Cuánto más alto el ascenso, menos la incomodidad

Pregunta: ¿El nacimiento del alma se acompaña de incomodidad física?

Respuesta: Físicamente, la persona pasa por muchos estados. Pero, cuanto más avanzas, hay menos incomodidad, porque empiezas a entenderla, a utilizarla, e incluso adivinas qué sigue, con base a tu experiencia.

Por lo tanto, sigues con calma, sabiendo que habrá de nuevo un descenso. La luz “se apaga”, caes por los peldaños del ascenso, como en un elevador hacia abajo; y luego, gradualmente recobras tus sentidos.

Primero, no entiendes dónde estás y qué eres, como si todo se desconectara y la sensación del mundo superior desaparece. Permaneces solo en la percepción de este mundo, sin entender realmente lo que aquí está sucediendo, de qué clase de personas estás rodeado y qué están haciendo ellos aquí.

Luego, comienzas a subir de nuevo, a través de una conexión aún más grande con el grupo, pero los estados extremos son maravillosos.

De hecho, no hay nada que temer al respecto. Al contrario, sientes el poder tremendo de la vida, el mundo, la naturaleza, el Creador y tú mismo estás ahí como cómplice.

Al mismo tiempo, miras con pesar cómo la gente está viviendo en este mundo, porque tienen una gran oportunidad de llenarse con toda la creación, de principio a fin; y están
ocupados con algo mezquino, insignificante y así se deprimen. Al ayudarlos, te ayudas a ti mismo y viceversa.
[225881]
De la lección de Cabalá en ruso 14/ene/18.

Material relacionado:
Cómo convertir un descenso en un ascenso.
Cuando no hay más descensos
Ascenso en tres líneas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta