Nuestra labor en fe por encima de la razón

Fe por encima de la razón es el sentimiento de que el otorgamiento está por encima de la recepción, la importancia del Creador está por encima de la importancia del ser creado y de toda la realidad. Se comienza a sentir que se tiene una nueva preocupación: actuar en favor del Creador, de tal forma que el Creador ni siquiera lo sepa, otorgarle en ocultamiento, humildemente, sin ninguna intención de recibir recompensa.

Necesitamos pedir este poder que nos gobierne y nos oriente sobre cómo actuar entre nosotros, por el Creador. Este poder despierta en del punto en el corazón, lo hace crecer y le permite actuar. Aquí comenzamos a descubrir que la realidad ya no era lo que parecía ser. De hecho, es gobernada por una fuerza única que lo llena y organiza todo. Siempre lo organizó todo, pero ahora se está empezando a revelar.

Con nuestro deseo y esfuerzo por conectarnos podemos invitar al Creador a revelarse a Sí mismo y corregirnos. De hecho, esto es lo único que podemos hacer. El primer acto básico de otorgamiento se revela dentro de la conexión y solo dentro de la conexión empieza a crecer y fortalecerse. Por eso, vemos en la Torá que inmediatamente después del éxodo de Egipto la fundación de la nación comenzó reuniendo gente en decenas, cientos y miles.

El estado deseable es la revelación de la fuerza superior que nos da el deseo de otorgar por encima del deseo de recibir. Así, realmente aspiramos a otorgar para traer alegría y satisfacción al Creador, eso es nuestra única recompensa.1

El individuo que hace el trabajo correcto siempre es feliz, principalmente porque en cualquier estado tiene la conexión correcta con el Creador. En cualquier ascenso o descenso está bajo la guía del Creador y al ser consciente, ya da satisfacción al Creador y se regocija.

Siente que recibe fuerza para estar siempre preocupado por el Creador y para darle deleite sin ninguna auto compensación, es decir, un acto de otorgamiento puro. Este es el efecto de la Luz; así es como funciona la Luz de la fe.2

En el grado espiritual, el hombre recibe Luz que lo desconecta del ego y comienza a considerar su deseo de disfrutar solo como un medio para realizar actos de otorgamiento. Por lo tanto, no se toma en cuenta, es decir, ni lo que tiene ni lo que no tiene. Por el contrario, no quiere tener nada, ¡ninguna recompensa en absoluto! Esto es su principal preocupación. “Prueba y vea que el Señor es bueno”.3

Quiero que el resultado de mi trabajo sea sólo en el Creador, yo no recibiré nada, sólo fuerza para el trabajo, como si estuviera lleno de combustible como un automóvil. El cien por ciento de mi trabajo será en beneficio del Creador, hasta el punto que Él ni siquiera sabrá de mi existencia, como si yo fuera un cero absoluto.

El automóvil no sabe a dónde va, está bajo el control total de su propietario. Yo quiero estar bajo el control del superior. Dejar que el propietario me llene de combustible y me use por completo. Quiero estar dedicado totalmente a él. Esto es ser un servidor leal.4

Al Creador le gusta cuando preparamos un recipiente donde Él pueda ser revelado. Esto es exactamente lo que queremos hacer en el próximo congreso en Italia. Tenemos que crear un lugar para la revelación del Creador. Incluso si no sentimos cómo crearlo, existirá.

Ahora empezamos a crear la estructura de Adam HaRishón en el estado de la corrección final. Es el inicio, estamos sentando las bases de esta estructura del alma común de Adam en su forma totalmente corregida. Es un trabajo extremadamente importante.

Por lo tanto, debemos hacer todo lo que esté en nuestro poder y el Creador lo terminará por nosotros. Lo más importante es hacerlo y el resultado será determinado desde arriba.

Realmente espero que podamos construir el lugar para la revelación del Creador y para darle satisfacción.5

Si trato de hacer correctamente mi trabajo, en todo momento, le doy contento al Creador, incluso si esto aún no es aparente para mí. Por lo tanto, me regocijo. Después de todo, sé que el Creador se ocupa de mí: no hay duda de que recibí vida y desarrollo de Él, “No hay nada más que Él”. Así que, todo depende sólo de mi actitud. No pongo condiciones ante el Creador para que Él se revele a Sí mismo, sin importar qué, sólo quiero realizar actos de otorgamiento.6

La construcción inicia al cavar un pozo y hacer los cimientos. Así, establecemos las bases para el alma común corregida de Adam HaRishón. Para esto tenemos que cavar en el suelo y eso es un trabajo duro y sucio. El que lo hace no ve nada aparte de la excavación dentro de su egoísmo, hasta que cava lo suficiente como para sentar las bases del edificio. Así, tal vez gradualmente empezará a elevarse desde el pozo, sobre su base y levantar el edificio en sí.

Agregar niveles no es problema, alguien puede agregarlos después de nosotros. Lo más importante es colocar los pilares de la base y estamos muy cerca de lograrlo.7

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 30/may/18, clase con el tema: “El trabajo en la fe por encima de la razón”.

1 minuto 0:20

2 minuto 14:20

3 minuto 19:25

4 minuto 27:49

5 minuto 42:30

6 minuto 45:40

7 minuto 47:50

Material relacionado:
Con fe por encima de la razón
Una operación en “fe por encima de la razón”
Trabajando con fe por encima de la razón

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: