¡No te pierdas!

No habrá ninguna prostituta entre las hijas de Israel, ni sodomita entre los hijos de Israel  [Torá, Deuteronomio, 23:18]

Las cualidades masculinas y femeninas de una persona deben ser claramente dirigidas hacia el propósito de la creación, al otorgamiento de amor entre todos, y de ninguna manera hacia uno mismo.

¡No te pierdas! No dirijas todos tus deseos, intenciones, fuerzas y cualidades para tu propio beneficio, sino sólo para el beneficio de los demás.

No traerás el pago de una prostituta o el precio de un perro a la casa del Señor, tu Dios, por ninguna promesa, porque ambos son una abominación para el Señor, tu Dios. [Torá, Deuteronomio, 23:19]

No derivarás ningún beneficio para ti mismo, ni siquiera de acciones egoístas en el nivel corporal. Esto es una prostituta (un deseo egoísta) en ti.

Si actúas egoístamente por tu propio beneficio, entonces ten en cuenta que no podrás construir tu futuro templo (tu futuro estado) en base a esto. Después de todo, con esta acción estás gratificando tus deseos salvajes, bárbaros, en alguna forma. Esto no es acerca del cuerpo de una persona, sino de su alma, porque la sabiduría de la cabalá trabaja solo con el alma. Por lo tanto, debes alimentar el cuerpo, darle agua, lavarlo, ponerlo a dormir, y darle todo lo que necesita con límites razonables. Y si vas más allá de esos límites, te vuelves una prostituta, es decir vas de tus fuerzas espirituales a las corporales.

Pregunta: Entonces, en principio, toda la humanidad puede ser considerada como prostituta?

Respuesta: Hemos creado tales ídolos para nosotros mismos que las cosas no pueden empeorar porque pensamos solo en satisfacer nuestro egoísmo.
[206203]
De Kabtv “Secretos del libro eterno” 26/oct/16

Material relacionado:
Una mujer es una copa de bendición
La pureza de la mujer
“Para que pueda taparse con su manto”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta