El fenómeno del Bitcoin

Llegará el día en que, en virtud de una nueva calidad de interconexión entre nosotros, emergerá una nueva “moneda”.

A continuación se presenta un gráfico de siete años que muestra la tasa de cambio BitcoinUSD, con un aumento sin precedentes en 2017 (Buy Bitcoin Worldwide).

Impresionante, ¿no?

Obviamente, no soy un analista de mercado ni un experto en criptomonedas. Sin embargo, Bitcoin no es solo un fenómeno financiero. Se basa en el intento de crear un tipo de valor universal completamente nuevo.

Parece que no hay nada que respalde la “moneda virtual”, excepto los algoritmos criptográficos. Sin embargo, no es cosa de risa. Después de todo, la criptografía está diseñada para proporcionar seguridad y confianza, que es valioso en sí. Es como si los creadores de la nueva moneda declararan: la naturaleza humana con su “equipaje” no tiene acceso a nuestro territorio.

El sistema financiero moderno no puede jactarse de tener esta característica; allí, el dinero es producido en bancos y es un factor de influencia política y económica de países y organizaciones específicos. En otras palabras, el dinero “viejo” sirve intereses muy específicos.

Por otro lado, ante nuestros ojos, está naciendo una nueva moneda extragubernamental y extrahistórica, que pretende convertirse en equivalente universal y absoluto e incluso sacar al oro de su posición inamovible.

Está naciendo porque la necesidad está madura. Después de todo, la globalización, que mucha gente critica, realmente es un fenómeno natural. Refleja el estado actual de la humanidad, que, tecnológicamente, ya se ha unido en un todo, pero, psicológicamente, aún no acepta este hecho.

Por eso aún no comprendemos cómo usar la criptomoneda, cómo integrarla en el sistema y cómo más tarde tendrá influencia en nosotros, los que la crearon. Sin embargo, eso no cambia su esencia: el mundo global exige un equivalente monetario global que no dependa de “circunstancias” ni de intereses locales y subjetivos.

Por otro lado, si tratamos esta novedad como en los viejos tiempos, con los medios tradicionales, perderá su “encanto”, su valor objetivo como lo ve el público. Sí, al principio del camino, Bitcoin se convirtió en un medio conveniente para los tratos en el mercado negro y encontró su camino hasta aquí, pero la “mafia financiera” completamente legal, le pondrá fin y encontrará una manera de asegurar su agarre en la nueva moneda.

¿Podrán los jugadores ilegales preservar la libertad de la criptomoneda? De una forma u otra, su futuro depende de eso. Hay posibilidades de que ocurra ya que gobiernos y bancos, también están conectados a la “mafia financiera”.

Sin embargo, si nos elevamos por encima del alboroto actual que rodea a Bitcoin, veremos cómo el egoísmo, a escala global, está construyendo gradualmente sistemas globales respectivos para sí mismo y de manera que no les añada ideales artificiales ni ideologías.

No hay ni “bueno” ni “malo” aquí, sólo negocios en forma pura. ¿qué diferencia hay si la confianza recíproca de las partes es proporcionada por cálculos computacionales virtuales? Por el contrario, eso lo hace aún mejor; habrá menos errores en los cálculos.

Resulta que estamos hablando de tendencias globales y, en su mayor parte, no tiene sentido resistirse a ellas.

Además, en el futuro desarrollaremos parámetros universales adicionales, pero de naturaleza social. Llegará el día en que, en virtud de una nueva calidad de interconexión entre nosotros, emergerá una nueva “moneda”: calificación social, expresada por un equivalente claro que cualquiera pueda entender.

Las personas también podrán acumularlo, pero no venderlo ni comprarlo. Es más probable que tenga una naturaleza comparativa a la vez que tenga un valor completamente real.

Después de todo, la sociedad, especialmente si es global, no puede basarse solo en el puro egoísmo. Por supuesto, es racional a su manera, pero cuando se lo deja a su suerte, conduce a un callejón sin salida. El aspecto social en el hombre y la sociedad debe tomar la ventaja sobre el autoenfoque para que el todo, no se deshaga en pedazos.

Estos son los paradigmas de un nuevo tiempo, cuya esencia no es una moneda única, sino nuevas relaciones entre las personas en un mundo unido y moderno.
[218214]

Material relacionado:
Dinero: pasado, presente, futuro
¿Qué es el dinero?
El monstruo dinero

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta