Resultado del congreso “Asimilados en el Superior”

Resultado del congreso: la conclusión de que “No hay nada más que el Creador”. Tenemos que decidir en este momento de nuestras vidas, estar seguros de que Él es el bien que hace el bien, es decir, justificarlo a Él en todas sus acciones. Esta es la primera condición con la que comienza la ciencia de la Cabalá, con el artículo “No hay nada más que Él” y todo lo que se pide de nosotros en el camino es determinar sólo esto. Lo único que cambia son las condiciones, nuestros estados internos y externos. (En realidad existe sólo un estado, pero percibimos su división en estados internos y externos).  

Para empezar a vivir con el principio “No hay nada más que Él, el bueno que hace el bien”, uno debe trabajar en un grupo de diez personas. Y este estado comienza de la fase de un “embrión” (Ubar) en la cual me anulo en todo hacia el principio “No hay nada más que Él, el bueno que hace el bien”.

Significa que me adhiero al superior en cualquier circunstancia que Él pone frente a mí, me anulo por completo. De esta forma me convierto en un embrión espiritual.

Este es el estado que intentamos alcanzar y esta es la razón por la que hablamos sólo de esto durante el congreso: cómo llevar a cabo este estado, cómo deben ser nuestras relaciones en el grupo, qué le debe cada uno a los demás, etc. Fue todo sobre cómo alcanzar el estado “No hay nada más que Él, el bueno que hace el bien” en el nivel de un embrión.

¿Por qué tomamos tanto tiempo hablando sobre algo que podría ser articulado en medio minuto? El asunto es que este estado no se lleva a cabo en una sola persona, sino en las conexiones entre muchos de nosotros. Cuanto se profundiza en esta conexión, los problemas comienzan, porque esto es lo que revela nuestro rompimiento.

Todo el trabajo para establecer el principio “No hay nada más que Él, el bueno que hace el bien”, está en atar los deseos rotos a Él, para que pueda realizarse entre nosotros. Es entre nosotros, no en cada uno de nosotros.

No basta con decir que estoy adherido al Creador, que me levanto por la mañana con el pensamiento de Él y acepto que todo sucede porque viene de Él. Es suficiente por ahora, pero es una idea abstracta, no una acción práctica. Por lo tanto, si quiero realmente llevar a cabo este principio en su estado correcto, tengo que cumplirlo en el grupo. De esto se trata todo el trabajo.

Por lo tanto, necesitamos tener un congreso para el trabajo mutuo. No es suficiente que leamos solos los artículos o incluso los aprendamos de memoria, porque lo importante está en llevarlo a cabo entre nosotros. Juntos empezamos a extraer más y más información de los artículos y cada vez los percibimos como nuevos: más y más profundamente.
[219492]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 7/ene/18, lección sobre: “El trabajo completo, a la entrada de Ibur (Concepción)”  

Material relacionado:
No hay nada más aparte de Él
No existe nadie más aparte de Él: El coqueteo de los amantes
¿Cómo ver al Creador a través de este mundo?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta