La depresión de un economista

En el Noticiero Project Syndicate: Un laureado del Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, escribe: “Estuve asistiendo a la conferencia anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, donde la tal llamada élite global se reúne para discutir los problemas del mundo desde 1995. Nunca he salido más desanimado que este año…

Los altos ejecutivos de Davos estaban eufóricos este año sobre el retorno al crecimiento, las fuertes ganancias y la creciente compensación de los ejecutivos. “Así que olviden los tópicos sobre los valores que recitan los presidentes de las compañías en los párrafos iniciales de sus discursos. ‘Pueden carecer de la franqueza del personaje de Michael Douglas en la película de 1987 Wall Street, pero el mensaje no ha cambiado: La avaricia es buena. “Lo que me deprime es que, aunque el mensaje es obviamente falso, muchos en el poder creen que es verdad”.

Mi Comentario: Contrario a Joseph Stiglitz, no me siento deprimido porque entiendo el egoísmo de la humanidad y desde el principio no espero ninguna buena acción de la elite económica. Además, les desearía suerte. Porque cuanto más caigan en su propia codicia, más rápido verá el mundo la verdad y finalmente llegará a ser lo suficientemente maduro como para aplicar la sabiduría de la Cabalá.

La sabiduría de la Cabalá dice que necesitamos unirnos y exigir la realización de la metodología para la corrección del mundo desde el pueblo de Israel. Incluso en la antigüedad, el faraón egipcio entendió que los judíos huían de él hacia la verdadera unidad, hacia el ascenso por encima del egoísmo. Esto tiene que ser entendido por las naciones hoy aún más claramente.

La esencia de la sabiduría de la metodología cabalística, inherente al pueblo de Israel, es tal: conectarnos unos a otros a tal punto que el egoísmo ya no nos separará ni nos perturbará. Demostrando esta posibilidad a todos, los judíos cumplirán lo que el mundo espera de ellos, aunque sea inconscientemente.

Al encontrarse en un callejón sin salida, la gente sentirá esto. La humanidad comenzará a tomar conciencia de que la solución al problema está escondida en el pueblo de Israel.

Y todo lo demás depende de la capacidad del pueblo de Israel para darse cuenta de la idea de la unidad en sí mismo—luego demostrarlo y presentarlo al mundo.

Hoy, los judíos son odiados, sin una comprensión clara de por qué. En lugar de una causa inherente, se ofrecen razones y excusas para este odio. Por lo tanto, este odio requiere una orientación correcta en la conciencia para que todos juntos nos pongamos a trabajar: por un lado, aquellos que aspiran a la corrección interna—el “pueblo de Israel”, por otro lado, todos los demás.

En realidad, estas dos partes juntas resuelven un problema mutuo.  Simplemente es necesario comenzar con alguien y es por eso que la unidad comienza con aquellos que ya han madurado para esto. Y luego, de forma voluntaria, basado en el deseo, a modo de ejemplo positivo, círculos más amplios se conectaran a ellos.

De esta manera, es completamente innecesario sacar a los judíos de su tierra; no es necesario matarlos. Es necesario motivarlos para crear una sociedad fuerte y entrelazada, extendiendo la Luz superior al mundo entero.
[224419]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 13/feb/18

Material relacionado:
Presión hacia los judíos
“Los palestinos fueron creados para oprimir a los judíos”
Haaretz: “Qué significa para los judíos que el presidente de Austria diga que todas las mujeres llevarán cubierta la cabeza”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta