“Escuchen cielos, que la tierra atienda”

Torá, Deuteronomio 32:01: Escuchen, cielos, que hablaré; que la tierra atienda los dichos de mi boca.

Moisés llevó a los hijos de Israel al estado en el que dos partes opuestas, Bina y Maljut, dos cualidades dentro de cada uno y en la creación en general, se fusionan. La voz que viene de Bina puede llegar a Maljut, es decir, del cielo a la tierra y la voz de la gente puede elevarse de la tierra (Maljut) hasta el cielo (Bina).

La conexión entre Bina y Maljut es lo más importante que tenemos. De Bina recibimos la cualidad de corrección, la cualidad de otorgamiento que se agrega a la calidad de Maljut (recepción) y logramos recibir para otorgar.

A partir de este momento, el pueblo de Israel ya está preparado para cruzar el Jordán y entrar en la tierra de Israel. La tierra de Israel son los deseos que necesitan corregirse en su recepción para que sea para otorgar. Moisés prepara a la gente para eso.
[214931]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 30/ene/17

Material relacionado:
Las sutilezas de recibir con el fin de otorgar
Entre Maljut y Bina
Estás cruzando el Jordán para llegar a poseer la tierra

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta