Ascender al nivel del Creador

Nosotros necesitamos alcanzar el primer grado espiritual llamado “embrión”, cuando una persona se anula completamente, quiere estar a merced del Creador, quiere revelar la verdad, el primer grado de su existencia, la primera verdad de la naturaleza. Al revelar esto entra en el primer contacto con el Creador.

Continuando la entrada en la omnipresencia del Creador, comienza a trabajar con su egoísmo, comprendiendo que su egoísmo es una muy preciada e invaluable adquisición. Gracias al egoísmo siente resistencia al Creador y comienza a construirse a sí mismo en equivalencia con Él, sobreponiéndose a esa resistencia.

En todo sistema, ya sea inanimado, vegetal, animal, humano, o uno artificial creado por nosotros, hay siempre una acción y una reacción, más y menos, entre las cuales son posibles varias relaciones y la construcción de varios sistemas. Es lo mismo con el Creador.

Por un lado, Él nos controla por completo, y por otro lado, no nos permitimos estar de acuerdo con esto, y deseamos alcanzar la equivalencia con Él.

¿Tú me controlas? Está bién, pero yo hago mi primera restricción (Tzimtzum). Coloco una barrera entre nosotros y me digo; ‘Haré todo lo que venga de ti, pero solo en la medida en que esté de acuerdo con la forma en que Tú me controlas”.

Hay una interesante solución al problema. El Creador nos da una oportunidad de primero comprender que Él está en lo correcto, que es perfecto y omnipotente. Nos da una oportunidad para explorarlo.

En la medida en que tomo la decisión de ser como Él, dejo que Él gobierne sobre mí. Sin embargo, esto no es Él, pero es como si lo fuera, es decir, creo al Creador a partir de mí mismo.

Esta no es una metodología sencilla, pero nos eleva al nivel de equivalencia absoluta con el Creador.
[221689]
De la lección de Cabalá en ruso 12/nov/17

Material relacionado:
El latente periodo de maduración espiritual
Cuando me anulo, crezco
Autoridad individual y colectiva

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta