La nación pionera

La creación debe alcanzar unidad—este es el estado final de la evolución de la creación. La evolución progresa constantemente, llevándonos a través de las etapas de la revelación del mal.

Eventualmente, todos deben comprender la ventaja de la Luz sobre la oscuridad y después de pasar por todas las formas de separación, desearán elevarse por encima de su naturaleza egoísta. La revelación del mal nos lleva a la unidad.

Siempre hubo algunas personas que entendieron la virtud de la unidad, fueron altruistas por naturaleza. Sin embargo, en nuestros días, la naturaleza nos está dando evidencia práctica, al volverse integral y atar el mundo entero en una red única. El egoísmo se está volviendo global y nos está conectando a todos. Nos guste o no, tenemos que unirnos para evitar que la fuerza de separación reine sin fin.

Al estudiar Cabalá, aprendemos que la obligación de unirnos viene de la naturaleza misma, del pecado del Árbol del Conocimiento. Toda la creación fue hecha como un alma, que más tarde deliberadamente se dividió  en muchas partes separadas.

No tenemos elección, debemos reconstruir y unir toda la creación. Este es el estado que desean, tanto el Creador como la gente. Aquellos que lo entienden se llaman, Yashar Kel, directo al Creador, porque la fuerza superior, el Creador, es la naturaleza autónoma unida, es integral y global. Para que podamos alcanzar adhesión con el Creador y similitud de forma, tenemos que llegar a ser como Él, elevarnos por encima de nuestro egoísmo divisivo y comenzar a unirnos.

No somos socialistas ni comunistas ni humanitarios ni biólogos que observan ejemplos de unidad en organismos vivos. La ciencia de la Cabalá nos muestra la necesidad de unirnos y constantemente revelamos la necesidad de lograrlo en nuestra conciencia y sentimientos.

Por naturaleza, somos los más grandes egoístas, porque aquellos que vienen a Cabalá, tienen el mayor deseo. Pero junto con eso, entendemos que tenemos que volvernos similares a la fuerza superior para alcanzar el significado de la vida. Por eso, Abraham, de entre toda la humanidad, eligió un grupo que se convirtió en el pueblo de Israel, cuyo fundamento es amar a los demás como a sí mismo, la gran ley de la humanidad, de la naturaleza y de la Torá. Tenemos que considerarnos el grupo pionero de la humanidad, que trata de lograr esta gran ley de la naturaleza, amor a los demás e implementarla para que podamos transmitirla a todos.

Es responsabilidad del pueblo de Israel ser el primero en alcanzar la unidad, porque se nos pide implementar la ley de amar a los demás y servir de ejemplo para el resto de la humanidad, es decir, ser “Luz para las naciones”. “Filósofos y fundadores del Estado de Israel, también hablaron de unidad. Sin embargo, no lo tomaron de la ciencia de la Cabalá ni de la estructura de la naturaleza, sino de su comprensión interna e instintiva.

Cabalá dice que la unidad es la ley de la naturaleza y que, antes que nada, se aplica al pueblo de Israel. Baal HaSulam escribe que hemos recibido el derecho de regresar a la tierra de Israel, rompiendo con el gobierno de las naciones del mundo, solo para cumplir nuestro propósito: lograr unidad, mostrar este método a las naciones del mundo y convertirnos en Luz para las naciones.

En previsión del 70º aniversario de Israel, esperemos que el pueblo de Israel, especialmente los que viven en la tierra de Israel, comprenda el propósito de su existencia. Porque si no nos hacemos conscientes de la ley de amar a los demás como a sí mismo, para que podamos servir de ejemplo para el mundo, no tenemos derecho a existir.

Este es un punto muy importante. Es la única razón por la cual se vive en la tierra de Israel. De lo contrario, no tenemos derecho a ser llamado “Israel” y no pertenecemos a la nación de Israel.

El Estado de Israel tendrá derecho a existir solo si trabajamos para realizar nuestra responsabilidad común de convertirnos en un hombre con un corazón, “todos los Israelitas son amigos”, hasta el punto de cumplir la ley del amor a los demás como base de todo la existencia.
[221425]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá, 7/feb/18, clase con el tema “El deber de unidad de la nación israelí”

Material relacionado:
Verdadero mal
El propósito de la creación y el desarrollo del deseo
El grupo es la base para la revelación de los secretos de la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta