Mentira y verdad, parte 3

Pregunta: Estoy de acuerdo que en la naturaleza humana hay disposición para que el hombre mienta constantemente. Pero imaginemos que vivimos en un mundo donde no hay mentiras y todos dicen lo que piensa de otros. ¡Sería horrible y nos lastimaríamos mutuamente! ¿quiere decir que son las mentiras lo que nos permite coexistir?

Respuesta: Enseñaríamos a nuestros hijos cómo lograr el grado de verdad. En lugar de mentir; tendríamos una conexión real entre nosotros, eso es; cambiaríamos nuestras cualidades de engañosas a verdaderas y comenzaríamos a tratarnos positivamente.

Finalmente, vemos que nuestra vida es un engaño de principio a fin. Nos formamos con base en mentiras cada vez mayores; nuestro alrededor es una decepción total: educación, cultura, relaciones entre cónyuges y padres e hijos, todas nuestras ocupaciones, industria, armamento.

Pregunta: Si los cónyuges se dijeran lo que realmente piensan uno del otro, se divorciarían de inmediato ¿es decir la mentira es útil pues la vida sería imposible sin ella?

Respuesta: Mentir es la base de nuestra vida. Pero esta es mentira, no verdad. Sin embargo, la mentira se da para que la corrijamos, es decir, corregirnos a nosotros mismos. Está claro que si no nos corregimos, no podemos existir junto a otros sin mentir. Pero, si nos corregirnos, veremos que la necesidad de mentir desaparece gradualmente.

Pregunta: ¿Qué es esta corrección?

Respuesta: Es la corrección de amar al prójimo como a mí mismo. Si amo a alguien, no necesito mentirle ¿cómo puedo engañar al que amo? Puedo abrirle mi corazón y no habrá nada que pueda lastimarlo. Cuando realmente amo a otro, me gusta todo en él. De lo contrario, no es amor.

Incluso si veo algún error en él, puedo decírselo y él entenderá. Pues, él sabe que hablo por amor y no por el deseo de ofenderlo.

Pregunta: Si mentimos constantemente, ¿por qué odiamos que otros nos mientan?

Respuesta: Porque no salimos de la mentira y no sabemos dónde está la verdad ni qué es el verdadero amor. La verdad y el amor están escondidos para nosotros.

Odiamos las mentiras de los demás porque queremos que nos amen y que con sinceridad, nos digan cosas buenas. Sin embargo, nosotros mismos no tratamos a los demás con ese amor.

Si me mienten, me humillan, porque no me aceptan como igual. Por eso la mentira de otros nos hiere tanto. Si me mienten, es que no me quieren. Si me amaran, incluso la mentira vendría del amor. El amor cubre todas las mentiras porque está por encima de todo.

Les mentimos a los niños, pero lo hacemos por amor y esa mentira no los perjudica. Esto se llama, mentir en nombre de la verdad, porque conocemos la verdad, pero entendemos que será mejor para la persona, escuchar algo diferente.

Todo debe venir del amor; debe estar en su cimientos. Así me obligo a tratar bien al otro y hacer todo por él y no por mí. Me elevo sobre mi y hago todo por él y si es necesario, puedo decirle mentiras. La educación es imposible sin ocultar algo de la verdad.
[217099]
De Kabtv “Una vida nueva” 16/nov/17

Material relacionado:
Mentira y verdad, parte 1
Una nueva vida #324- Verdad y mentira
Por qué miente la gente

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: