Newsmax: “Los ¨millennials¨ no saben el socialismo que piden”

Mi último artículo en Newsmax: “Los ¨millennials¨ no saben qué socialismo piden”

Un monumento de Vladimir Ilich Ulyanov (Lenin) frente al Pabellón Central en el Centro de Todas Las Exposiciones de Rusia en Moscú, Rusia. (Danielal / Dreamstime)

Hay una razón importante por la cual el socialismo falló horriblemente en el pasado, y las mentes jóvenes de hoy deben tomar eso en cuenta.

Más ¨millennials¨ estadounidenses están hartos del capitalismo y preferirían vivir en un país socialista. Esa es la tendencia que encontró una encuesta realizada el mes pasado por YouGov y Victims of Communism Memorial Foundation, ya que los ¨millennials¨fueron el único grupo de edad de los EE.UU. Que favoreció el socialismo sobre el capitalismo.

¿Por qué los ¨millennials¨estadounidenses se sienten atraídos por el socialismo? Cuando piensas en explotar las deudas estudiantiles, las altas rentas, los salarios estancados y la inseguridad laboral, ¿por qué el socialismo no debería aparecer en sus mentes como una solución potencial para resolver estas tensiones, con sistemas que subsidien todas sus necesidades?

Los ¨millennials¨indican un cambio de espíritu en la sociedad

En las últimas tres o más décadas, ha habido un cambio significativo en las placas tectónicas subyacentes al espíritu humano. El espíritu del sueño estadounidense de los niños sobresalientes (baby boomers) evolucionó diferente a unos milenarios fundamentalmente. Mientras que la generación de los baby boomers luchó por la prosperidad del mañana, los ¨millennials¨ se conformaron con la conveniencia de hoy.

Las posesiones que usábamos para ahorrar y esperar para comprarlas ahora están disponibles el momento después de que pensamos en ellas. Nuestro deseo de ser reconocidos y admirados públicamente ya no necesita pasar la aprobación de especialistas o ejecutivos de la industria, pero puede cumplirse al instante en las redes sociales. Ser inteligente hoy no se trata de memorizar y recordar información, como una vez nos capacitamos y probamos incesantemente. Nuestros dispositivos tecnológicos son “inteligentes”, y nuestra imagen está ligada a cuán hábiles somos acerca de usar toda esta tecnología para nuestro beneficio.

Esa es la paradoja socioeconómica única de la generación de los ¨millennials¨: trabajar mucho y duro ya no es para lograr lujos, sino las necesidades. A través de desarrollos tecnológicos, hemos hecho que los frutos de la riqueza, la admiración pública y el conocimiento estén disponibles y libres de luchas. Y, sin embargo, la lucha de los ¨millennials¨de hoy es mantenerse al día con los costos de alimentos, vivienda, educación, atención médica y cuidado de niños.

Un resultado natural de este proceso es que el socialismo brote en las mentes de los ¨millennials¨: “¿Por qué tengo que romperme el cuello solo para llegar a fin de mes?”

Donde el socialismo se queda corto

Como alguien que experimentó el “socialismo” ruso de primera mano durante mis años universitarios, estoy seguro de que los ¨millennials ¨estarían interesados en la primera parte de la historia que les puedo contar, sobre un gobierno que descarga el peso de los hombros de las personas, se ocupa de todas sus necesidades básicas y no deja a nadie sin alimentos asequibles, vivienda, educación, transporte, atención médica y cuidado de niños. Pero, ¿cuál es el otro lado de la historia?

El socialismo no tiene en cuenta el estado predeterminado de la naturaleza humana: la necesidad fundamental de realizarse uno mismo antes que cualquier otra persona. El hecho es que las personas no desean vivir sus vidas para beneficiar a otras personas.  Cualquier esfuerzo sobrante que uno haga dentro de un sistema socialista no ve un superávit directo, e incluso si podemos ver cómo todos estarían mejor en una sociedad comunal, no podríamos renunciar a nuestra ganancia individual. Nuestra propia naturaleza no nos deja.

Por lo tanto, las personas carecen de motivación para trabajar en beneficio del todo. El enfoque soviético a este problema fue empujárcelo a la gente por la garganta y esperar que estuvieran agradecidos más tarde. Pero, luego incluso su esfuerzos cayeron en la misma motivación y el sistema explotó en violencia y sufrimiento impensable.

Cómo los ¨millennials¨pueden presionar para una sociedad mejor

Depende de las personas que quieran beneficiar a otras personas. Las personas deben estar orgánicamente motivadas para contribuir con la sociedad, deseando que todos sean felices y seguros. Este no es nuestro estado predeterminado y ciertamente no es donde está la sociedad ahora.

Sin embargo, existe en potencial. Todos están de acuerdo en teoría con ideas de igualdad, altruismo, consideración mutua y amabilidad, pero en la práctica, estas ideas no pueden ser forzadas, necesitan gradualmente hundirse en el espíritu humano y cambiarnos desde adentro si es que vamos a considerar una estructura social que los aplique.

Si comenzamos a participar regularmente en la conexión -en programas enriquecidos, podríamos cultivar nuestro potencial natural para la conexión humana. Creo que la iniciación más pragmática de esto podría comenzar con nuestros hijos. La preocupación por su futuro puede ser nuestra motivación para trabajar en una sociedad mejor. Al enfocarnos en criar a la próxima generación para estar mejor conectados socialmente, nosotros los adultos también estaríamos positivamente influenciados por este proceso. Así, crearemos los comienzos de un ambiente de apoyo para los ideales de conexión que podrían florecer en algunos cambios prácticos y equilibrados en la sociedad.
[216827]

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: