Eurovisión

De mi página de Facebook Michael Laitman 14/may/18

“Muchas gracias por aceptar las diferencias entre nosotros, gracias por celebrar la diversidad”, fueron las palabras de la nueva fuente de orgullo de Israel, Netta Barzilai, tras su victoria en Eurovisión de este año.

Sin embargo, creo que el evento del próximo año ofrece una oportunidad mucho mayor para que este mensaje se convierta en realidad.

Como la victoria de Netta posiciona a Jerusalén como la próxima sede del concurso, crea un escenario perfecto para que Israel muestre el verdadero tesoro que el mundo espera recibir de él: el don de la unidad y la conexión humana por encima de todas las diferencias.

Imaginen a Eurovisión del próximo año como un evento cuyo tema es la unidad global y la humanidad común. Un evento que va más allá de un concurso musical, para demostrar y celebrar nuestra conexión natural como seres humanos. Específicamente en un lugar como Jerusalén, que simboliza una gran división y conflicto, tal evento tendría un impacto increíblemente positivo.

Pero el lugar físico no sería la única razón para ello. La verdadera historia del nacimiento del pueblo de Israel está, de hecho, enraizada en la unidad global. Hace 3800 años representantes de todos los diversos grupos, tribus y clanes que vivían en la antigua Babilonia decidieron unirse bajo el principio de unidad por encima de las diferencias. Desarrollaron una forma de vida en la que continuamente hacen un esfuerzo para superar sus diferencias egoístas y celebrar la conexión natural que une a todos los seres humanos.

En otras palabras, la agrupación original de personas llamada “Israel” era un mini-modelo de unidad global.

Hoy, en el corazón de la humanidad existe una demanda profundamente arraigada de que el pueblo de Israel redescubra su vocación. Esta es la razón por la cual muchas personas sienten un sentimiento inexplicable hacia el pueblo judío, que a veces surge de manera muy negativa.

Si conseguimos captar la pista del éxito de Netta y convertir el eufórico sentido de alegría en acción positiva, mostrando la clave de la unidad de la humanidad, entonces, independientemente de quién realice la mejor actuación musical, todo el mundo ganará el  próximo Eurovisión.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: