entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 12/mar/18

#RealidadML

Cabalá no es más ni menos que el orden de raíces superiores que descienden una por una de acuerdo a leyes permanentes y absolutas, persiguiendo, uniendo y alcanzando el único objetivo superior, “la revelación del Creador a las criaturas en este mundo”.

Baal HaSulam

#RealidadML

Los #mandamientos de la #Torá son leyes y reglas del mundo superior, que a su vez son las raíces de las leyes de nuestro mundo. Por lo tanto, las leyes de la Torá son siempre y en todos los sentidos, similares a las leyes de nuestro mundo.

Baal HaSulam

#ConsejoCabalista

No tiene sentido ocultar el abismo entre nosotros; es necesario para atraer la fuerza positiva y equivalente de unidad y amor.

#motivacióndeLunes #éxito

Los #sucesos del mundo cambiarán si la humanidad cambia. Todas las opciones del desarrollo están frente a nosotros siempre:

– ligeramente hacia el bien – el #mundo es más amable

– ligeramente hacia el mal – es más cruel

Todo depende del libre albedrío del #hombre

#sociedad

Trump les demuestra a los pragmáticos al estilo empresarial que busca los resultados que él cree que son buenos para EUA y se preocupa mucho menos por lo que entenderá el público cuando trate de llegar a un acuerdo.

Lea mi artículo completo en @newsmax #trump #CoreadelNorte

De Twitter, 12/mar/18

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 11/ene/18
Mis pensamientos en Twitter, 13/ene/18
Mis pensamientos en Twitter, 24/ene/18

Noticias de Breaking Israel: ¿Qué puede hacer Israel con su problema de “fuga de cerebros”?

El portal más grande de Breaking Israel News publicó mi nuevo artículo ¿Qué puede hacer Israel con su problema de “fuga de cerebros” ?

Israel no está perdiendo a los más brillantes por unos mejores niveles de vida o unas mejores perspectivas en el extranjero. Está perdiéndolos porque está dando la espalda a su verdadera identidad. Para remediar esta fuga de cerebros debemos reforzar el corazón israelí primero.

Entiendo perfectamente lo que sienten los científicos, académicos y otros grandes pensadores que están tomando la decisión de abandonar Israel.

En 1974 emigré desde Lituania a Israel haciendo una transitoria parada temporal en Viena. Todos los autos estaban llenos de judíos que optaban por emigrar a los Estados Unidos, Canadá o países de Europa occidental. Mi familia y otra familia georgiana eran las únicas “lo suficientemente locas” como para emigrar a Israel. El joven científico con ambiciones que yo era en aquel entonces no podía imaginar que, cuarenta y cuatro años después, en 2018, presenciaría un Israel muy diferente.

En el Israel de hoy, las mentes brillantes –pero también las más corrientes– pueden ser fácilmente tentadas por cuestionables organizaciones para que abandonen su patria. La razón es simple: un afán lucrativo. Muchas veces estas ofertas provienen de fuentes interesadas en debilitar a Israel y, por desgracia, los líderes de Israel están ocupados acaparando y repartiéndose lo que queda de pastel en lugar de aunar fuerzas para agrandar el pastel.

Y lo que es peor, se ha creado un terreno fértil para que aquellos en posiciones de poder aúnen sus esfuerzos en ciertas direcciones. No hay una forma real de comprobar los distintos vínculos que se están forjando entre gobierno, ejército, policía, poder judicial y medios de comunicación. El equilibrio y las formas de control se están erosionando, y la separación de poderes no siempre es evidente. Los jugadores de éxito y las mentes brillantes que se quedan aquí son los que obtienen los mayores beneficios.

Nuestro potencial espiritual es nuestro activo más valioso

Si me hubieran advertido de esta situación hace cuarenta y cuatro años, habría llevado a mi familia a la tierra de las infinitas posibilidades y habría recomendado a la familia georgiana que me acompañara o, en última instancia, que dieran media vuelta.

¿Qué me mantiene aquí en Israel? Únicamente el potencial espiritual dentro de nuestro pueblo. Portamos una chispa de unidad que proviene de nuestra fundación como pueblo judío, y si la reavivamos aquí en la tierra de Israel, redescubriremos nuestra misión espiritual: ser “una luz para las naciones”.

Ser un claro ejemplo de unidad es nuestra vocación como pueblo y esa es la razón por la que, en el fondo, todas las naciones esperan algo de nosotros. Cuando fracasamos dando ese ejemplo, las naciones se ven obligadas a presionarnos de diversas maneras, instándonos así a unirnos. Pero si cumplimos con ello, podremos inspirar a toda la humanidad hacia la unidad.

Israel debe reconocer que la “fuga de corazones” es lo que está causando la “fuga de cerebros”. En otras palabras, los israelíes han perdido el contacto con esa chispa de unidad que los une y no tienen ningún deseo de servir al mundo siendo un faro de unidad. Solo están motivados para mantenerse unidos cuando es a punta de pistola; en consecuencia, el beneficio material es el único cálculo que hacen.

Abraham plantó la semilla del amor para todo el pueblo

Lo primero que debe hacer Israel es una campaña masiva que reviva la poco conocida historia del nacimiento del pueblo judío hace 3.800 años en Babilonia. Seguramente, todos reconocen a Abraham el patriarca como el padre de Israel, pero muy pocos pueden contar cómo Abraham nos unió y por qué.

El libro de Noam Elimélej relata que “Abraham plantó la semilla del amor para todo el pueblo”, y Maimónides explica que “fue de ciudad en ciudad, de reino en reino, hasta que miles y decenas de miles se unieron a él, y ellos son el pueblo de la casa de Abraham (…) y se convirtieron en una nación” (Yad HaJazakah).

Así que Abraham recorrió toda Babilonia, y los representantes de todas las naciones que lo siguieron y practicaron el principio de “ama a tu prójimo como a ti mismo” por encima de todas las diferencias más adelante se convertirían en el pueblo de Israel.

Por lo tanto, la unidad global es la base de nuestro sentimiento como nación. En otras palabras, el pueblo de Israel era el mini-modelo de humanidad unida. Y por eso, si no mantenemos nuestro vínculo de unidad por encima de todas las diferencias, no hay una razón real para que permanezcamos juntos en la misma tierra.

Redescubrir este vínculo común es la única forma en la que Israel puede crear un renovado sentimiento de patriotismo y reavivar la pasión de retribuir a nuestra patria, hasta el punto de que sea para nosotros más importante que las posibles ganancias materiales en el extranjero.

Desde esta perspectiva, Israel debería honrar y valorar a los investigadores de éxito y otras mentes brillantes que deciden permanecer en el país y fortalecer así el espíritu de unidad. Esto podría hacerse con regularidad a través de un reconocimiento presidencial y una amplia cobertura mediática sobre sus excepcionales aportaciones.

Solo cuando recuperemos el corazón de Israel, el cerebro israelí podrá funcionar todavía mejor.
[223131]

Ascender al nivel del Creador

Nosotros necesitamos alcanzar el primer grado espiritual llamado “embrión”, cuando una persona se anula completamente, quiere estar a merced del Creador, quiere revelar la verdad, el primer grado de su existencia, la primera verdad de la naturaleza. Al revelar esto entra en el primer contacto con el Creador.

Continuando la entrada en la omnipresencia del Creador, comienza a trabajar con su egoísmo, comprendiendo que su egoísmo es una muy preciada e invaluable adquisición. Gracias al egoísmo siente resistencia al Creador y comienza a construirse a sí mismo en equivalencia con Él, sobreponiéndose a esa resistencia.

En todo sistema, ya sea inanimado, vegetal, animal, humano, o uno artificial creado por nosotros, hay siempre una acción y una reacción, más y menos, entre las cuales son posibles varias relaciones y la construcción de varios sistemas. Es lo mismo con el Creador.

Por un lado, Él nos controla por completo, y por otro lado, no nos permitimos estar de acuerdo con esto, y deseamos alcanzar la equivalencia con Él.

¿Tú me controlas? Está bién, pero yo hago mi primera restricción (Tzimtzum). Coloco una barrera entre nosotros y me digo; ‘Haré todo lo que venga de ti, pero solo en la medida en que esté de acuerdo con la forma en que Tú me controlas”.

Hay una interesante solución al problema. El Creador nos da una oportunidad de primero comprender que Él está en lo correcto, que es perfecto y omnipotente. Nos da una oportunidad para explorarlo.

En la medida en que tomo la decisión de ser como Él, dejo que Él gobierne sobre mí. Sin embargo, esto no es Él, pero es como si lo fuera, es decir, creo al Creador a partir de mí mismo.

Esta no es una metodología sencilla, pero nos eleva al nivel de equivalencia absoluta con el Creador.
[221689]
De la lección de Cabalá en ruso 12/nov/17

Material relacionado:
El latente periodo de maduración espiritual
Cuando me anulo, crezco
Autoridad individual y colectiva

Ecología de las relaciones humanas

Hace seis meses en México hubo un terremoto devastador y otro recientemente. En tiempos de tales desastres, las personas se vuelven muy sensibles y buscan la unidad. Una buena conexión entre las personas puede crear una mejor atmósfera en la sociedad y, en consecuencia, afectar la naturaleza.

La naturaleza en general consta de cuatro niveles: inanimado, vegetativo, animado y las personas, quienes se encuentran en la parte superior de esta pirámide. Si las personas logran incluso una pequeña cantidad de conexión positiva, tiene un efecto muy poderoso en todas las capas inferiores de la naturaleza, especialmente en el nivel inanimado donde ocurren terremotos, erupciones volcánicas, tsunamis y tifones.

Solo necesitamos corregirnos un poco, corregir nuestra actitud hacia los demás para traer paz y armonía a la sociedad humana, y esto tendrá un gran impacto en la naturaleza inanimada, el medio ambiente y la Tierra en la que vivimos. Podríamos calmar a todas las capas inferiores de la naturaleza debajo de la humanidad.

La sociedad humana tiene una gran influencia en la naturaleza en general.

Actualmente hablamos mucho sobre el hecho de que hemos destruido la ecología tanto que los cambios son irreversibles y que la vida en la Tierra pronto se volverá imposible. De hecho, no podremos vivir en la Tierra y esto nos obligará a cambiar las relaciones entre nosotros. Entonces, la naturaleza volverá al estado corregido. Nada desaparece sin dejar rastro; es posible devolverle la vida a la naturaleza desde casi cero: haciendo desaparecer especies de animales y plantas, derritiendo glaciares. La naturaleza en su totalidad volverá al equilibrio tan pronto como equilibremos nuestras relaciones.
[221961]
De la lección de Cabalá “Preguntas y respuestas”, 18/feb/18

Material relacionado:
Desastres naturales y el rol de la humanidad
Las lecciones de los desastres naturales
¿Podemos evitar el sufrimiento?

Una vida nueva #946 – La fuerza de las mujeres

Una vida nueva #946 – La fuerza de las mujeres
El Dr. Michael Laitman en una conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

La sabiduría de la Cabalá se refiere a la fuerza de las mujeres como el fundamento de la naturaleza; depende de ellas el avance del mundo hacia un mejor lugar. Los hombres son dirigidos por las mujeres. La mujer necesita despertar a su hombre y dirigirlo en la vida como una madre. Las mujeres deben pedir de los hombres un mundo estable y en su naturaleza están las fuerzas para exigir esto de los hombres. Las mujeres están listas para conectarse, para luchar por un objetivo común, de lo contrario, cada mujer está sola.
De Kabtv “Una vida nueva #946 – La fuerza de las mujeres”, 14/ene/18
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 12/mar/18

Preparación para la clase
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, volumen 2, artículo 15
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Talmud Eser Sefirot, parte 1, “Histaklut Pnimit”, capítulo 6, punto 25
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora

Shamati # 159 “Y ocurrió en el transcurso de muchos días”
Video: Reproducir ahora     Audio: Reproducir ahora