Mentira y verdad, parte 1

Pregunta: La verdad es que mentimos casi constantemente y cada día, empezando por pequeños trucos y encubriendo pequeños defectos hasta el mayor engaño y calumnia. Mentir es parte de nuestra vida.  

El niño empieza a mentir desde temprana edad, incluso sin entender lo que está haciendo. Nos conmueve cuando un niño con su cara manchada de chocolate responde con toda seguridad, “No fuí yo!” a la pregunta, “¿Quién se comió el dulce?” Así que, ¿cuál es el significado de la mentira y cómo desarrolla a una persona?

Respuesta: Las mentiras yacen en la base de la creación, como el opuesto de la verdad. La verdad y la mentira son de igual importancia, porque no puede existir una sin la otra. Debemos evaluar una en relación a la otra, de lo contrario, no sentiremos nada. No hay mal sin bien; no hay bien sin infortunio; no hay oscuridad sin luz, etc.

Por lo tanto, siempre hay una mentira dentro de la verdad y vice versa. Si profundizamos en los principios básicos de la creación, ahí existe la Luz, que es la verdad. Finalmente, la Luz es lo único que existe; hay sólo otorgamiento en la conexión común de todas las partes de la creación. Una mentira, la oscuridad llega cada vez que se desea separar, desunir e incluso romper toda la creación.

Esto es precisamente lo que sucedió cuando el pecado del Árbol del Conocimiento. Está escrito que una mentira sólo puede existir si surge de alguna forma de verdad. Por lo tanto, Adam y Eva (Havah) probaron primero la manzana, porque estaban seguros de que era posible comerla y disfrutarla en favor del otorgamiento y podía no ser prohibición. Esta fue de hecho la verdad.  

Sin embargo, cuando siguieron comiéndola, ya no podían evitar la tentación y se encontraron a sí mismos en una mentira. Es decir, la mentira surge de la verdad y nosotros somos resultado de la mentira, de ese tremendo rompimiento que sucedió a nuestras almas en su principio.

Por lo tanto, si queremos llegar a la verdad, debemos ir a través de las mentiras, pasar por ellas como a través de un bosque oscuro, denso y luego, posiblemente alcancemos gradualmente la verdad.

Es “posible” porque en verdad es extremadamente difícil. Además, esta oportunidad depende de nuestro desarrollo, el cual es provisto por la sabiduría de la Cabalá, a través de la Luz que retorna a la fuente. A fin de cuentas, de otra forma no vemos en absoluto dónde está la verdad y dónde está la mentira, exactamente como el niño que asegura que no ha comido el dulce, a pesar de la evidencia obvia. No entendemos y no nos damos cuenta de nuestra mentira, porque la mentira es nuestra cualidad primordial.

Por lo tanto, debemos perdonar las mentiras, tratarnos unos a otros con comprensión y, debemos aprender a elevarnos por encima de todas estas mentiras, percibiéndolas como lindas travesuras de niños. Después de todo, esta es nuestra naturaleza.

El mundo no puede existir sin la mentira y es sólo en la presencia de las mentiras que la verdad puede existir. Es bueno si existen en cantidades iguales, porque hasta ahora  vivimos en el mundo del engaño completo. Y aquellos fragmentos de verdad que existen en ella, son sólo para hacer parecer una mentira como verdad.
[216837]
De Kabtv “Una vida nueva” 16/nov/17

Material relacionado:
Una nueva vida #324- Verdad y mentira
De la mentira a la Luz
Hacia la Verdad a través del Engaño

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta