entradas en 'Facebook' categoría

Masacre en Pittsburgh: Entender el odio hacia los judíos

De mi página de Facebook Michael Laitman 26/oct/18

Es con gran tristeza que reacciono de nuevo ante un horrible y trágico evento. Espero aprendamos a prevenir verdaderamente para que esto nunca pase de nuevo.
#Pittsburgh #Antisemitismo #MichaelLaitman

Pittsburgh Massacre: Understanding The Hatred Toward Jews

It is with great sadness that I need to react yet again to a horrible and tragic event. I hope we learn how we can truly prevent this from ever happening again.

Publiée par Michael Laitman sur Dimanche 28 octobre 2018

¿Hastiado y cansado de que los judíos destruyan tu país a través de la inmigración masiva y la degeneración? Únete a nosotros en la lucha por la supremacía blanca global”

De mi página de Facebook Michael Laitman 23/oct/18

Estas eran las frases destacadas en hojas volantes que se distribuyeron en buzones de correo en Cary, Carolina del Norte.  

Esta propaganda no es la primera y ciertamente tampoco la última. Justo hace dos semanas, estudiantes judíos de la Universidad de California, Davis (UCD), se sorprendieron al encontrar carteles antisemitas en el campus, con la leyenda “cada vez que tiene lugar algún evento anti-blancos, anti-americanos, anti-libertad, observa y detrás de ello están los judíos”.

Los carteles en el campus culpaban a los judíos de algo en específico. Los acusaban de intentar frustrar el nombramiento del juez de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, Brett Kavanaugh. Sin embargo, se encontrará una distinta razón en cada propaganda: Los judíos son culpables de la inmigración masiva, destruir la economía, corromper al gobierno, o lo que sea.

A través de la historia, los judíos han sido perseguidos y acusados de casi todo. El cabalista Yehuda Ashlag escribe sobre este fenómeno: “El hecho es que los judíos son odiados en todas las naciones, ya sea por religión, raza, capitalismo, comunismo, cosmopolitismo, etc., el odio precede todas las razones”. ¿Por qué es eso? Porque el pueblo judío tiene una obligación que cumplir ante el mundo. Mientras siga ignorándolo, el odio y la persecución continuará.

Desafortunadamente, muchos judíos no se dan cuenta de su función particular en la evolución de la sociedad. Como lo explica la Cabalá, el pueblo judío actúa como un “núcleo central” dentro de la red de la humanidad. Por esta razón fueron integrados con el mundo a través de la historia. Cuando los judíos de todos los ámbitos de la vida participen en unidad, por encima de todas las diferencias, facilitarán la conexión positiva en toda la humanidad. Por el contrario, cuando sucumben al conflicto y la separación, frenan a la humanidad para su próximo nivel de desarrollo.

Inconscientemente, los antisemitas reconocen la función particular de los judíos dentro de la red humana. Sin embargo, como niños pequeños, se les dificulta explicar sus sentimientos y formular sus demandas. De este modo, empujan, acosan, incluso atacan, conforme intentan llamar la atención a su sufrimiento. Nosotros lo llamamos antisemitismo, pero de hecho, ellos buscan un alivio al dolor.

Lo que vemos y sentimos en nuestro mundo son sólo consecuencias que vienen de una capa más profunda de la naturaleza. La Cabalá revela las leyes naturales que dan forma a la evolución de la sociedad humana y cómo se manifiestan en las relaciones entre los judíos y el resto del mundo.

Congreso virtual de Cabalá: “muchas chispas de santidad”

De mi página de Facebook Michael Laitman 22/oct/18 

Tendrían que saber que hay muchas chispas de santidad en cada persona del grupo. Y cuando hayan recolectado todas las chispas de santidad en un lugar, en un encuentro de hermanos, con amor y amistad, ciertamente obtendrán un nivel de santidad muy importante” Cabalista Yehuda Ashlag (Baal HaSulam)

Congreso Virtual 2018

De mi página de Facebook Michael Laitman 21/oct/18

Hemos celebrado nuestro primer Congreso Virtual de Cabalá este fin de semana con participantes de todo el mundo. Aquí algunas cifras: hubo 170 grupos físicos de Bnei Baruj conectados y 27 grupos virtuales (sin incluir a los principiantes).¡Un total de 3.482 hombres y mujeres desde Oriente Próximo hasta el Lejano Oriente! ¡Gracias a todos por estar con nosotros!

La catástrofe climática ya está aquí

De mi página de Facebook Michael Laitman 11/oct/18

Quedan entre 10 y 12 años para salvar al planeta de un verdadero desastre; éste es el resultado final de un informe serio de científicos de alto nivel de la ONU publicado recientemente. La conclusión es simple: si las emisiones de gases de efecto invernadero no se reducen hasta el 2030, la Tierra sufrirá daños irreversibles. A esta lista agreguen el resto de los desastres naturales, como tsunamis, inundaciones, tormentas, incendios, extremas olas de frío y de calor, glaciares que se derriten y más.

Pero la naturaleza no se volvió loca. Quienes no están bien de la cabeza somos nosotros. Y para entender la triste situación en forma de frecuentes azotes climáticos, tenemos que conocer la razón del fenómeno. Vivimos en el sistema de la naturaleza, un sistema de fuerzas que actúa en diferentes niveles: inanimado, vegetal, animal y humano. La naturaleza es un sistema cerrado, unificado e integral, cuyas partes, incluso las más remotas, están interconectadas. La relación entre las partes es tan mutua y estrecha que cada parte funciona y afecta a todo el sistema.

Tomen nuestro cuerpo como ejemplo de un sistema armónico. Si alguna célula u órgano está desequilibrado, puede causar una enfermedad, un desequilibrio en todo el cuerpo. Los médicos verifican el equilibrio de los sistemas en nuestros cuerpos, y cuando recibimos los resultados de las pruebas, podemos diagnosticar el estado en relación con la norma. Si el índice de valores corporales es mayor o menor que el promedio, esto implica que nuestro cuerpo no goza de buena salud.

Hace cincuenta años vivimos en equilibrio en la Tierra. El bonito hogar en el que nos desarrollamos, del cual nos alimentamos y gracias al cual existimos, mantuvo una “salud” estable. Las relaciones se basaban en la reciprocidad; nosotros, en la medida de lo posible, nos preocupamos porque la actitud hacia la Tierra se mantuviera estable y en el nivel correcto, como nuestros exámenes médicos.

El problema comenzó tan pronto rompimos los límites de lo permisible y salimos del equilibrio con la naturaleza. Desde entonces, hemos estado emitiendo dióxido de carbono, contaminando los océanos con desechos que no son biodegradables, fertilizando el suelo con productos químicos, alimentando el ganado y aves de corral con antibióticos, etc. Estos compuestos químicos y artificiales no se descomponen en la tierra ni en el aire, y finalmente nos alimentamos de ellos una y otra vez. Como resultado, surgen nuevas enfermedades, físicas y mentales.

Mientras el ego domine al hombre, la situación solo empeorará. La avaricia incita a muchas personas y corporaciones a usar sustancias tóxicas en la agricultura y la medicina y, lamentablemente, la integridad de la naturaleza no les preocupa. La competencia en la industria los estimula a ganar más; los gobiernos están sujetos a los capitalistas, e incluso los científicos realizan sus investigaciones según los intereses de los ministerios de industria y comercio.

Así es como hemos llegado a un estado en el que la naturaleza se desequilibra y las “enfermedades naturales” que antes tenían lugar en bajas proporciones, crecen como setas después de la lluvia. Una persona que comienza gradualmente a sentirse enferma, con síntomas de escalofríos y fiebre, indica que está sobrepasando el límite de salud normal; lo mismo está ocurriendo en nuestro planeta. Los médicos de la naturaleza -científicos que estudian los diversos aspectos climáticos-, señalan que la tasa actual de síntomas adversos es una señal de que estamos enfrentando un terrible brote de la enfermedad: cambios agudos en el clima que conducirán a grandes y difíciles tragedias naturales.

Aun cuando parece que en una región el clima es maravilloso y en otra tormentoso, es un asunto temporario. El globo es redondo y el sistema natural es integral, y en definitiva, así como una infección en el pie se extiende gradualmente por todo el cuerpo, los golpes de la naturaleza se extenderán a lo largo y ancho de la Tierra. Pero en lugar de hacer el bien de acuerdo con las leyes de la naturaleza, continuamos haciendo el bien según la perspectiva de los magnates. De aquí proviene la brecha y la polarización en la sociedad humana, que hace lo que le place. En la actualidad existe un desequilibrio como resultado de la falta de armonía entre la naturaleza y la sociedad humana.

Mientras la brecha siga creciendo, los golpes de la naturaleza cobrarán mucho sufrimiento, enfermedades y muerte. Un terremoto, por ejemplo, puede causar una gran destrucción. Entonces no habrá escape, y el clima nos obligará a comportarnos de manera diferente. Tendremos que cambiar y ser considerados estar interconectados, como el sistema natural integral. Este cambio debió haber ocurrido hace unos cincuenta años, cuando comenzamos a violar de manera despiadada el equilibrio general del planeta Tierra. Desde mediados del siglo XX, cuando alcanzamos entre nosotros un sistema integral y comenzamos a estar vinculados por una interdependencia global en el comercio, la industria, la economía, los medios de comunicación, etc., nosotros, la raza humana, deberíamos haber aceptado la ley de responsabilidad mutua. Adoptar la ley de solidaridad entre nosotros. Eso es atender las necesidades de toda la humanidad manteniendo y respetando el equilibrio en la naturaleza.

Pero, aunque realmente queramos hacerlo, no tenemos la fuerza para enfrentar los problemas y su rápida propagación. La razón es una: nuestro ego. Somos muy débiles contra él. Nuestro ego nos empuja a triunfar y ganar a costa del otro. Al ego no le importa lo que pase con el cambio climático. El ego exigente demanda más dinero y está dispuesto a pisotear cualquier acuerdo y salir y luchar por cada centavo. Por lo tanto, para restringir el ego, poner fin a los problemas y alcanzar una vida buena y equilibrada, primero debemos lograr acuerdos estables entre nosotros. Y no se trata del “Acuerdo de Kioto” o el “Acuerdo de París” y otros similares, pues, ¿quién los toma en cuenta hoy en día?

Más bien, la previsión real consiste en el acercamiento y el acuerdo entre los seres humanos. Nuestros pensamientos obran en todo el mundo, porque el mundo es una creación, un cuerpo. Nuestra psicología, nuestras fuerzas internas y pensamientos, también forman parte de este sistema, pero actúan en un nivel elevado de la realidad, el cual no entendemos o captamos. Nosotros podemos influir en el equilibrio de la naturaleza de la manera más beneficiosa con nuestros pensamientos e intenciones.

Pero en esta encrucijada, en la que todos están de acuerdo en que una buena relación mutua nos salvará en tiempos de problemas y crisis, nos sentimos impotentes. Esta es la razón por la cual la Cabalá se revela hoy. Esta sabiduría no es una religión nueva o antigua, tampoco misticismo o una teoría filosófica, sino una doctrina científica ordenada que nos enseña cómo originar la fuerza positiva de la conexión y cooperación adecuadas entre las personas. La implementación de “no hagas al otro lo que no quieras que te hagan” y “ama a tu prójimo como a ti mismo”, es indispensable para nuestra existencia armoniosa en un sistema donde debemos ser considerados unos con otros.

Todo depende de la relación entre las personas. Por lo tanto, si desarrollamos una conciencia pública adecuada y nos percatamos de la importancia de la reciprocidad, seremos receptivos ante el cambio. Y aunque hemos cruzado una peligrosa línea roja, cuanto más seamos considerados entre nosotros, más lograremos rehabilitar la Tierra, sanar las relaciones, respirar la vida en ella y convertir la Tierra en un hogar de bondad abundante para miles de millones de personas.

La ilusión de la convivencia

De mi página de Facebook Michael Laitman 8/oct/18

El trágico ataque armado cometido por un palestino en la zona industrial israelí Barkan, en la Cisjordania, en el que fallecieron Kim Levengrod-Yehezkel y Ziv Hagbi, no nos deja más remedio que abrazar el dolor. Abrazar a los niños que quedan huérfanos, a los padres desgarrados, y a los doloridos hermanos.

A la par del dolor y la angustia, vemos un sueño enterrado. La empresa donde ocurrió el incidente judíos y árabes trabajaban en aparente armonía, una burbuja de convivencia pacífica que explotó, una ilusión de vida de mutuo respeto y cooperación que se nos explotó en las manos. Pero, ¿había aquí desde un principio una convivencia?

Una verdadera convivencia puede ocurrir solo cuando el pueblo de Israel esté unido. Nos convertimos en un pueblo desde que Abraham congregó a los representantes de las setenta naciones del mundo que vivían en clanes en la antigua Babilonia, alrededor de 4000 años atrás. A pesar de ser extraños y diferentes unos de otros, preferimos mantener lo que nos unía por encima de aquello que nos dividía, cubrir con amor todas las transgresiones.

Los esfuerzos de conectarnos por encima de las diferencias despertaron entre nosotros una fuerza positiva, poderosa, que nos conectaba, la cual se halla en la base de la naturaleza. Únicamente gracias a la revelación de esta fuerza es que logramos convertirnos en un pueblo que vivía en unidad y responsabilidad mutua. Como escribió el Rav Kuk: “En Israel se encuentra el secreto de la unidad del mundo”.

Solo que después se derrumbó la estructura de la unión y el amor, y nos separamos por dos mil años de exilio. Y solo cuando despertemos nuevamente la fuerza conectora que se encuentra entre nosotros, podremos elevarnos por encima de la naturaleza egoísta y vivir en solidaridad mutua; entre nosotros, con nuestros vecinos y con las naciones del mundo.

Hasta que no corrijamos el ego humano, se pueden resumir las palabras sobre una vida en hermandad y coexistencia como una inocente aspiración, nada más. La coexistencia y la unión entre los hombres exigen una fuerza de superación por encima del creciente ego, y no una solución mágica temporaria de trabajo en común. De otro modo, el mundo seguirá funcionando como siempre. El egoísmo, que es la naturaleza humana negativa, lo domina, lo conduce a obrar contra el prójimo.

El egoísmo humano solo irá evolucionando y creará entre nosotros más conflictos. Esta es la forma natural de evolución. Si no equilibramos el ego con la fuerza positiva, nos conducirá cruelmente hacia su amargo destino. El terrible asesinato en Barkan es solo un ejemplo más de la erupción del ego. Lamentablemente no será el último.

Lo que es seguro es que la zona industrial de Barkan ya no podrá servir de símbolo de comunidad armoniosa y pacífica dentro del caos de Judea y Samaria. Si nos unimos entre nosotros seremos el símbolo de un estado de paz dentro del caos mundial. Y entonces, no solo viviremos en coexistencia verdadera, sino en múltiple existencia global. Nos sentiremos como un solo pueblo unido, e iluminaremos al mundo como un faro. Seremos “luz de las naciones”.

Huracán “Florencia

De mi página de Facebook Michael Laitman 12/sep/18

Huracán “Florencia”: su poder depende de la relación entre las personas

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dice que los residentes deberían planear estar sin electricidad durante días, ya que se espera que el huracán Florence cobre intensidad durante el fin de semana y traiga una marejada ciclónica y lluvia a las Carolinas.

Si bien la energía eléctrica puede no estar disponible, tenemos una mayor potencia a mano que debemos aprender a aprovechar.

Como he estado diciendo durante muchos años, vivimos en un único sistema integrado. Es difícil para nosotros reconocer que todas las capas de la naturaleza están interconectadas y son interdependientes. Desde las plantas y los minerales de la tierra hasta el pensamiento y el comportamiento humano, y todo lo que está en medio.

Dentro del sistema natural, los humanos constituyen un elemento altamente cualitativo, y la forma en que nos relacionamos tiene un impacto en todas las otras capas de la naturaleza. Es una influencia indirecta e intrincada. Pero aunque nos sea difícil identificar este aspecto, es vital para el equilibrio de la naturaleza.

No comprendemos completamente cómo y por qué las placas tectónicas de la Tierra están cambiando después de millones de años, el manto de la Tierra incorpora compuestos volátiles de la atmósfera y la radiación proviene del vientre del planeta.

Pero si viéramos el funcionamiento interno del sistema de la naturaleza, comprenderíamos hasta qué punto éste depende de las relaciones humanas. Nos daríamos cuenta de que la ley de equilibrio y homeostasis de la naturaleza también debe mantenerse en el nivel humano.

El planeta está despertando y trabajando para que lleguemos a un equilibrio entre nosotros y con el resto de la naturaleza.

Lea más en “Su poder depende de la relación entre las personas” >>

Venezuela

De mi página de Facebook Michael Laitman 20/ago/18

Qué ocurre cuando una nación colapsa en un mundo global? ¿Cómo puede tal proceso incrementar el odio hacia Israel?

Más de dos millones de personas se han escapado de Venezuela desprovistos de todo. La mitad de ellos incluso sufren de desnutrición. La razón principal de su huida es una severa carencia de alimentos en el país y el hecho de que la crisis económica va empeorando.

Lamentablemente no hay una forma directa de ayudar a millones de personas que sufren. Lo absurdo es que en nuestro mundo hay suficiente comida, vestimenta y medicinas para satisfacer las necesidades de todos los habitantes del planeta. Sin embargo, en lugar de eso, arrojamos a la basura hasta un cincuenta por ciento de la producción global de alimentos, y a la par se invierten trillones de dólares en la producción de armas.

El futuro próximo nos depara la potenciación de dos tendencias opuestas: por un lado, más y más crisis económicas, colapsos de regímenes, revoluciones sociales, hambre, enfermedad y sufrimiento humano -Venezuela es una golondrina que anuncia la llegada de una serie de crisis que probablemente llegarán al Sur de América-, y por otra parte, avanzaremos hacia un mundo tecnológico avanzado e interconectado con desarrollos robóticos, máquinas autónomas e inteligencia artificial. No hará falta nada. La capacidad de producir una abundancia de alimento, vestido y medicina mediante una impresión tridimensional estará al alcance con solo tocar un botón.

Entre estas dos tendencias nos quedará más y más claro que en el mundo solo hace falta una actitud de consideración, preocupación y conexión entre todos los habitantes del planeta. Esta será la única forma de ayudar a millares de seres humanos que vivirán futuros sufrimientos.

Pero, ¿cómo aprenderán los humanos a conectarse entre sí? La historia humana nos demuestra que las fuerzas de dominio, el poder y el egoísmo cruel, siempre triunfan. Parece que los humanos prefieren luchar unos contra otros que abrazarse unos a otros. Esa es nuestra amarga naturaleza, y cualquier otra imagen la percibimos como utopía.

Para llegar a una conexión estable entre los seres humanos, con la capacidad de reorganizarse y proporcionar las necesidades en todos los niveles de vida, se requiere de un sistema único. Un solo pueblo fue creado con base al método de conexión universal entre los seres humanos. Este método fue el que lo convirtió en pueblo, y vivió según este método durante un largo periodo. Cuando lo dejó de lado, comenzó a vagar por el mundo y olvidó su fundamento.

“Israel es entre el resto de las naciones como el corazón entre los órganos. Así como los órganos del cuerpo no pueden existir en el mundo ni siquiera un momento sin el corazón, tampoco los pueblos podrán existir en el mundo sin Israel”; esto está escrito en el Libro del Zóhar desde hace más de dos mil años. Este libro expone la red de conexión universal que existe entre las personas y los pueblos. Según este concepto, Israel es un cruce central en la red. Solo que olvidó su función intrínseca en él desde que fue fundado como nación.

En la medida que la crisis siga abatiendo a los ciudadanos de Venezuela y al resto de los habitantes del planeta, el dolor y  la frustración se irán acumulando y se convertirán en odio hacia Israel. Debajo de la superficie, en el subconsciente interconectado del mundo, se acumulará, arderá y bullirá una actitud negativa hacia el pueblo judío entero. ¿Dónde y cuándo irrumpirá el antisemitismo a la superficie? Nadie puede predecirlo sin conocer la red que conecta a la humanidad.

Si observáramos el mapa interno de conexiones, nos asustaríamos. La fuerza negativa que amenaza con desencadenarse en contra de los judíos, nos obligaría a conectarnos rápidamente para poner en práctica nuestra función en relación a las naciones del mundo, ser “luz de las naciones”. Venezuela es un altavoz más que llama a que nos adelantemos a los hechos y nos conectemos para cumplir nuestro rol en este mundo interconectado.

 

Próxima generación

De mi página de Facebook Michael Laitman 7/ago/18

Lo que la próxima generación realmente quiere

Hay una manera de salir de nuestra naturaleza egoísta y vivir en otra dimensión.

Lea más en mi artículo >>>>>

(Traducción del video)

La generación joven está cambiando para vivir con aparatos,

en lugar de tener su primer amor, una familia, romance y paseos a la luz de la luna,

prefiere relaciones virtuales y viajes al ciberespacio y, le es suficiente.

La generación joven quiere escapar de esta vida y

lograr dimensiones más altas.

Siente que su psicología, su mente y su corazón

están en una jaula, como un animal que no puede escapar,

así siente la vida.

Cuando observa a la generación anterior, ve lo primitiva que fue, como dinosaurios.

Así fue feliz, pero ya no funciona para la nueva generación.

Y cuando los adultos le exigen que siga el mismo camino,

tenga las mismas metas y objetivos en la vida, no lo puede aceptar.

Algunos pueden ajustarse y vivir igual a la generación anterior,

con el mismo sistema de valores.

Algunos necesitan liberarse del sistema e ir adonde hay aire fresco,

Pero no pueden, se sienten estrangulados

¿Qué será de ellos?

Estoy muy feliz de ver esta generación y realmente espero que persevere

y entiendan que hay una forma de liberarse, de salir de nuestra naturaleza

y de vivir en otra dimensión.

Epidemia de la soledad

De mi página de Facebook Michael Laitman 6/ago/18

La vida moderna es una vida solitaria.

La nueva epidemia en el mundo moderno es la epidemia de la soledad.
Las personas se encierran más y más en sí mismas.
¿Qué le ocurre a nuestro mundo?