entradas en 'Globalización' categoría

¿Por qué la naturaleza nos castiga? parte 3

Pregunta: Hoy “la ingeniería climática” se está desarrollando rápidamente. Esto significa que, en lugar de luchar por la preservación del medio ambiente, se está intentando intervenir en los procesos naturales con ayuda de tecnología avanzada; manejar el clima, enfriar el planeta, cambiar la estructura de la atmósfera y el estado de los océanos y más.

La gente intenta reestablecer el equilibrio en la naturaleza con ayuda de tecnología moderna ¿es bueno para la humanidad o inversamente, es ésto un gran daño?

Respuesta: Por supuesto, tenemos que pagar de esta forma por nuestra reacción equivocada, haciendo casas resistentes a terremotos y protegiéndonos de los golpes de la naturaleza. Sin embargo, ni esto no ayudará, porque nosotros mismos evocamos estos desastres naturales con nuestra conducta errónea.

Debemos entender que los pensamientos y los deseos del hombre están en el nivel más alto de todas las fuerzas que existen en el universo. Por lo tanto, justo con nuestros pensamientos, deseos e intenciones causamos el principal daño a la naturaleza.   

El hombre es el portador de la fuerza negativa en la naturaleza, dado que es dirigido solo por la fuerza de recepción. Por lo tanto, necesitamos equilibrarnos con la fuerza de otorgamiento. De forma natural, cada uno actúa en sociedad intentando recibir todo para sí mismo. Por eso, de acuerdo con ésto, debemos desarrollar en nosotros mismos la capacidad de dar. Así se establecerá el balance entre nosotros y desde la humanidad se esparcirá al resto de la naturaleza.

Pregunta: Digamos que empezamos a tratarnos bien y que hay amor, otorgamiento, armonía total entre personas y naciones, ¿cómo puede ésto detener una erupción volcánica o un tsunami?

Respuesta: Nuestros pensamientos y deseos son también fuerzas de la naturaleza. El hombre es parte de la naturaleza, la corona de su desarrollo ¿en qué forma somos diferentes de las demás partes de la naturaleza? Tenemos ciencia, inteligencia y sentimientos más desarrollados. No obstante, estos sentimientos son malvados, en comparación a los animales están más desarrollados y debido a ésto, somos llamados hombre, humano.

El único problema es que no usamos nuestras fuerzas correctamente. Pensamos que podemos vivir instintivamente, como los animales, sin lograr amor por nuestro prójimo y sin averiguar nuestra influencia en el mundo. Sin embargo, no es así, porque pertenecemos al grado humano. Y el ser humano es, ante todo, ciencia, razón y sentimientos, lo que nos eleva al lugar más alto de la pirámide.

Resulta que a diferencia de los demás niveles de la naturaleza —inanimado, vegetal y animal—que están instintivamente incluidos en un solo sistema llamado “naturaleza” el hombre está separado.

Estamos obligados a complementar el sistema de la naturaleza a través de nuestra participación, uniéndonos con todos los demás. Al equilibrar nuestros sentimientos, mente y la fuerza negativa de nuestro egoísmo, con la fuerza positiva, alcanzaremos una buena conexión con todas las partes de la creación.
[215841]
De Kabtv “Una vida nueva” 10/oct/17 

Material realcionado:
¿Por qué la naturaleza nos castiga? Parte 1
¿Por qué la naturaleza nos castiga? Parte 2
Cómo prevenir los golpes de la naturaleza

El camino del caos a la armonía, parte 3

Pregunta: Está claro que todo el desorden en nuestra vida es causado porque todos piensan solo en sí mismos. Pero, ¿cómo ver un estado corregido, permanente, perfecto, donde todos estén en armonía?

Respuesta: Dicho estado realmente existe en la naturaleza, pero no lo vemos. Como está escrito: “Aquel que tenga ojos para ver, permítele ver y aquel que tenga oídos para escuchar, permítele escuchar”. Cada uno juzga en la medida de su propia perversión y percibe el mundo de acuerdo a su razón y sentimiento egoístas. Por lo tanto, no somos capaces de ver cuán perfecta es la naturaleza y nos consideramos más inteligentes que la naturaleza.  

Resulta que no vemos la verdad y todo el tiempo nos estamos hundiendo en un caos cada vez más grande. El egoísmo crece más y más y nuestra capacidad de hacerle frente se está desvaneciendo ante nuestros ojos. La situación se está volviendo crítica y pronto terminaremos destruyendo a la humanidad en guerras nucleares, como los cabalistas advierten.  

La única forma de salir es conocer el sistema de la naturaleza. Descubrir a través del sufrimiento, que la naturaleza es perfecta y que solo nosotros somos negligentes y debemos empezar a entender el sistema de la naturaleza estudiando la sabiduría de la Cabalá.  

El poder de otorgamiento, conexión y reciprocidad reina en la naturaleza —el opuesto exacto es en el que el hombre vive —es decir, el poder de recibir, dominio personal, envidia y odio.

Pregunta: En la naturaleza ¿dónde se ve asistencia mutua y conexión?

Respuesta: No lo vemos cuando miramos con nuestros ojos egoístas. Al contrario, nos parece que en la naturaleza hay una lucha feroz por la existencia, donde el más fuerte gana. Pero si observamos más profundo, surge la pregunta: ¿de dónde viene la vida? Esta misma vida en la cual fuerzas opuestas, distintas, de repente, de alguna forma, milagrosamente se complementan una a la otra y crean toda variedad posible de criaturas: materia inanimada, plantas, animales y humanos.

¿Cómo es posible que fuerzas opuestas, deseando destruirse una a la otra, de repente se conectan e incluso se complementan, se sacrifica una por el bien de la otra, porque sin ésto vida es imposible ¿de dónde viene?

Si observan más de cerca a la naturaleza, por ejemplo, como hace la biocibernética, que estudia los sistemas existentes en organismos vivientes, verán cómo una cosa completa a la otra. Todos estos sistemas operan con base en fuerzas completamente diferentes y sólo nos parece, desde nuestra percepción equivocada, que todos quieren tragarse a los demás y establecer forzosamente su poder.  

Si fuera así, la vida no podría ser, porque está basada en otorgamiento, concesiones, en mi preocupación por alguien que luego me ayude y así, de generación en generación. Esto es completamente diferente a lo que parece desde nuestra mirada superficial.
[215610]
De Kabtv “Una vida nueva #912” 24/oct/16

Material relacionado:
Una vida nueva #912 – Del caos a la armonía
El camino del caos a la armonía, parte 1
Del caos a la armonía

El camino del caos a la armonía, parte 2

Pregunta: La Torá nos habla de que al principio había oscuridad y caos, a partir de lo cual más tarde fue creada la vida ¿cómo puede surgir la armonía del caos?

Respuesta: Todo esto es dicho sólo en relación al hombre. E incluso si parece como si estuviéramos hablando de periodos de evolución que ostensiblemente tuvieron lugar antes de la aparición del hombre, es equivocado. La evolución tiene sentido sólo con la inclusión del individuo que comienza a usar el mundo entero y todos los cambios ocurren sólo con respecto a él.

Sólo después de la creación de la conciencia y con respecto a ello, podemos hablar de la creación del mundo, del universo, del planeta Tierra, de todos los sistemas y de la humanidad. Antes de la aparición del hombre, parecía no haber nada. Y cuando hablamos de oscuridad y caos, también existen sólo en relación al hombre porque su consciencia está distorsionada, es decir, opuesta al sistema ideal en el que existimos.

La persona no entiende ni siente este sistema, es decir, no lo percibe ni en la mente ni en el corazón. Ve la realidad proyectada por sus deficientes cualidades, contra el fondo de un mundo inmutable y perfecto.

No ve el mundo superior espiritual ni el sistema ideal, sino que se ve a sí mismo con respecto a este sistema; es decir, ve la diferencia entre uno y otro, entre las cualidades del hombre y las cualidades de la naturaleza. Por lo tanto, le parece que el mundo es oscuro y desordenado.

La naturaleza exhibe otorgamiento, amor, conexión, completar al otro, mientras que las cualidades del hombre son todo lo opuesto: recibir, desordenar e inhabilidad para conectarse con otros y complementarlos. Cada uno actúa guiado por su propio beneficio en detrimento de otros y por lo tanto, ve desorden en el mundo.

Desorden es una cualidad que surge de la naturaleza del hombre, de su egoísmo.

Después de todo, si cada uno piensa sólo en sí y es guiado por su propio beneficio, sin tomar a otros en cuenta, detiene todo el sistema, como un engrane defectuoso.

En lugar de conectarse con el resto y girar juntos como en una maquinaria de reloj, cada uno gira en su propia dirección, como le place. Como resultado, nos resistimos, rompemos nuestra maquinaria y todo el mecanismo casi fracasa al funcionar.

Existe otro sistema que castiga y corrige, que nos muestra lo mal que nos sentimos a causa de la actitud egoísta. Por lo tanto, a causa de la desesperación, comenzamos poco a poco a tomarnos en cuenta entre nosotros. Aun cuando esas consideraciones mutuas son también egoístas, porque lo principal para mí es mi propio bien, tomo a los demás en cuenta cuando es necesario. Resulta, que de alguna manera nos las arreglamos para existir pero nuestra vida está llena de sufrimiento y caos. El caos y el desorden en nuestra vida son resultado de que todos son controlados por el poder de su propio egoísmo y que sólo piensan en su propio bien, en lugar de, en el beneficio del sistema común. Esta es la razón principal del desorden que se manifiesta en todas la áreas de nuestra vida.
[215573]
De Kabtv “Una vida nueva” 24/oct/16

Material relacionado:
Una vida nueva 912, del caos a la armonía
En el camino del caos a la armonía
Congreso de Vilnius del caos a la armonia, primer dia 3/Nov/17

El camino del caos a la armonía, parte1

Pregunta: Caos y desorden son parte de nuestra vida. Por lo general, el hombre se esfuerza por determinar las leyes y poner todo en orden, pero la naturaleza siempre nos desequilibra y nos sumerge en el caos ¿por qué nuestra vida está constantemente fuera de control y nuestro mundo va hacia un desorden en constante crecimiento?

Respuesta: La sabiduría de la Cabalá afirma que, de hecho, existimos en el mundo del infinito, en una Luz sin fin, en un sistema ideal y organizado de manera óptima. Este sistema es constante y nunca cambia porque es absolutamente perfecto.

El sistema se llama mundo del infinito porque no tiene límites y está en orden ideal e inmutable, sin necesidad de corregir ni cambiar ninguno de sus elementos. Pero la persona que existe dentro de este sistema debe cambiar constantemente. Tenemos genes informativos, registros (Reshimot) de impresiones, estados, deseos y pensamientos que se actualizan constantemente.

Una espiral de esos registros sobre pensamientos (impresiones en la mente) y deseos (impresiones en el corazón) se desenrolla constantemente en el hombre y le cambia. Por lo tanto, nos parece que el mundo está cambiando, que de hecho es inmutable. Vemos una Luz constante, hermosa e infinita frente a nosotros, pero nuestra percepción todo el tiempo cambia.

Si nos acercamos a la Luz con nuestras propiedades, nos sentimos bien, pero si cambiamos en dirección opuesta, nos sentimos mal de muchas maneras. Esto, de hecho, determina toda nuestra vida. Por lo tanto, podemos hablar de caos o armonía sólo en relación con una persona específica y el mundo que siente en sus órganos de percepción, constantemente actualizados. Debido a esto, nos parece que el mundo está cambiando y que estamos cambiando, pero todos estos cambios existen sólo en relación con nosotros mismos. Y si vemos caos a nuestro alrededor, significa que este caos existe exclusivamente dentro de nosotros.

Esto puede llevarme a la desesperación porque resulta que no sé dónde realmente estoy ni qué está sucediendo. No veo el mundo del infinito porque estoy encerrado en mi imaginación distorsionada y percibo mis propiedades y pensamientos que cambian constantemente según un programa que desconozco. Es decir, veo mi propia película, la forma del mundo que mis pensamientos y deseos proyectan para mí.

Pregunta: Pero si mis pensamientos y deseos se revelan de acuerdo con el programa de desarrollo, entonces ¿hay un orden en ellos?

Respuesta: El orden realmente existe, pero no lo sabemos. Y si reaccionamos de manera inapropiada a su revelación, entramos en este orden con propiedades, acciones y pensamientos incorrectos y esto cambia nuestro desarrollo. Esto es en lo que consiste nuestra vida y está sucediendo momento tras momento.
[215520]
De Kabtv “Una vida nueva” 24/oct/17

Material relacionado:
Una vida nueva #912 – Del caos a la armonía
La estructura del caos
Del caos a la armonía

¿Quién controla al mundo?

Pregunta de Facebook: ¿Qué piensa usted de EUA? Muchos dicen que merece catástrofes, porque es necesario y cuanto antes se purifique, mejor para todos.

Respuesta: No me preocupo porque todo lo que hay en el mundo viene de una sola fuerza: del Creador. Él controla todo: encumbra y baja países, pueblos y partes del mundo; envía huracanes y terremotos; hace explotar reactores nucleares, etc.

Así es como funciona el control superior, quiere sacudirnos y ponernos en disposición para que despertemos un poco y dejemos de estar siempre sumergidos en nuestra propia insensatez.

Por lo tanto, nadie tiene la culpa: no EUA, no Rusia, nadie. Todo es controlado por el Creador. Está escrito en fuentes cabalísticas que los corazones de los que controlan el mundo están en las manos del Creador. Por eso no tengo opinión particular ni crítica ni aprobación, no hacia un sistema particular ni hacia un gobierno particular.

Creo que todos juntos, como niños pequeños, debemos sentarnos y comenzar a estudiar el sistema de la alta dirección, sólo entonces realmente comprenderemos lo que hay que hacer.

Y los primeros que deben estudiar esta ciencia deberían ser los que manejan el mundo, porque ellos canalizan las acciones del Creador hacia todos nosotros. Espero sinceramente que escuchen este consejo y al comprender y aceptar el control superior, el mundo podrá llegar a un estado de calma.
[216133]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 2/oct/17

Material relacionado:
Trabajar en el mundo del Creador
¿Por qué la naturaleza nos castiga?, parte 1
Una tormenta es como una oportunidad

 

¿Podemos evitar el sufrimiento?

Pregunta: Si pudiéramos sentir el sufrimiento que la gente experimenta durante desastres naturales o guerras, ¿podríamos elegir nuestro camino de forma más correcta?

Respuesta: No, en esos casos, sólo se obedece y uno se somete a los golpes; no hay elección. La naturaleza está específicamente interesada en nuestra elección consciente del siguiente nivel de desarrollo; de otra forma, no es elección humana.

La transición del nivel inanimado al vegetal y de éste al animal ocurre con influencia de los golpes de la naturaleza y el hombre en nuestro mundo es el resultado de ese desarrollo.

Actualmente nos corresponde llegar conscientemente al siguiente nivel, al nivel hablante, de manera totalmente diferente, por lo tanto, el método de la sabiduría de la Cabalá nos llega como un sistema de información. Porque precisamente después de los estados evolutivos del inanimado, vegetal y animal (donde estamos hoy), hay en nosotros una tendencia consciente a elevarnos por encima del yo personal.

Estamos en estado intermedio. Por ejemplo, entre el nivel inanimado y el vegetal está la etapa intermedia llamada, corales, entre el nivel vegetal y el animal está el nivel del ‘perro del campo’ y entre el nivel del animal y Adam, está el nivel del simio. Así, entre el nivel de Adam de nuestro mundo y el nivel de Adam en el mundo superior, está el cabalista.

Un cabalista es una persona que por un lado, incluye dentro de sí las propiedades animales de este mundo, que son características del hombre de este mundo y, por otro lado, las características de los niveles del mundo superior.

El ascenso del cabalista al mundo superior no ocurre bajo la influencia de las fuerzas instintivas de la naturaleza; sucede conscientemente. Por lo tanto, la sabiduría de la Cabalá nos guía a la libertad de elección, al trabajo en grupo y a crear un estado especial dentro y alrededor de nosotros, todo con el propósito de ser cambiados.

Aparentemente por nosotros mismos salimos del estado en el que el ego nos maneja y ascendemos al siguiente nivel en el que equilibramos el ego con la buena fuerza que se revela en nosotros, opuesta al ego. Y, existimos entre dos fuerzas, una fuerza egoísta negativa y una fuerza altruista positiva.

En la naturaleza de nuestro mundo, la fuerza altruista no existe, así que debemos atraerla. Y existiremos en la conexión y en el equilibrio de estas dos fuerzas. Este será nuestro siguiente estado llamado, línea media.

Espero que, conscientemente y usando el libre albedrío, lleguemos a la decisión correcta y que alcancemos este estado sin guerras mundiales.

Pregunta: Si tomamos la decisión correcta, ¿evitaremos apocalípsis y desastres naturales?

Respuesta: Sí, así es, incluso, si al menos una pequeña parte de la humanidad, entendiera que la única forma de prevenir desastres naturales es seguir el método que se nos da en la sabiduría de la Cabalá. Debemos reconocer que no hay otra salida.

Pregunta: ¿Para que se le den golpes a la humanidad, si de cualquier forma, no le son útiles para su desarrollo?

Respuesta: La acumulación de sufrimiento lleva a la humanidad a un estado en el que comienza a pensar qué hacer, es decir el sufrimiento equilibran el ego humano.

Por ejemplo, si un niño no quiere ir a la escuela, sus padres comienzan a limitar sus placeres: le quitan la pelota, luego la bicicleta, luego otros juegos, hasta que no le dejan otra opción que aceptar ir a la escuela.

Pero incluso en esta situación hay libertad de elección, tenemos la posibilidad de elegir. Siempre estamos bajo alguna limitación; la elección es posible no sólo cuando hay libertad ilimitada.

Esta es la forma en que podemos elegir la espiritualidad, entre recompensa y castigo. Por lo tanto, es nuestra obligación comprender todas las condiciones y circunstancias que nos llevan a esa situación única llamada, ‘libertad’.
[195384]
De la lección de Cabalá en ruso 10/jul/16

Material relacionado:
¿Cómo nos liberamos del sufrimiento?
Recibiendo iluminación a través del sufrimiento
Del sentido del sufrimiento al sentido de la vida

¿Por qué la naturaleza nos castiga? parte 2

Pregunta: ¿Qué es tan especial en la situación ecológica de hoy? ¿cuál es la diferencia entre un terremoto o una erupción volcánica que ocurre hoy y los que sucedieron hace mil o doscientos años?

Respuesta: La razón para estos cataclismos naturales es diferente. Hace mil años, la causa de un terremoto era el proceso natural de evolución que buscaba nuestro avance y el de la naturaleza.

La causa vino de la fuerza de la naturaleza en sí y ahora, la causa está en nuestra propia negligencia. En lugar de llevar a todas las partes de la naturaleza a la conexión, la persona causa la separación universal.

Hasta hoy, la naturaleza misma ejercía presión sobre nosotros para desarrollar hasta cierto nivel todos sus grados —inanimado, vegetal, animal y humano—. Actualmente, hemos alcanzado ya este nivel predeterminado de desarrollo y hemos entrado a la fase de la así llamada “humanidad integrada”.

El mundo resulta en un pequeño lugar donde todos están conectados, unos con otros y ahora nosotros mismos somos responsables de mantener el balance en la naturaleza. Resulta que cada problema, causado por pérdida del equilibrio, apunta a nuestra conducta incorrecta.   

Si anteriormente los huracanes y los terremotos nos obligaron a avanzar en el desarrollo de tecnología y economía, hoy, simplemente nos humillan. No es suficiente reaccionar a los golpes de la naturaleza con el desarrollo de tecnología; hoy, cambios sociales y corrección de conexiones sociales ya son necesarios. Si no reaccionamos correctamente, agravamos la situación.
[215831]
De Kabtv “Una vida nueva”, 10/oct/17

Material relacionado:
Castigo espiritual
Un regalo, no un castigo
Tanto la recompensa como el castigo están a mi favor

¿Por qué la naturaleza nos castiga? parte 1

Pregunta: La tierra es nuestra casa común pero últimamente el caos la gobierna. El año pasado, un número récord de desastres naturales han ocurrido: Severos incendios, inundaciones y huracanes que impactaron países enteros así como a individuos, y resultaron en un enorme daño material y emocional. .

La vida tranquila está llegado a su fin. Se sabe que la tierra ha pasado por varios períodos geológicos, algunos de los cuales son muy inestables. ¿Esas catástrofes ecológicas son inevitables y como resultado del curso de desarrollo natural de la tierra o, son algo excepcional que no puede ser evitado?

Respuesta: Todas esas catástrofes pudieron haber sido evitadas dado que la naturaleza sólo se vuelve inestable porque las personas no pueden equilibrarla. La naturaleza siempre nos ha empujado hacia el desarrollo creando condiciones difíciles para nosotros, como calor, frío, terremotos y epidemias. Después de todo, una persona sólo comienza a moverse cuando se siente mal.

Somos egoístas y no hacemos el más mínimo movimiento si no sentimos que nos producirá algún beneficio para nosotros mismos.

Por lo tanto, la naturaleza es forzada a enviarnos sufrimiento para estimular nuestro desarrollo. Entonces comenzamos a desarrollar la ciencia y la economía, y comenzamos a estudiarnos a nosotros mismos y al entorno a nuestro alrededor en busca de una manera de organizar vidas más seguras y cómodas para nosotros mismos.

Todo este desarrollo sólo a causa de los problemas que experimentamos. Se sabe que si queremos que nuestros hijos tengan éxito, tenemos que exigirles esto y forzarlos a estudiar bien. Esta es la misma forma en que la naturaleza nos ha desarrollado a través de miles de años de la historia humana. Desde el momento en que los humanos bajaron de los árboles y dejaron las cuevas, hemos estado continuamente desarrollándonos como resultado de los problemas “humanos”, que están un nivel por encima de los problemas animales.

Esto significa que la naturaleza no sólo nos golpea como a animales, forzándonos a buscar comida, escondrijo y cuidar de nuestra descendencia, sino que nos agobia con todo tipo de problemas diseñados para desarrollar nuestras mentes y sensaciones. Debido a esto, vivimos, no sólo mediante instintos animales, sino que nos hemos desarrollado hacia una sociedad más humana. Debemos construir nuestras vidas porque nuestros hijos necesitan cuidados de diez a veinte años mientras crecen.

La naturaleza nos empuja, no sólo a través de deseos primitivos como comida, sexo y reproducción, sino que además nos dirige a desarrollar la ciencia, los sistemas económicos y la educación. Nos fuerza a descubrir y explorar nuevos continentes y explorar la naturaleza con el fin de mejorar nuestras vidas.

Es decir, la naturaleza empujó a los animales a volverse más listos. El desarrollo humano está, por lo tanto, en contraste con el desarrollo de la materia inanimada, las plantas y animales. Aparte, la naturaleza ha dirigido a los humanos a desarrollarse sensorialmente y entonces nos desarrollamos en las áreas de cultura, educación y arte: pintura, música y literatura, las cuales todas están determinadas por el estado presente de la humanidad.

No vivimos como animales que se encuentran por un corto periodo de tiempo para producir descendencia y después separarse. Las personas construyen familias y países, y usan el idioma para comunicarse y transmitir conocimiento de una generación a la otra. Este es todo un sistema que difiere cualitativamente del nivel animado de desarrollo.

Sin embargo, todo este desarrollo intelectual no es suficiente porque la naturaleza exige incluso más de nosotros. Quiere que estemos conectados en un sistema amable general, mutuamente complementándonos el uno al otro. Pero, no somos capaces de esto porque, por nuestra naturaleza, permanecemos como animales egoístas.

Dentro de cada persona, el mismo egoísta animal permanece oculto, y todo el conocimiento que ha adquirido a través de cientos de años de evolución le ha ayudado sólo a usar su entorno de forma más astuta y para el propósito de una ganancia personal más grande. Creamos sistemas sociales que nos disuaden de comernos el uno al otro, sin embargo, aún así intentamos obtener ganancias el uno del otro.

Aun así, esto tampoco funciona muy bien porque el egoísmo crece constantemente y arde dentro de nosotros.  

Cada uno quiere doblegar al mundo entero para que se ajuste a él. Por lo tanto, no somos capaces de unirnos en un sistema, común, armonioso. Este es todo el problema: la sociedad humana, en lugar de progresar y volverse más lista, está comenzando a descender y volverse hacia la fuente de todo el mal, convirtiéndose en la criatura más dañina sobre la tierra.

Los humanos destruyen las formas inanimada, vegetativa y animal de la naturaleza, y envenenan el suelo y la atmósfera. Existen miles de toneladas de escombros cósmicos alrededor de la tierra, los remanentes de satélites. No  hacemos cosas prudentes o racionales a causa de nuestro egoísmo y, por lo tanto, no podemos ser correctamente incluidos en el sistema de la naturaleza.

El sistema general, integral nos presiona de acuerdo al nivel de nuestro desarrollo. De año en año, se suponía que nos desarrolláramos más y conectáramos entre nosotros correctamente, de una forma benéfica, influyendo positivamente de esa manera a la sociedad humana así como a todos los otros niveles de la naturaleza.

Sin embargo, en lugar de esto, hemos revelado nuestra completa oposición a la naturaleza y nos hemos vuelto cada vez más corruptos. En correspondencia, nuestra influencia en la naturaleza se ha vuelto peor y no es, por lo tanto, sorprendente que la naturaleza nos provoque muchos más golpes que antes.
[215714]
De Kabtv “Una vida nueva ” 10/oct/17

Material relacionado:
Estamos atestiguando el nacimiento de una nueva era
En el umbral del descubrimiento de la meta de la evolución
La ley del gobierno del mundo, parte 1

Dos tragedias en EUA y, sus paralelos

El ataque terrorista en Manhattan ocurrió no muy lejos de donde solían estar las torres gemelas. Pocos años después de su destrucción, las teorías de la conspiración sobre la participación de judíos en el incidente comenzaron a extenderse por el mundo.

En todo mal, el mundo trata de encontrar el ‘rastro judío’. No me sorprendería que también se nos culpe de eso y tal vez incluso más rápido que en el pasado ¿por qué?

Está escrito en el tratado Yevamot 63, ‘Toda calamidad que viene al mundo es por Israel’. Desde el punto de vista del sentido común, suena religioso, místico e incluso absurdo. Pero así es como el mundo ‘tradicionalmente’ percibe la misión del pueblo judío. No importan nuestras contribuciones al mundo, no ve ningún bien, solo daño.

Esta actitud se manifiesta en redes sociales, en política, documentos oficiales, decisiones de organizaciones internacionales, incluso en las búsquedas en Google. Nos siguen culpando por cosas que no tienen la más mínima relación con nosotros. Y es aún más urgente después de los eventos trágicos.

La verdadera causa de todo esto, realmente somos nosotros. Pero no en el sentido que le parece a este mundo confundido. Sino porque los judíos son portadores del método para lograr unidad, el potencial para la coexistencia pacífica y el entendimiento mutuo que todos necesitamos hoy.

Pero ignoramos este tesoro; pretendemos que ni siquiera existe. Y llegan calamidades a recordarnos, a nosotros y al mundo, que la nación de Israel tiene la capacidad de dar ejemplo de conexiones sociales sanas, ejemplo para elevarnos por encima del odio hacia la unidad.

Por supuesto, los judíos no planearon los ataques terroristas. Pero tampoco los evitamos, aunque pudimos haberlo hecho. Esta es nuestra responsabilidad. Por eso somos odiados ahora y seremos amados cuando la gente vea un buen progreso de nuestra parte.
[215938]

Material relacionado:
¿Por qué se nos culpa?
El mundo sufre por mi culpa
La culpa, el juicio y el perdón

Hacia la armonía con la naturaleza

Pregunta: ¿Cuál es su predicción con respecto a la regulación del clima? ¿Qué nos espera? ¿Existe algo por lo que esforzarse?

Respuesta: No veo ninguna solución especial en las acciones que proponen los climatólogos. No pienso que el egoísmo humano, especialmente en el nivel del gobierno, en el mundo moderno, con la política actual, nos permita una oportunidad de negociar de alguna manera y resolver los problemas emergentes. No creo en eso en absoluto.

Al contrario, vemos que de año en año existe una estupefacción de los gobiernos. No son capaces de entender y manejar los procesos que tienen lugar. Por lo tanto, vemos el surgimiento de problemas cada vez más grandes.

Como lo veo, las personas comenzarán a darse cuenta que no tienen otra opción que acercarse el uno al otro al tomar decisiones. Esto forzará a los que están en el poder y los gobiernos a cambiar su comportamiento, y tal vez entonces los países y los gobiernos se acerquen el uno al otro. Y  más importante, a partir de todos los problemas y sufrimiento, la conciencia surgirá en las personas de que la unificación es la única salvación.

Pero no sólo porque es bueno ayudarse el uno al otro, sino porque al unirnos nos conectamos armoniosamente con la naturaleza. Después de todo, cada parte de la naturaleza, excepto los humanos, es armoniosa y completamente interconectada. Sólo la sociedad humana se opone a la naturaleza con su egoísmo.

Cuando nos demos cuenta, desde nuestra internalidad, que esta es la causa de todos los problemas, esta toma de conciencia nos llevará hacia la armonía con la naturaleza. Y todo será equilibrado.

Para que eso suceda, debemos introducir la educación de las personas como una parte integral del mundo. Considero esto como una necesidad.
[213153]
De Kabtv “Juntos por lo principal – Prognosis” 1/sep/17

Material relacionado:
El cambio climático está ocurriendo demasiado rápido como para que las especies de adapten
Clima Infernal
Ten temor del miedo