Y aprenderán a temer al Señor

Torá, Deuteronomio, Vayelej, 31:12–31:13: Deberás reunir al pueblo -hombres, mujeres, niños y al prosélito que vive en tus poblaciones- para que escuchen y aprendan a reverenciar al Señor -tu Dios- y cumplan todas las palabras de esta Torá. Y así, los hijos de ellos, que no saben, escucharán y aprenderán a temer al Señor -tu Dios- durante toda su vida en la tierra a la que se dirigen cruzando el Jordán, para tomar en posesión.

Temer al Creador es lo que sostiene al hombre, especialmente durante los cuarenta años del viaje a través del desierto. Y en la tierra de Israel, la cualidad del miedo se mueve a otro nivel.

En el desierto, el miedo estaba en que yo fuera capaz de restringir el uso de mi egoísmo para mi propio beneficio, pero en la tierra de Israel es una cualidad completamente diferente: donde yo puedo usar mi egoísmo para otorgar y amar a los demás. Una inversión en el uso del egoísmo sucede aquí.

Por lo tanto, Moisés advierte al pueblo; después de todo, esto no es sólo muy difícil de hacer, es incluso difícil imaginar cómo hacer. No puedo prohibirme disfrutar. ¿Seré capaz de permitirme disfrutar y especialmente en favor del Creador? Es mucho más fácil prohibirlo.  

Pregunta: Está escrito, “Reunir a la gente: hombres, mujeres y niños y extraños en tu ciudad” ¿qué significa eso?

Respuesta: Todo esto son las cualidades internas de la persona. Déjales escuchar las advertencias de Moisés, porque cada una de ellas debe pasar su propia corrección. Solo después de eso puedes entrar a la tierra de Israel y comenzar a trabajar con tus deseos “en favor del otorgamiento”.
[214359]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 23/ene/17

Material relacionado:
“Vida por vida, ojo por ojo”
No hay división en la espiritualidad
La práctica espiritual de los deseos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta