“Moisés -servidor del Señor- murió alli”

Torá, Deuteronomio 34:1-34:4: Y Moisés ascendió desde las planicies de Moab al monte Nebo, a la cumbre que mira a Ierijó. Y desde allí, el Señor le hizo ver toda la tierra: el Guilad hasta Dan, todo Neftalí, la tierra de Efraím y de Menase, toda la tierra de Iehudá hasta el Mediterráneo, y la zona del sur y la llanura -el valle de Ierijó, ciudad de las palmeras- hasta Tzóar. El Señor le dijo: “Ésta es la tierra que juré a Abraham a Itzjak y a Jacob, diciendo: ‘A tu descendencia la entregaré’. Te he permitido que la vieras con tus ojos, pero no cruzarás hacia ella.

La cualidad de Moisés no está en la tierra de Israel porque la tierra se relaciona con Maljut y con los grados que vienen de Bina a Maljut y Moisés es Bina superior.

La misión de Moisés termina ahí y se dice que ‘murió’.

Torá, Deuteronomio 34:5-34:6: De este modo, Moisés -servidor del Señor- murió allí en la tierra de Moab, por la palabra del Señor. Él lo sepultó en un valle en la tierra de Moab, frente a Bet-Peor. Nadie conoce el lugar de su sepultura, incluso hasta hoy día.

El lugar de su entierro es desconocido porque Bina no tiene un lugar. Es un estado que no está en la tierra de Israel. Sin embargo, física e históricamente, se puede encontrar porque se refleja en el mundo material.

En nuestro mundo, hubo gente de Israel que salió de Egipto, atravesó el desierto y llegó a la tierra prometida. Es decir, la raíz espiritual necesariamente debe reflejarse en forma terrestre en nuestro mundo. Por lo tanto, todo se puede encontrar.
[216218]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno” 6/feb/17

Material relacionado:
La consumación de la misión de Moisés
Y Moisés bendijo a los hijos de Israel
“Tú no cruzarás este Jordán”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: