entradas en 'Libertad de elección' categoría

¿Quién hace una elección?

Dr. Michael LaitmanTora, “Deuteronomio”, “Va’etjanán,” 6:14-6:15: No vayas tras otros dioses, tras los dioses de los pueblos que están a tu alrededor. Porque el Señor, tu Dios, es un Dios celoso entre vosotros, no sea que la ira del Señor, tu Dios, se encienda sobre ti, y te elimine de la faz de la tierra.

Pregunta: ¿Qué significa “no ir detrás de otros dioses”?

Respuesta: El hecho es que si sigues el egoísmo, entonces tú sigues al Faraón que representa a todos diciendo “¿Quién es el Creador para que yo lo escuche a Él?” . Esta es la otra cara del Creador que él así exhibe en frente de nosotros para que entendamos que la cualidad de amor y otorgamiento es superior a la cualidad del egoísmo.

Y entonces ellas funcionan una contra otra. En realidad, el Creador construye a partir de algo inverso, y existimos en relación a ello.

¿Y Qué es lo que nosotros elegimos? Él nos dio inclinaciones naturales orgánicas, para que eligiéramos al Faraón y tuviéramos libertad de elección para ello.

Pero ¿Cuando aparece? Después de todo, si constantemente corremos hacia el Faraón,  ¿Yo estoy en libertad de elección con respecto al Creador? ¿Qué significa la libertad? ¿Y qué significa la elección? ¿Cuáles son estos estados en los que tomo decisiones de forma independiente?

Supongo que si una cosa es más grande que la otra desde mi punto de vista, siempre elijo lo que es más grande. Y si son iguales, no sé qué elegir. Entonces, ¿En qué sentido elijo?

La elección sucede cuando yo todavía no sé cuál es el más grande y cuál es el más pequeño. Esto significa que no hay elección como tal; hay un trabajo con el fin de estudiar y analizar lo que debo elegir, lo que es realmente grande.

Cuando intentamos hacer esto llegamos a un estado del que no hay escapatoria. Y luego tenemos la única opción: clamar por el Creador. Ahí es cuando el Creador hace una elección, y no nosotros.

Por lo tanto, nuestra elección es sólo dirigirnos correctamente, de acuerdo con los principios cabalísticos hacia El único que existe, controla, y lo llena todo, la fuerza superior, y pedirle por lo menos alguna revelación mínima, para que  nos ayude a avanzar correctamente al menos un paso adelante.
[190250]
De Kabtv “Secretos del libro Eterno” 6/abr/16

Material relacionado:
¿Cómo podemos descubrir el mapa de la vida?
Los conductores de la Luz
Cómo elegir el mejor entorno, en cada momento

Libertad espiritual y corporal

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿La libertad espiritual dependen del mundo corporal?

Respuesta: La libertad espiritual no depende del mundo corporal en ninguna forma. En un cabalista se revelan fuerzas superiores especiales que lo ayudan a alcanzar la libertad espiritual y le dan el atributo de amor y otorgamiento que le permite salir de sí y elevarse por encima del ego. Por lo tanto, no siente las limitaciones del cuerpo ni del mundo. No hay ninguna conexión entre materia y espíritu, la persona puede ascender los niveles espirituales y, al mismo tiempo, seguir de la forma que es en el mundo corpóreo, con el mismo carácter, los mismos gustos y las mismas costumbres.

Pregunta: ¿Eso significa que no hay nada espiritual en la materia?

Respuesta: En absoluto. Los niveles inanimado, vegetal y animal pertenecen a nuestro mundo corpóreo. Estos niveles de desarrollo funcionan de acuerdo con la ley egoísta de la conservación de la energía. De acuerdo a esta ley, cada partícula quiere mantenerse sólo a sí misma, por cualquier medio y a expensas de los demás. Lo importante es, maximizar continuamente su condición.

Pregunta: ¿La libertad corpórea depende del mundo espiritual?

Respuesta: En generaciones anteriores, la libertad corpórea no dependía del mundo espiritual. Sin embargo, hoy sí, porque en nuestro tiempo, el mundo espiritual y el mundo corpóreo se acercan cada vez más. Por lo tanto, topamos con, cada vez mayores problemas en el mundo corporal y, al mismo tiempo, más oportunidades para descubrir el mundo espiritual. Si logramos percibirlo y entenderlo, podremos influir en nuestro mundo corpóreo.
[179349]
De la lección de Cabalá en ruso 17/ene/16

Material relacionado:
El camino más fácil hacia la espiritualidad
Un lecho de plumas no es una interrupción en el camino hacia la espiritualidad
Eligiendo el camino difícil

Tomen su decisión

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puedo avanzar si necesito alcanzar un estado en el que no quiera la meta espiritual en absoluto, sino que desee permanecer en la vida material?

Respuesta: Yo debo alcanzar el estado de la Reshimo rota de Aviut. Entiendo que no quiero nada excepto permanecer en un lugar que sea cómodo para mí. Pero junto con esto, hay en mí una Reshimo de Hitlabshut, la cual es algo que proviene de un nivel por encima de este mundo.

Por una parte, yo determino que quiero permanecer como una bestia. Pero junto con esto, tengo una meta espiritual, un mundo más elevado, y estoy sufriendo porque no pertenezco a este y permanezco en el nivel de esta bestia, y aparte de eso, no necesito nada. Yo sé que la bestia permanecerá como tal, y que hay un nivel más alto.

En realidad quiero alcanzar este nivel más elevado, y al mismo tiempo, de acuerdo al deseo de mi Aviut (espesor), me atraen sólo la conveniencia y la comodidad, el permanecer en este sueño. Esto es lo que quiere mi corazón.

Pero el punto en el corazón me hace un llamado para que salga y alcance la espiritualidad. Es imposible entender cómo estos dos opuestos conflictivos están en mí. ¿Qué necesito hacer si estoy dividido entre ambos? ¿Qué determinará mi elección?
(132156)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 3/31/14, Escritos de Baal HaSulam

Control dual de un poder único

Dr.Michael LaitmanComo resultado de nuestro trabajo en un grupo, en el estudio y en la difusión, tenemos que alcanzar un estado tal en el que sintamos que estamos bajo el control de dos autoridades, de dos fuerzas. Un control es el control de nuestro ego, la inclinación al mal, el rey de Egipto Faraón que nos mantiene en la esclavitud.

Pero a veces, dependiendo más o menos del avance de la persona, se descubre también otro control: la inclinación al bien, el poder de otorgar, el anhelo por salir de uno mismo hacia el otro, hacia los amigos, hacia la unidad, la conexión, y así sucesivamente.

La persona está en medio de ese poder dual, bajo el control de dos ángeles: la inclinación al bien y la inclinación al mal que lo sujetan por las manos a ambos lados y lo guían hacia la meta de la creación. Ciertamente, la inclinación al mal también actúa de acuerdo al programa del Creador y le ayuda a la persona a avanzar de forma independiente, ejercitándole su libertad de elección.

Si ella no tuviera libertad de elección, sería como una bestia y no un Adam (hombre). Por medio de la aclaración por sí misma de la utilización de la inclinación al mal y de la inclinación al bien, del poder de la recepción y del poder del otorgamiento, y de la elección con respecto a la forma de avanzar con la mezcla correcta entre ellos, ella se construye a sí misma como un Adam en semejanza al Creador.

La conexión entre la inclinación al mal y la inclinación al bien comienza desde el primer acercamiento junto con el Creador a Faraón. La persona comienza a establecer estas dos fuerzas uno en contraposición a la otra. Las dos fuerzas están bajo su autoridad. Ella misma decide según su estado interno, cuál de ellas la maneja ahora y puede incluso pasar de un control al otro control en el hecho de que elige quién tiene el control sobre ella y por qué, si ella es capaz de hacerlo o si requiere de la ayuda de la fuerza más elevada.

Faraón quiere controlar, y si la persona está de acuerdo con la inclinación al mal que la separa del Creador, entonces ella realmente está en el exilio de Egipto. Es decir, que le atribuye algún tipo de control independiente a su inclinación al mal y dice que no está dispuesta a resistirla y se encuentra en la servidumbre completa a éste.

Por supuesto, si la persona piensa de esta manera, es una señal de que ella es esclava. Pero todo depende de la persona misma. Ella decide y determina en qué forma Faraón la utiliza o si ella usará a Faraón.

Y todo este trabajo fue para revelar que no hay otra fuerza involucrada, como está escrito: “Yo, Yo mismo, y no un mensajero”. La persona aclara que el Creador está por encima de las dos fuerzas, más allá tanto de la inclinación al bien como de la inclinación al mal. Estas dos fuerzas vienen desde Arriba. A través de las dos fuerzas, de la inclinación al bien y de la inclinación al mal que se le revelaron a ella alternativamente, la persona llega a la conclusión y a la decisión finales de que hay una fuerza más allá de esto que juega con ella a través de estos dos ángeles: la inclinación al bien y la mala inclinación.

A veces una de ellas le llega a la persona y a veces le llega la otra, es por esto que uno siente que es arrojado de un extremo al otro en dos direcciones. Pero así se forma una relación tanto con esa fuerza como con la otra fuerza, y en última instancia con el poder superior, con el Creador.
(131546)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 4/02/14, Escritos de Baal HaSulam

Hagan la elección correcta y serán bendecidos

Dr. Michael LaitmanPregunta: Entonces, ¿cuándo sale la persona del desierto si todo depende de la voluntad del Creador?

Respuesta: No todo depende del Creador, puesto que si así fuera, ¿para qué habría de crear Él toda la creación? La persona recibe un elemento llamado libre albedrío y al usarlo, el ser creado determina que es independiente. Esta es la razón para toda la creación, sólo para este único punto, para este discernimiento. Todo nuestro trabajo es desarrollarla y todo lo demás no cuenta para nada, dado que todo realmente va por cuenta del Creador. El Creador juega con las diversas condiciones que nos rodean, pero está destinado a elevar al ser creado por medio de eso, de tal manera que éste sea como Él.

Entonces, por una parte, el Creador controla todos y cada uno de los estados, por supuesto. Por otro lado, Su dominio depende del punto en el que nosotros tenemos que elegir. En el momento en que alcancemos esa línea y pasemos a través de las cuatro fases de desarrollo, ya que cada estado tiene su propia HaVaYaH, todo dependerá de nuestra respuesta, si utilizamos todos los medios que nos dieron para crecer y fortalecernos por medio del apoyo del grupo, es decir, para “elegir un entorno cada vez mejor”.

Nosotros debemos crecer y fortalecernos por medio del apoyo del grupo, exigir que los amigos me impresionen más, y penetrar en ellos más profundamente. Si yo hago eso, significa que he cumplido mi libre albedrío y que yo soy digno de avanzar. Así, en la conexión alcanzada entre nosotros, descubro el sistema y lo entiendo, me comprendo a mí mismo junto con el sistema como un todo. Por medio de la sensación de unidad con el sistema, de hecho me acerco a la sensación del Creador.

Al acercar y conectar dos opuestos, el sistema en su conjunto y yo mismo en un todo, me preparo para sentir sus discernimientos, los cuales son llamados el Creador. Esto se debe a que el Creador siempre se revela entre dos puntos opuestos, estando por encima de ellos y como el conector general que está dentro de ellos.

¡Yo siempre tengo libre albedrío! Pero si yo no lo uso en el momento oportuno, la fuerza de la naturaleza, llamada el plan natural de la evolución (a su debido tiempo) comienza a operar y organiza para mí diversas condiciones. Entonces pierdo el libre albedrío que tuve antes y entro ya en diferentes condiciones. Esto significa que el Creador quitó cierta letra, me envió un ángel, y colocó otra letra en su lugar, otro ángel más difícil.

Entonces yo avanzo de acuerdo en un nuevo patrón, en diferentes marcos. El Creador ilumina para mí en un nuevo patrón, en una letra diferente, entonces estoy bajo el dominio de una nueva Providencia en la cual también tengo que tomar mis propias libres decisiones. Esto sucede una y otra vez.

Finalmente, después de todas las letras, yo tengo que llegar a la letra Bet, que significa una bendición. Esto significa que tengo que entender que necesito la fuerza superior para traer la paz entre nosotros.
(121431)
De la 1º parte de la Lección diaria de Cabalá, 11/25/13, Escritos de Rabash

Eligiendo lo que queremos

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puedo estar seguro de que eventualmente tendré éxito? ¿Existe alguna garantía?

Respuesta: Esto es llamado “Fe en los sabios”. Pero en lo único que pueden confiar es en la Luz de la confianza, que brilla para la persona según la medida en la que alcanza el atributo de otorgamiento. La persona todavía no la tiene porque el único medio para alcanzar esto, es a través de la incorporación en el entorno.

Choosing-What-I-Like 1

Yo no tengo nada, sólo el entorno; puedo ser parte de un entorno que prefiera los valores corpóreos, y puedo ser parte de un entorno que prefiera un desarrollo espiritual, a través del otorgamiento. Existen dos alternativas: el camino de la recepción y el camino del otorgamiento. Existen dos fuerzas que operan en la naturaleza, y podemos preferir una o la otra: ya sea el otorgar a fin de recibir o el recibir a fin de otorgar. Es así como opera este mundo. Todo es muy simple y está determinado por el entorno que nosotros elegimos.

Pero si ya he elegido un entorno, es decir un maestro y amigos, un camino y una meta, tengo que sentir que esto es lo que quiero. Yo mismo no debería forzarme. Si tengo un punto en el corazón y si siento que este camino es para mí, me uno al entorno.

Pero después de unirme a este, yo tengo que estar incorporado en él con todo mi corazón y alma. No puedo estar en un entorno que es totalmente más (+) mientras que  yo soy totalmente menos (-). Seré arrojado de este. La Luz que Reforma influirá en mí y yo seré arrojado después de un año, dos años o incluso cinco años; no hay diferencia. Nosotros vemos cómo sucede esto. Entonces la persona empieza a odiarnos porque no está incorporada en el entorno, en el grupo.

Pero de la misma forma en que ustedes son influenciados por el medio en nuestro mundo, ya sea que les guste o no, aquí también, cuando llegamos a nuestro desarrollo espiritual, tenemos que estar bajo la influencia del entorno. Es aquí donde se nos da el libre albedrío, y así tenemos que realizar esfuerzos constantes. Esto no tiene nada que ver con el carácter de la persona, sino con la sutileza de su alma. Si la persona es afortunada, se queda, si no, no permanece, ella es expulsada…

Ustedes están incorporados en el grupo y se les dice: “¿Eligieron estar con nosotros? Bienvenidos, pero deben saber que existen ciertas condiciones que tienen que cumplir. Si están de acuerdo pueden quedarse, sino, entonces váyanse”. Existen muchos grupos, partidos y movimientos; elijan el que quieran, estas son nuestras condiciones. Nosotros confiamos en los escritos de los cabalistas y esto es lo que ellos dicen. Nosotros no nos preocupamos por lo que los demás han elegido y qué valores prefieren y aceptan ellos. Nosotros aceptamos y seguimos el consejo de los cabalistas que hemos alcanzado a través de una cadena de cabalistas a través de los años, empezando desde Abraham hasta hoy en día.

Ellos implementaron estas condiciones y lograron un alcance espiritual. De acuerdo a sus libros, vemos que alcanzaron la esencia interna de la naturaleza, la dimensión superior. Nosotros queremos alcanzar las mismas cosas y entonces escuchamos su consejo.
(120655)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/15/13, Shamati # 64 “De Lo Lishmá a Lishmá”

Material Relacionado:
El entorno hace un humano de un mono
La confianza inquebrantable es una para todos
Aprendiendo a trabajar con el egoísmo

Encontrando la fuerza que equilibra el ego

Existe una necesidad creciente por la conexión en el mundo de hoy. Por una parte, la conexión integral en el mundo se revela, y por otra parte, la carencia de nuestra adaptación a ello se expresa en forma de una crisis.

Con el fin de ayudarles a las personas que tienen el impulso hacia el desarrollo espiritual, el cual significa la conexión y la unidad, el impulso por asemejarse a la naturaleza, nosotros seremos capaces de revelar la fuerza superior que lo maneja, seremos capaces de sentirla, de verla, y de aprender a dominar el sistema que nos controla, el así llamado mundo superior; para esto nos reunimos y queremos adaptarnos gradualmente al estado de equilibrio con este sistema, con la naturaleza. Ese enfoque gradual paso a paso, es llamado los niveles del ascenso espiritual, una equivalencia espiritual.

Esos son niveles serios, complejos, ya que debemos superarlos y resistir nuestro ego. Es al resistirlo que nosotros logramos conocer y alcanzar este sistema.

De la misma manera que opera cada sistema en nuestro mundo con base en dos fuerzas que se contrarrestan (más y menos, contracción y expansión, etc.), entre ellas existe un mecanismo mecánico, eléctrico, neumático, u otro mecanismo, y esas dos fuerzas son las fuerzas de desarrollo y movimiento de este mecanismo, y en nuestros cuerpos hay dos fuerzas que se oponen constantemente. En general, pueden ser reducidas a fuerzas de absorción, absorción y secreción. Nosotros existimos sobre la base de esas dos fuerzas. Estas se contrarrestan más o menos o actúan alternativamente en los niveles de la naturaleza excepto por un interesante objeto: el hombre.

El ser humano está bajo la influencia de una sola fuerza: la fuerza egoísta que lo controla, lo maneja y lo gobierna, y hace lo que desea con él. No hay otra fuerza que se oponga a nuestro ego, y ese es nuestro problema. Entonces, nosotros no podemos ser equilibrados, sabios, ni hacer lo que queremos, sino que hacemos constantemente lo que la fuerza egoísta nos obliga a hacer, aunque pueda dañarnos.

¡Miren lo que sucede ahora en el mundo! Estamos cortando la rama en la que estamos sentados. Estamos contaminando el aire que respiramos, talando los bosques, convirtiendo extensas áreas en estériles desiertos, causando que los icebergs se derritan, y provocando cambios desastrosos en el clima, de forma que muy pronto será imposible existir en este planeta. El ritmo de la crisis está acelerándose de forma amenazante, y no podemos hacer nada al respecto.

¿Por qué la naturaleza está haciendo esto? Es para mostrarnos el grado en el que somos manejados por esta fuerza egoísta y cuánto carecemos de la otra fuerza que es opuesta a esta, para al menos llegar al equilibrio. Incluso si fuéramos totalmente opuestos a la fuerza egoísta, incluso si fuéramos absolutamente altruistas, tampoco podríamos existir. Después de todo, debe haber una fuerza de equilibrio entre esas dos fuerzas, la ley de equilibrio, la ley de alternancia correcta.

Entonces, necesitamos la otra fuerza, y no la tenemos. Sin embargo, ésta se encuentra en los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza ¡Es el instinto!

El instinto hace que los animales lleven a cabo ciertas acciones y no otras. Los restringe y no los empuja a llevar a cabo acciones equivocadas. Si un león ve a un león más fuerte, se retira. Existe una línea de mando clara, revisar la fuerza y retirarse instantáneamente. Es decir, existen fuerzas restrictivas con respecto a la naturaleza y a los diferentes fenómenos, no importa cuales. Los animales operan de acuerdo al principio simple del ego animal ordinario, que es equilibrado por un instinto de protección.

Nosotros no tenemos eso. Estamos privados de ello, ¡pero necesitamos adquirirlo ya que de otra manera nos encontraremos en una condición que amenaza nuestra existencia!

La sabiduría de la Cabalá se revela en nuestro tiempo para que, de alguna manera, seamos capaces de adquirir esta segunda fuerza que restringe y equilibra nuestro ego. Es opuesta al ego. Es llamada altruismo, la fuerza de otorgamiento, la fuerza del amor.

Si podemos descubrir esta fuerza en la naturaleza y, de alguna manera, percibirla dentro de nosotros y comenzar  a equilibrar mutuamente las dos fuerzas, podemos estar seguros de que nuestra existencia estará asegurada, será cómoda, buena, y deseable. De otra manera, nuestro desarrollo futuro será simplemente desastroso. Vemos cómo estamos perdidos en el ego del día a día y que este comenzará a consumirnos mientras aún estemos vivos y eventualmente no nos dejará ninguna esperanza de sobrevivir.

Es por eso que organizamos convenciones. Lo hacemos con el fin de adquirir la fuerza que es opuesta al ego, con el fin de tratar de equilibrar las dos fuerzas opuestas dentro de nosotros, y alcanzar el punto medio en el cual podemos ser libres, tener libre albedrío, libertad de elección, de manera que podamos manejarnos a nosotros mismos y avanzar. Esto es lo que queremos lograr.
(89240)
De “Una lección virtual sobre Fundamentos de la Cábala” del 23 de Septiembre del 2012

Material Relacionado:
La lección principal que debemos aprender de la crisis es que todos somos parte de la Naturaleza
Los niveles de ascenso
El propósito de crear un grupo

Mira la altura de los amigos y asciende

Pregunta: ¿Qué significa que el superior se rebaja a Sí mismo con respecto al inferior?

Respuesta: Significa que el inferior ya no lo siente como superior. Ahora tiene dos opciones: permanecer bajo la impresión de que el superior ha perdido todo significado para él o trabajar en fe por encima de la razón, a fin de reforzar la grandeza del superior ante sus ojos. Aquí es donde está nuestro libre albedrío.

El libre albedrío existe sólo cuando hay ocultamiento. Así es como nos trata el Creador, y así es como tenemos que ver a todos los amigos al comprender que ellos están bajo ocultamiento con respecto a nosotros. Sólo soy yo quien ve las deficiencias en ellos, puesto que “uno juzga de acuerdo a sus propios defectos”.

Así que yo tengo libre albedrío aquí: ¿Los trato como los más grandes de nuestra generación? Si lo hago, cumplo con mi libre albedrío. Si los reconozco como grandes, el superior elevará Su AHP y a mi junto con ellos. ¡Por lo tanto yo ascenderé!

(86994)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 8/29/12, Escritos de Rabash

Material relacionado:
Rodeado por el bien absoluto
Descubre la bondad del creador, no sus regalos
El ocultamiento nos hace humanos

El trabajo de nuestros antepasados y nuestro trabajo

Los preparativos en nuestras almas son llamados “el mérito de los antepasados”. Hay personas que cumplen con su libre albedrío y usan los méritos de los antepasados, pero sólo en la vida cotidiana material.

Si la persona está más preparada, comienza a elevar este mérito a un nivel moral, a la ética. Hay personas que ya han avanzado las preguntas sobre el significado de la vida y su propósito. Pero hay personas que empiezan a preguntar por el significado más profundo de su vida: ¿Quién me está dando esta vida? ¿Quién dirige mi vida? ¿Cómo puedo ver su objetivo y participar en ella?

La persona comienza a sentir que la vida fluye independientemente de él, que no puede aferrarse a la vida, sentir para qué es, o quien está ejecutando esto. La vida fluye a través de él, pero no la entiende, lo que hace que se sienta mal y ansioso.

Así que comienza a buscar, y la búsqueda se convierte en el foco principal de su vida. De este modo, se da cuenta de los méritos de los antepasados y de los preparativos que se han hecho dentro de él. Él entiende que tiene que descubrir esto: descubrir las fuerzas del alma que operaban en él, en secreto y que lo llevaban sin pedir su consentimiento. Empieza a sentir que todos los preparativos se hicieron con el fin de permitirle alcanzar su raíz, es decir, a los antepasados mismos.

Toda persona puede alcanzar la raíz de su alma y todo lo que fue hecho para su despertar. Cuando él se acerque a su raíz, alcanzará todo el sistema a través de él, y en el sistema descubrirá la fuerza superior, al Creador.

Entonces él entiende que todo el descenso desde el mundo del Infinito a este mundo, todos los preparativos que se hicieron en la raíz del alma, son la obra de los antepasados. Ahora, cuando la persona alcanza su auto realización alcanza el nivel de los antepasados y es incorporado en ellos, como se nos dice: “Cuando mis acciones se comparen con las acciones de mis antepasados”.

(58645 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/25/2011, Escritos de Rabash)

Material relacionado:
Es mejor avanzar por voluntad propia que bajo los sufrimientos
El tiempo de la liberación espiritual
Un curso para el desarrollo del alma

Los cabalistas acerca de la libertad de elección, Parte 14

Queridos amigos, por favor hacer preguntas acerca de estos pasajes de los grandes Cabalistas. Los comentarios entre paréntesis son míos.

La Libertad del Colectivo y la Libertad del Individuo son Iguales.

Este es el motivo por lo que el mundo fue creado lleno de tanta gente, cada uno con sus propios pensamientos y opiniones, para que todos y cada uno adoptara los pensamientos y opiniones de todos los demás. Por lo tanto cuando uno mismo se corrige en similitud con el Creador, uno se enriquece, …ya que él mismo es incorporado en todos los conceptos y pensamientos ajenos del mundo entero.

Después de todo, si uno quiere prepararse para estar más cerca del Creador, debe realizar buenos actos para justificar las acciones del Creador hacia él y al mundo entero. Por lo tanto uno se conecta con los pensamientos y opiniones del mundo entero.

– Baal HaSulam, Shamati (Yo escuché), Articulo No. 33, “Las Suertes”

(48790)

Material relacionado:

Los cabalistas acerca de la libertad de elección, Parte 11
Los cabalistas acerca de la libertad de elección, Parte 12
Los cabalistas acerca de la libertad de elección, Parte 13