Apuntando hacia el amor

El Man (maná en hebreo) no es el maná celestial que llega de arriba, sino una plegaria que la persona eleva desde abajo y con ella se satisface. Es el impulso hacia adelante, no la recepción, sino el objetivo, el empuje, el atrevimiento que le llena y por esto vive.

Sólo al apuntar hacia el amor la persona siente placer, que es llamado el dulce trabajo de amor, sin el cual no existe.

El llenado es solo la petición al Creador. Por eso la oración en hebreo es llamada “Tfilá”, de la palabra “Lehitpalel”, que significa juzgarse. Aunque no estás pidiendo nada a nadie, disciernes y te entiendes tú mismo. No es necesario que te dirijas a nadie; es suficiente que alcances la aspiración por la meta y no que alcances la meta en sí.

Sólo aquellos que trabajan en la corrección espiritual y que pasan todo por sí mismos pueden entender esto. Nadie más puede.  

Incluso para aquellos que se involucran en esto, incluso para aquellos que están comprometidos, toma mucho tiempo antes que la aspiración no sea para uno mismo sin alguna recepción, absolutamente desinteresada y se vuelva su necesidad interna. Pero este es el verdadero estado espiritual.

Así que, es específicamente en el desierto donde te alimentas del maná —eso es el estado ideal. No tienes ninguna otra aspiración ante ti más que el amor y el otorgamiento.

Ya no puedes usar más tu “Faraón” (ego) que yace en tu “maleta”, sino que ya empiezas a apuntar hacia adelante. Y luego, tu impulso aumentará tanto que sin esperar que este deseo crezca en ti, gradualmente empiezas a sacarlo y a cambiar en adelante.

Y entonces serás capaz de actuar. Como el Creador actúa en otorgamiento, tú lo harás, con la ayuda del Faraón, actúas trabajando en otorgamiento. Específicamente la fuerza oscura del Faraón te dará la capacidad de otorgar.
[217536]
De Kabtv “Secretos del Libro Eterno”, 25/mar/15

Material relacionado
El amor es el arma más poderosa
El amor siempre se eleva por encima del odio
¿Cómo lograr el amor?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta