Tiempo de despertar la deficiencia y acortar el tiempo

Apertura de la lección diaria de Cabalá 24/ene/18

En relación al tema, “de los disturbios al ascenso”, la palabra “disturbios” es imprecisa, porque si decimos que “no hay nada más que Él”, que existe sólo una fuerza, no dos ni tres, sólo una fuerza actuando en la realidad, entonces todo viene del Creador y Él es bueno y benevolente.

Por lo tanto, las influencias negativas y positivas de un extremo a otro, surgen de una sola fuerza, el “bueno que hace el bien”. Sólo en la persona esa influencia se divide en dos, donde se siente bien en algunas de esas influencias y mal en otras. Esto sólo indica la falta de corrección de la persona, que no logra equivalencia de forma con el Creador, donde necesita sentir que todo emana del Creador como bueno y al Creador como benevolente. Si uno no se siente, en cada momento, como en una océano del bueno que hace el bien, al menos como un embrión en el vientre de su madre, en todos lados, en todos los discernimientos, donde sólo bien, misericordia y amor lo revisten, es señal de que tiene problemas con la corrección de sus vasijas.  

Cualquiera podría decir, “Si, tengo problemas con la corrección de las vasijas, ¿pero qué puedo hacer al respecto? No siento su carencia. No puedo corregir lo que no me hace falta”.

Por lo tanto, aquí necesitamos tener deficiencia por la corrección. Sin embargo, al menos, comenzamos por determinar que nosotros, que estamos en un océano de bien, benevolencia, Luz, otorgamiento y amor, no lo sentimos, esto muestra nuestra falta de corrección.

Ahora, ¿cómo despierto? ¿cómo puedo dejar de estar como estaba antes de este cálculo? Además, ahora, tras ese cálculo, me siento algo mal y algo bien. Pero no me preocupa, me sacude o me obligo a actuar y esforzarme. No hay deficiencia. Intelectualmente, podría estar diciendo todas las cosas correctas, pero no es suficiente. La emoción-deficiencia- necesita sacudirme de mi postura.

La deficiencia puede venir de arriba. Eso se considera el camino del sufrimiento. La deficiencia puede venir de la persona que entra en la conexión adecuada con el entorno y a través de envidia, lujuria y honor, se obliga a sí misma a salir de este mundo y entrar en el mundo espiritual.

Si no lo hace con las estratagemas de las que escriben los grandes cabalistas, entonces no progresa en el camino de Ajishena (“Lo apresuraré”). Gradualmente es acercado en el camino de Beito (“a su debido tiempo”), pero es gradual, es decir, depende del tiempo y también depende de la actitud de la persona hacia todo el sistema general.

Por lo tanto, todo depende de nuestra actitud hacia la situación: Podemos, incluso en un estado donde no sentimos nada -donde nada me mueve, nada me importa y donde, en general, simplemente no me preocupa si estoy separado de la espiritualidad, donde aparentemente sé qué está sucediendo y estoy dispuesto a sólo seguir la corriente -cómo podemos aprovechar todos los medios a nuestra disposición para crear en el grupo, de alguna manera, un sistema de alarma que nos despierte, que nos impacte. Incluso si dormimos, en cualquier caso, que exista algo que nos empuje y tire de nosotros hacia el propósito de la creación.

A eso se le considera, acelerar el tiempo. Es llamado “Israel santificando los tiempos”.  Quien sea “Yashar Kel” (“directo a Dios”) realmente acorta el tiempo y todo depende de acortar el tiempo, porque ciertamente Gmar Tikkun (el fin de la corrección) está vivo, incluso ahora, pero ¿lo alcanzamos o no, ahora o en quién sabe cuántos eventos, encarnaciones o años?

Lo principal es que nuestro trabajo no es a través de grandes ascensos y descensos, sino en indiferencia, es una guerra contra la indiferencia. Ese desierto nos consume.

De la lección diaria de Cabalá, 24/ene/18

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta