas, si se quiere sanar la tendencia violenta en EUA desde su raíz, es necesario lidiar con algo mucho más profundo: la cultura que la engendra.

La mañana después del tiroteo en Las Vegas, el presidente Trump dijo: ‘Hacemos un llamado a la unidad de la ciudadanía, a la unidad de la comunidad y a la comodidad de nuestra humanidad común. Nuestra unidad no puede ser destrozada por el mal. Nuestros lazos no se pueden romper con la violencia ‘.

Toda persona sensata, estará de acuerdo con esta afirmación. Pero para que su efecto dure más de un día, debemos trabajar consistentemente en nuestra unidad para que sea más poderosa que nuestro mal, que es el surgimiento potencial del ego humano. Y sólo si regularmente fortalecemos nuestros lazos y nuestra humanidad común, la violencia entre nosotros ocurrirá rara vez.

Desde hace tiempo, los científicos sociales han establecido que somos susceptibles a ejemplos, normas y valores de nuestro entorno. Debemos entenderlo y cultivar a diario, un clima social que nutra nuestra humanidad común. Si empezamos a hacerlo de forma sistemática, seguramente veremos un EUA menos violento y podríamos evitar que ocurra el próximo Paddock.
[215055]

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: