Podemos agarrar al Creador con 10 pares de manos

Una persona no puede pedir para sí misma. El pedido correcto al Creador, en el que una persona permanece en similitud y en conexión con Él, es con un pedido para un amigo. Como resultado del rompimiento, toda la gente deliberadamente nos parece extraña para que podamos construir el atributo de otorgamiento. Es como si el Creador pudiese ser retenido solamente si lo agarran diez pares de manos al mismo tiempo.

Si despierto a diez amigos, entonces, juntos, en diez pares de manos, podremos agarrar al Creador, como un bebé que se aferra a su madre y no lo suelta. De acuerdo con la medida de nuestra unidad, podemos conectarnos con el Creador. Esto deja en claro cómo debe ser nuestro trabajo

Por supuesto, una persona puede rezar y pedir pensando que habla con el Creador, pero el verdadero trabajo, y no el que se percibe con nuestro egoísmo, sólo puede realizarse en la vasija en común creada con la ayuda de veinte manos. Solo de esta manera, podemos aferrarnos y adherirnos a Él1. Construir Jerusalén significa construir temor que si la ayuda no viene de arriba, yo no nunca podré alcanzar otorgamiento a  través de las criaturas hacia el Creador. A esto se le llama “Jerusalén” – temor completo (Ira’a Shlema)2

De la primera parte de la lección diaria de Cábala 3/jul/18, escritos de Rabash, Vol. 2, Artículo 39: “Qué es, “Alguien que llora por Jerusalén es recompensado con ver su alegría” en el trabajo “(1990)

Minuto 1, 29:25

Minuto 2, 26:20

Material relacionado:
Soñando con la adhesión al Creador
La ley de la adhesión con el Creador: 1 + 1= 1
El propósito de la creación es la adhesión con el Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta