¿Por qué la naturaleza nos castiga? parte 3

Pregunta: Hoy “la ingeniería climática” se está desarrollando rápidamente. Esto significa que, en lugar de luchar por la preservación del medio ambiente, se está intentando intervenir en los procesos naturales con ayuda de tecnología avanzada; manejar el clima, enfriar el planeta, cambiar la estructura de la atmósfera y el estado de los océanos y más.

La gente intenta reestablecer el equilibrio en la naturaleza con ayuda de tecnología moderna ¿es bueno para la humanidad o inversamente, es ésto un gran daño?

Respuesta: Por supuesto, tenemos que pagar de esta forma por nuestra reacción equivocada, haciendo casas resistentes a terremotos y protegiéndonos de los golpes de la naturaleza. Sin embargo, ni esto no ayudará, porque nosotros mismos evocamos estos desastres naturales con nuestra conducta errónea.

Debemos entender que los pensamientos y los deseos del hombre están en el nivel más alto de todas las fuerzas que existen en el universo. Por lo tanto, justo con nuestros pensamientos, deseos e intenciones causamos el principal daño a la naturaleza.   

El hombre es el portador de la fuerza negativa en la naturaleza, dado que es dirigido solo por la fuerza de recepción. Por lo tanto, necesitamos equilibrarnos con la fuerza de otorgamiento. De forma natural, cada uno actúa en sociedad intentando recibir todo para sí mismo. Por eso, de acuerdo con ésto, debemos desarrollar en nosotros mismos la capacidad de dar. Así se establecerá el balance entre nosotros y desde la humanidad se esparcirá al resto de la naturaleza.

Pregunta: Digamos que empezamos a tratarnos bien y que hay amor, otorgamiento, armonía total entre personas y naciones, ¿cómo puede ésto detener una erupción volcánica o un tsunami?

Respuesta: Nuestros pensamientos y deseos son también fuerzas de la naturaleza. El hombre es parte de la naturaleza, la corona de su desarrollo ¿en qué forma somos diferentes de las demás partes de la naturaleza? Tenemos ciencia, inteligencia y sentimientos más desarrollados. No obstante, estos sentimientos son malvados, en comparación a los animales están más desarrollados y debido a ésto, somos llamados hombre, humano.

El único problema es que no usamos nuestras fuerzas correctamente. Pensamos que podemos vivir instintivamente, como los animales, sin lograr amor por nuestro prójimo y sin averiguar nuestra influencia en el mundo. Sin embargo, no es así, porque pertenecemos al grado humano. Y el ser humano es, ante todo, ciencia, razón y sentimientos, lo que nos eleva al lugar más alto de la pirámide.

Resulta que a diferencia de los demás niveles de la naturaleza —inanimado, vegetal y animal—que están instintivamente incluidos en un solo sistema llamado “naturaleza” el hombre está separado.

Estamos obligados a complementar el sistema de la naturaleza a través de nuestra participación, uniéndonos con todos los demás. Al equilibrar nuestros sentimientos, mente y la fuerza negativa de nuestro egoísmo, con la fuerza positiva, alcanzaremos una buena conexión con todas las partes de la creación.
[215841]
De Kabtv “Una vida nueva” 10/oct/17 

Material realcionado:
¿Por qué la naturaleza nos castiga? Parte 1
¿Por qué la naturaleza nos castiga? Parte 2
Cómo prevenir los golpes de la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta