¿Por qué la naturaleza nos castiga? parte 1

Pregunta: La tierra es nuestra casa común pero últimamente el caos la gobierna. El año pasado, un número récord de desastres naturales han ocurrido: Severos incendios, inundaciones y huracanes que impactaron países enteros así como a individuos, y resultaron en un enorme daño material y emocional. .

La vida tranquila está llegado a su fin. Se sabe que la tierra ha pasado por varios períodos geológicos, algunos de los cuales son muy inestables. ¿Esas catástrofes ecológicas son inevitables y como resultado del curso de desarrollo natural de la tierra o, son algo excepcional que no puede ser evitado?

Respuesta: Todas esas catástrofes pudieron haber sido evitadas dado que la naturaleza sólo se vuelve inestable porque las personas no pueden equilibrarla. La naturaleza siempre nos ha empujado hacia el desarrollo creando condiciones difíciles para nosotros, como calor, frío, terremotos y epidemias. Después de todo, una persona sólo comienza a moverse cuando se siente mal.

Somos egoístas y no hacemos el más mínimo movimiento si no sentimos que nos producirá algún beneficio para nosotros mismos.

Por lo tanto, la naturaleza es forzada a enviarnos sufrimiento para estimular nuestro desarrollo. Entonces comenzamos a desarrollar la ciencia y la economía, y comenzamos a estudiarnos a nosotros mismos y al entorno a nuestro alrededor en busca de una manera de organizar vidas más seguras y cómodas para nosotros mismos.

Todo este desarrollo sólo a causa de los problemas que experimentamos. Se sabe que si queremos que nuestros hijos tengan éxito, tenemos que exigirles esto y forzarlos a estudiar bien. Esta es la misma forma en que la naturaleza nos ha desarrollado a través de miles de años de la historia humana. Desde el momento en que los humanos bajaron de los árboles y dejaron las cuevas, hemos estado continuamente desarrollándonos como resultado de los problemas “humanos”, que están un nivel por encima de los problemas animales.

Esto significa que la naturaleza no sólo nos golpea como a animales, forzándonos a buscar comida, escondrijo y cuidar de nuestra descendencia, sino que nos agobia con todo tipo de problemas diseñados para desarrollar nuestras mentes y sensaciones. Debido a esto, vivimos, no sólo mediante instintos animales, sino que nos hemos desarrollado hacia una sociedad más humana. Debemos construir nuestras vidas porque nuestros hijos necesitan cuidados de diez a veinte años mientras crecen.

La naturaleza nos empuja, no sólo a través de deseos primitivos como comida, sexo y reproducción, sino que además nos dirige a desarrollar la ciencia, los sistemas económicos y la educación. Nos fuerza a descubrir y explorar nuevos continentes y explorar la naturaleza con el fin de mejorar nuestras vidas.

Es decir, la naturaleza empujó a los animales a volverse más listos. El desarrollo humano está, por lo tanto, en contraste con el desarrollo de la materia inanimada, las plantas y animales. Aparte, la naturaleza ha dirigido a los humanos a desarrollarse sensorialmente y entonces nos desarrollamos en las áreas de cultura, educación y arte: pintura, música y literatura, las cuales todas están determinadas por el estado presente de la humanidad.

No vivimos como animales que se encuentran por un corto periodo de tiempo para producir descendencia y después separarse. Las personas construyen familias y países, y usan el idioma para comunicarse y transmitir conocimiento de una generación a la otra. Este es todo un sistema que difiere cualitativamente del nivel animado de desarrollo.

Sin embargo, todo este desarrollo intelectual no es suficiente porque la naturaleza exige incluso más de nosotros. Quiere que estemos conectados en un sistema amable general, mutuamente complementándonos el uno al otro. Pero, no somos capaces de esto porque, por nuestra naturaleza, permanecemos como animales egoístas.

Dentro de cada persona, el mismo egoísta animal permanece oculto, y todo el conocimiento que ha adquirido a través de cientos de años de evolución le ha ayudado sólo a usar su entorno de forma más astuta y para el propósito de una ganancia personal más grande. Creamos sistemas sociales que nos disuaden de comernos el uno al otro, sin embargo, aún así intentamos obtener ganancias el uno del otro.

Aun así, esto tampoco funciona muy bien porque el egoísmo crece constantemente y arde dentro de nosotros.  

Cada uno quiere doblegar al mundo entero para que se ajuste a él. Por lo tanto, no somos capaces de unirnos en un sistema, común, armonioso. Este es todo el problema: la sociedad humana, en lugar de progresar y volverse más lista, está comenzando a descender y volverse hacia la fuente de todo el mal, convirtiéndose en la criatura más dañina sobre la tierra.

Los humanos destruyen las formas inanimada, vegetativa y animal de la naturaleza, y envenenan el suelo y la atmósfera. Existen miles de toneladas de escombros cósmicos alrededor de la tierra, los remanentes de satélites. No  hacemos cosas prudentes o racionales a causa de nuestro egoísmo y, por lo tanto, no podemos ser correctamente incluidos en el sistema de la naturaleza.

El sistema general, integral nos presiona de acuerdo al nivel de nuestro desarrollo. De año en año, se suponía que nos desarrolláramos más y conectáramos entre nosotros correctamente, de una forma benéfica, influyendo positivamente de esa manera a la sociedad humana así como a todos los otros niveles de la naturaleza.

Sin embargo, en lugar de esto, hemos revelado nuestra completa oposición a la naturaleza y nos hemos vuelto cada vez más corruptos. En correspondencia, nuestra influencia en la naturaleza se ha vuelto peor y no es, por lo tanto, sorprendente que la naturaleza nos provoque muchos más golpes que antes.
[215714]
De Kabtv “Una vida nueva ” 10/oct/17

Material relacionado:
Estamos atestiguando el nacimiento de una nueva era
En el umbral del descubrimiento de la meta de la evolución
La ley del gobierno del mundo, parte 1

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta