entradas en 'Noticias' categoría

Píldoras de la felicidad

En las noticias (New York Magazine): “¿Merece la realidad moderna mayor dependencia de Xanax? Steven Hayes, un psicólogo clínico de la Universidad de Nevada, cree que las benzodiazepinas detienen una brecha que la evolución aún tiene que llenar. A medida que los humanos intentamos controlar un número exponencialmente creciente de aportes con los que se enfrentan, “nuestra atención se vuelve menos flexible, nuestra mente se vuelve más parlanchina y lo siguiente que sabemos es que estamos frenéticos”.

Los humanos están mal equipados para procesar o acomodar todas estas nuevas señales. “Nuestra tarea ahora es crear mentes modernas para el mundo moderno y esa mente moderna tiene que ser psicológicamente flexible”. En ausencia de esa flexibilidad, dice Hayes, la gente necesita un puente -una píldora- entre lo que la vida da y lo que la gente puede manejar de forma realista “.

Mi comentario: El mundo se está desarrollando demasiado rápido y la gente simplemente no puede adaptarse, no puede hacer frente a todos sus desafíos. Por lo tanto, los avances en la farmacología moderna vienen a ayudar.

Al tomar un tratamiento de antidepresivos típicos, uno debe esperar de dos a tres semanas antes de comenzar a sentir algún efecto. Con Xanax, es mucho más simple: te pones nervioso, te tomas una pastilla, te calmas. La droga es similar a una taza de café y ni siquiera cuesta tanto.

El Xanax desconecta a la persona del problema. Si la vida la tiene por el cuello, entonces por supuesto, esto es una bendición. Esto funcionará hasta que se dé cuenta que necesita alcanzar la verdad. Solo entonces rechazará estos métodos “inductores del sueño”. Botará el Xanax y buscará un libro sobre Cabalá.
[224054]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 8/feb/18

Material relacionado:
La ciencia de la felicidad
“La felicidad: lecciones de Nueva ciencia”
El principal problema de la humanidad: la falta de felicidad

La depresión de un economista

En el Noticiero Project Syndicate: Un laureado del Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, escribe: “Estuve asistiendo a la conferencia anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, donde la tal llamada élite global se reúne para discutir los problemas del mundo desde 1995. Nunca he salido más desanimado que este año…

Los altos ejecutivos de Davos estaban eufóricos este año sobre el retorno al crecimiento, las fuertes ganancias y la creciente compensación de los ejecutivos. “Así que olviden los tópicos sobre los valores que recitan los presidentes de las compañías en los párrafos iniciales de sus discursos. ‘Pueden carecer de la franqueza del personaje de Michael Douglas en la película de 1987 Wall Street, pero el mensaje no ha cambiado: La avaricia es buena. “Lo que me deprime es que, aunque el mensaje es obviamente falso, muchos en el poder creen que es verdad”.

Mi Comentario: Contrario a Joseph Stiglitz, no me siento deprimido porque entiendo el egoísmo de la humanidad y desde el principio no espero ninguna buena acción de la elite económica. Además, les desearía suerte. Porque cuanto más caigan en su propia codicia, más rápido verá el mundo la verdad y finalmente llegará a ser lo suficientemente maduro como para aplicar la sabiduría de la Cabalá.

La sabiduría de la Cabalá dice que necesitamos unirnos y exigir la realización de la metodología para la corrección del mundo desde el pueblo de Israel. Incluso en la antigüedad, el faraón egipcio entendió que los judíos huían de él hacia la verdadera unidad, hacia el ascenso por encima del egoísmo. Esto tiene que ser entendido por las naciones hoy aún más claramente.

La esencia de la sabiduría de la metodología cabalística, inherente al pueblo de Israel, es tal: conectarnos unos a otros a tal punto que el egoísmo ya no nos separará ni nos perturbará. Demostrando esta posibilidad a todos, los judíos cumplirán lo que el mundo espera de ellos, aunque sea inconscientemente.

Al encontrarse en un callejón sin salida, la gente sentirá esto. La humanidad comenzará a tomar conciencia de que la solución al problema está escondida en el pueblo de Israel.

Y todo lo demás depende de la capacidad del pueblo de Israel para darse cuenta de la idea de la unidad en sí mismo—luego demostrarlo y presentarlo al mundo.

Hoy, los judíos son odiados, sin una comprensión clara de por qué. En lugar de una causa inherente, se ofrecen razones y excusas para este odio. Por lo tanto, este odio requiere una orientación correcta en la conciencia para que todos juntos nos pongamos a trabajar: por un lado, aquellos que aspiran a la corrección interna—el “pueblo de Israel”, por otro lado, todos los demás.

En realidad, estas dos partes juntas resuelven un problema mutuo.  Simplemente es necesario comenzar con alguien y es por eso que la unidad comienza con aquellos que ya han madurado para esto. Y luego, de forma voluntaria, basado en el deseo, a modo de ejemplo positivo, círculos más amplios se conectaran a ellos.

De esta manera, es completamente innecesario sacar a los judíos de su tierra; no es necesario matarlos. Es necesario motivarlos para crear una sociedad fuerte y entrelazada, extendiendo la Luz superior al mundo entero.
[224419]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman,” 13/feb/18

Material relacionado:
Presión hacia los judíos
“Los palestinos fueron creados para oprimir a los judíos”
Haaretz: “Qué significa para los judíos que el presidente de Austria diga que todas las mujeres llevarán cubierta la cabeza”

Por qué la vida está empeorando

En las noticias: Los científicos de las universidades de Berkeley y Bar-Ilan, después de entrevistar más de mil participantes encontraron que la raíz de todos los problemas de la humanidad son las mujeres.

Resultó que las esposas, hermanas e hijas son las principales culpables de complicar la vida diaria. Se trata de su habilidad “para hacer una tormenta en un vaso de agua”. Los participantes opinaron que las mujeres dominan a la perfección. (Hallazgos del estudio).

Mi comentario: En realidad, así es como algunas veces les parece a los hombres, y este es su gran error.

El punto es que los hombres y las mujeres tienen actitudes completamente diferentes hacia la vida. El hombre es como un niño que cambia sus juguetes con el tiempo. La mujer, al contrario, es un ser maduro, que ve el mundo de forma muy realista y responsable. Por naturaleza, está creada para dar a luz, educar, cuidar y continuar la vida.

Es muy difícil para los hombres comprender y apreciar el lugar de las mujeres en el mundo. Qué podemos hacer, no podemos ponernos en los zapatos de alguien más, entender y sentir que sus demandas vienen de una percepción de la realidad diferente y “más cercana”.

Por lo tanto, lo que aparenta ser complejo para un hombre es en realidad un llamado para que crezca y escuche a un ser querido que entiende mejor la vida. “Escucha lo que Sara te dice”, es lo que el Creador le dijo a Abraham. En todo lo concerniente a un enfoque realista hacia la vida, los hombres deben buscar el consejo de las mujeres. Es ella quien desentraña el enredo de contradicciones que los hombres sólo enredan cada vez más.

Si una mujer controlara el mundo, indudablemente este sería mucho mejor. No jugaríamos a las guerras, ni competiríamos por quién le gana a quien. Pero, por otra parte, el punto es no darle todo el poder a las mujeres.

Todos debemos ser como una familia donde el entendimiento, las responsabilidades y oportunidades mutuas son distribuidas de forma precisa, y donde ambas partes de nuestra naturaleza se conectan armoniosamente. Algún día aprenderemos cómo hacer esto.
[222369]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 30/ene/18

Material relacionado:
La peor pesadilla de la Creación
Una sabiduría que garantiza el éxito en la vida
Una nueva vida #858 – Nuestra actitud ante la vida: miedo y ansiedad

Breaking Israel News: “La Pascua judía: del materialismo a la unidad”

El portal más grande de Breaking Israel News publicó mi nuevo artículo “La Pascua judía: del materialismo a la unidad”

La Pascua judía es una oportunidad para pasar del estado de división, indiferencia y frialdad en nuestra sociedad a otro de unidad, preocupación y afabilidad.

Aunque el año judío comienza oficialmente en Rosh Hashaná, hay un enfoque más amplio en las fiestas judías que nos muestra la Pascua como el inicio del año judío. Para verlo desde esta perspectiva, debemos analizar el significado de la Pascua a un nivel más profundo.

La Pascua describe un proceso interno en el que, tras un periodo de intensa división, llegamos a la decisión de unirnos y con ello revelamos un estado más unificado. Asimismo, la Pascua resalta aquello que convierte al pueblo judío en un pueblo único.

¿Qué hace que el pueblo judío sea único?

A diferencia de otras naciones o razas, el pueblo judío no se formó orgánicamente a partir de un linaje familiar o por una proximidad territorial. Los judíos fueron originalmente una congregación de personas que dieron a conocer como “judíos” cuando estipularon unirse “como un solo hombre con un corazón” y aceptaron la responsabilidad de ser “una luz para las naciones” (la palabra hebrea para “judío” [Yehudí] proviene de la palabra “unido” [Yihudí] [Yaarot Devash, Parte 2, Drush 2]).

La festividad de la Pascua explica esta transición.

Todo comienza en un momento en que el pueblo de Israel vivía excepcionalmente bien en Egipto. En lo que a valores sociales respecta, los tenían todos: confort, riqueza y éxito, como está escrito en la Torá, “en Egipto (…) nos sentamos en torno a las ollas de carne y comíamos todo lo que queríamos” (Éxodo, 16: 3). No obstante, aun con toda esa abundancia material, sentían que les faltaba algo.

En este punto, debemos tomar perspectiva para ver este proceso que se describe: la naturaleza humana, que es un deseo de recibir placer, constantemente nos presiona para satisfacernos a nosotros mismos. Cuanto más tratamos de satisfacernos, más vacíos nos sentimos y más necesidad tenemos de un llenado mayor. Así, nuestro deseo de disfrutar crece y vamos evolucionando a través de las distintas fases de crecimiento del deseo. Después de satisfacer nuestras necesidades básicas –comida, sexo, vivienda y familia– nuestro deseo aumenta y desarrollamos los deseos sociales –dinero, respeto, control y conocimiento– que continuamente tratamos de satisfacer.

Pero aquí nos encontramos con un problema.

Como un perro que persigue su propia cola, vamos detrás de todos esos placeres pero seguimos sintiendo que deseamos algo más, algo diferente, sin saber precisar lo que realmente queremos. La historia de la Pascua explica este nuevo deseo: cuando nuestros deseos materiales se sacian, emerge un nuevo deseo de conexiones sociales positivas. Ese deseo se llama “Moisés”.

Moisés estuvo presente durante todo el periodo en que el pueblo de Israel prosperaba en Egipto. Creció en la casa del faraón hasta que concluyó su propia búsqueda de la felicidad en lo material. Fue entonces cuando comenzó el exilio en Egipto. El faraón, es decir, nuestro ego, no quiere aceptar la unidad. No hay peor idea para él que vivir la vida con la aspiración de “amar al prójimo como a ti mismo”.

Por eso, a medida que el pueblo de Israel prosperaba en Egipto, naturalmente comenzaron a desear más de lo que tenían, y la idea de la unificación social –Moisés– comenzó a tomar forma entre ellos. Luego comenzaría la lucha entre Moisés y el faraón. Por un lado, Moisés señalaba el camino hacia la unidad y el amor mutuo, mientras que el faraón insistía en que él gobernaría, es decir, que seguirían viviendo y trabajando solo para satisfacerse de forma egoísta y material. Cuando el faraón vio que pueblo de Israel aceptaba a Moisés, se convirtió en ese rey cruel que describe la historia de Pascua.

Tras un largo proceso, el pueblo de Israel finalmente apoyó a Moisés, clamaron unidad y triunfaron. Se unieron al pie del Monte Sinaí aceptando la ley de “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Luego procedieron a purificarse del Hametz [levadura], es decir, su ego, e hicieron la transición (la Pascua) del egocentrismo a la unidad, siguiendo a Moisés y poniendo en práctica su idea.

La Pascua hoy

 La Pascua judía describe un proceso para vencer al egoísmo por medio de la unidad y, por lo tanto, hoy en día ese proceso sigue teniendo tanta relevancia como en el pasado. Nuestra actual cultura materialista se parece cada vez más al Egipto que la historia de Pascua describe: hemos disfrutado de las bonanzas del materialismo por un tiempo, y ahora cada vez más gente siente que a sus vidas les falta algo.

En las personas, esto se expresa con un aumento de la depresión, el estrés y la soledad, y en la sociedad se traduce en una mayor fractura social impulsada por la política, la xenofobia y el antisemitismo. Todos estos fenómenos nos muestran que podemos tener toda la abundancia material que deseemos, pero aun así no hallaremos satisfacción; lo que realmente necesitamos para llenar ese nuevo deseo amplificado es la unidad, unas conexiones sociales positivas.

A diferencia de lo que ocurre con nuestras satisfacciones materiales, no somos capaces de imaginar cómo sería una unión por encima de nuestras divisiones. No vemos ningún ejemplo de unidad que podamos implantar nuestros sistemas educativos y medios de comunicación. Y por ende, seguimos regurgitando y reinventando ideas, historias y productos materialistas ya que no vemos ni conocemos otra cosa.

A medida que la sociedad se mete más en este círculo vicioso de búsqueda de placer materialista sin ningún otro objetivo a la vista y a medida que surgen más problemas dada esta situación, mayor es la fijación de la sociedad con los judíos y más los culpan. El antisemitismo aumenta porque el pueblo judío, en sus raíces, posee un patrón para llevar a la práctica ese nuevo deseo por la conexión. Cuando el pueblo judío fracasa en su misión de unirse, precisamente ahora que no solo los judíos lo necesitan sino toda la humanidad, entonces, subconscientemente, el mundo comienza a sentir que los judíos son la causa de todos sus problemas.

Nuestros antepasados pasaron por el proceso de unidad y con ello se salvaron del desastre. Hoy, cuando nos señalan culpándonos con todo tipo de razones, depende de nosotros el identificar la causa de todos esos reproches: nosotros, entre todos los pueblos, hemos sido agraciados con la posibilidad de unirnos por encima de todo lo que nos separa, y eso es lo que el mundo necesita de nosotros. Es como si el mundo no prestara atención a todos los avances tecnológicos, médicos y culturales que hemos aportado a la humanidad. No obstante, si nos comportamos tal como hicieron nuestros ancestros, entenderemos para qué nos pusieron aquí y podremos ver cómo la actitud del mundo hacia los judíos se transforma en respeto y aprecio.

Espero que empecemos a tener en cuenta la raíz y la directriz que hay detrás de todos los problemas del mundo y que, en esta Pascua, podamos avanzar hacia la verdadera solución: la unidad.

¡Les deseo una feliz Pascua!

La Tierra: los últimos años de vida

Observación: Científicos estadounidenses y británicos presentaron un informe oficial a la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en el que dicen que para los años 2200 y 2400, la Tierra no será apta para la vida, a pesar de la disminución estimada en el crecimiento demográfico en el 2100.

Los expertos señalan el peligro del inevitable cambio climático debido al aumento en el consumo de energía que continuará a pesar de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Además, hay otros riesgos globales. (Kathmandu Tribune) Siguiendo esta opinión, Stephen Hawking recientemente sugirió encontrar en el espacio un nuevo hogar para la humanidad (NBC News).

Mi comentario: El problema es que esos proyectos no son realistas. El hombre está inextricablemente unido a este planeta por un “cordón umbilical” invisible. Somos un todo único, estamos entrelazados con un número infinito de hilos y no podemos funcionar sin ellos.

Pero digamos, por ejemplo, que nos mudamos a Marte, ¿qué pasará después? Lo contaminaremos o exprimiremos todos sus recursos, como lo hicimos con la Tierra. Además, enfrentaremos problemas personales y sociales, porque cambiamos el lugar de residencia sin haber cambiado nuestra naturaleza, ¿qué haremos entonces? ¿vagar de planeta en planeta escapando de nosotros mismos? Eso no ayudará.

Atraemos la muerte a nuestro alrededor porque esa es nuestra naturaleza. “Muerte” es el egoísmo que quiere devorarlo todo. Disfruta de destruir todo a su alrededor. No sobreviviremos en ningún planeta, pues no sabemos cómo tomar en cuenta la naturaleza global y sus leyes básicas.

Tomamos en cuenta sólo lo que nos beneficia y conviene. Esta actitud ya es destructiva para la Tierra porque envenena el sistema planetario común.

La carga negativa del egoísmo es lo que realmente sacude a la noosfera. El creciente desequilibrio en la sociedad y entre la gente socava el equilibrio en todo. ¿Qué nos depara el futuro? En el peor de los casos, después de pasar por el sufrimiento más duro —invierno nuclear y otras “delicias” anti-utópicas— finalmente nos daremos cuenta de la necesidad de deshacernos del egoísmo.

Entonces, la gente finalmente se elevará por encima de su naturaleza egoísta y corregirá esta Tierra, dejando de contaminarla y arruinarla en todas las formas. Después de todo, la Tierra tiene un gran potencial regenerativo. Se puede recuperar si la gente deja de dañarla y si acepta las leyes de la naturaleza que establecen interacción, armonía y homeostasis.

En otras palabras, al superar el egoísmo será como si estuviéramos en otro planeta que sana sus heridas y nos relaciona con benevolencia. Así no tendremos que ir a ningún lado. Descubriremos que si renunciamos al amor propio todo nos dará prosperidad. Sólo queda una pregunta: ¿por qué no hacerlo ahora mismo?
[223433]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 23/ene/18

Material relacionado:
“En 5 años, la población de la Tierra estará bajo la amenaza de una extinción global”
“Los seres humanos: La verdadera amenaza para la vida en la Tierra”
El egoísmo puede forzarnos a la extinción

La vaca de Bill Gates

En las noticias (Business Insider): “Bill Gates está patrocinado experimentos genéticos para crear la vaca perfecta -una que produzca más leche y pueda soportar temperaturas más allá de lo que soporta una vaca promedio”.

Mi comentario: Pienso que el problema no está en cuánta leche se produce, sino en cómo se distribuye y comercializa. Por ejemplo, Israel es el primero en el mundo en producción de leche, pero la leche aquí no es nada barata, porque el mercado está completamente regulado.

Existen muchos obstáculos en la comercialización de la leche que incluyen competencia desleal, aranceles, impuestos, monopolios, etc. Esto socava cualquier esfuerzo de los “benefactores”. A causa de las relaciones mutuamente corruptas, la humanidad es incapaz de hacer algo útil y realmente efectivo para los necesitados.

Se han hecho intentos, pero el interés propio lo arruina todo y se aferra a todo. Por eso, incluso si las súper-vacas llegan a producir cuatro veces más leche, no llegará a sus destinos africanos o asiáticos. Como último recurso, será arrojada a la basura para no reducir los precios de mercado.

Antes de invertir en ese tipo de proyectos, necesitamos invertir en la conexión de la humanidad. Sin esto, nuestras buenas intenciones son ineficaces.

Es innecesario inventar algo nuevo si las condiciones apropiadas no son creadas primero. Simplemente, si se aprovechara el exceso de productos que van a la basura, se podría proveer para un gran número de los que pasan hambre. Sin embargo, con nuestras relaciones económicas y sociales actuales no es realista.

Por lo tanto, el problema no está en la producción, sino en la gente. Más específicamente, en su disociación y desprecio mutuo. Al unirnos, veremos cómo utilizar los recursos apropiadamente, que justo ahora hay en abundancia. Si la humanidad se vuelve una familia, encontrará verdaderas formas de distribuir los productos y así podrá pensar en la producción. Hasta entonces, la leche, como todo lo demás, desaparecerá en el pozo sin fondo de nuestro egoísmo.
[222321]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman”, 30/ene/18

Material relacionado
No destruyas la singularidad
No gastes tu vida en cosas sin valor
¿Cómo podemos derrotar al egoísmo?

El mundo está mejorando

Los investigadores del proyecto ‘Nuestro mundo en datos’, respaldados por la información que tienen, constatan que, en los últimos doscientos años, ha habido mejoras importantes en el mundo. Por ejemplo, a principios del siglo XIX, más del 94% de la población mundial era indigente, hoy ese número es 9.6% (OurWorldinData.org).

Una de cada diez personas mayores de 15 años sabía leer, hoy el 85% de la población sabe leer y escribir. Hace doscientos años, sólo 43% de los recién nacidos llegaba a su quinto cumpleaños, hoy la tasa mundial de mortalidad infantil ha bajado a 4%.

De hecho, hemos aprendido a cuidar nuestro cuerpo y tenemos éxito al hacerlo. Pero lo que sucede con el cuerpo, no es exactamente lo que le está sucediendo a la persona.

Antes la gente solía luchar por su supervivencia diaria y rara vez se preguntaba por el significado. Hoy, cuando los países desarrollados prácticamente garantizan que todos cubran sus necesidades básicas, surge la pregunta: ‘¿Cuál es el significado de mi vida?’

No hay respuesta.

A veces, para algunas personas esta pregunta es realmente molesta. No importa cuánto tratemos de escapar o de encubrirla, el vacío permanece. Más allá, ese vacío, no es sólo una oscuridad simple, sino un problema para toda la humanidad: la falta de significado desde su propio cimiento.

Por eso, aunque la vida se vuelve más fácil, también se vuelve más difícil. Subconscientemente, llevamos esta carga de verdad no expresada dentro de nosotros, el error en el fondo de nuestra conciencia.

Ciertamente podemos presumir de nuestros indicadores estadísticos, pero en realidad nos estamos volviendo más solitarios, incluso dentro de nuestra familia, cada vez interactuamos menos. Hay un vacío alrededor de todos. En lugar de felicidad y prosperidad comunes, vagamos en la oscuridad, entre sombras. A medida que prosperamos materialmente, espiritualmente nos volvemos indigentes.

Por eso la gente deja de creer en un futuro mejor, a pesar del mejor nivel de vida. No es de extrañar que el porcentaje de optimistas esté por debajo del diez por ciento en algunos lugares.

Lamentablemente, no todos se dan cuenta de que la razón es la falta de significado. Pero en cierto punto esta pregunta será primordial para todos: ‘Para qué es todo esto? ¿para qué estoy aquí?’ Será cuando la gente escuche lo que dice la ciencia de la Cabalá, que estudia el nivel superior del sistema de gobierno. No hay otra respuesta, lo demás es solo un rodeo y un aplazamiento.

Será cuando la falta de sentido y objetivo de la vida, nos lleve a la verdadera revelación y al ascenso. Cuando penetremos en la perspectiva del sistema superior y conscientemente comencemos a interactuar, nuestra vida será realmente productiva. Participaremos activamente en nuestro propio desarrollo y de un pueblo desafortunado, solitario y pequeño, nos convertiremos en criaturas grandes, eternas y perfectas.
[222269]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 30/ene/18

Material relacionado:
¿Cómo se descubre el significado de la vida?
¿Cuál es el significado de la vida terrenal?
Entender el significado de la vida

Congreso de hackers

En las noticias (Deutsche Welle): “El Club de Computación Caos”  (CCC) es una de las principales reuniones y ferias de fabricantes de hackers de sombrero blanco, y su reunión general anual en Leipzig esta semana fue una celebración del arte digital y acrobacias tecnológicas.

¿Qué hacen los hackers informáticos y los fanáticos de la tecnología cuando se reúnen en una gran horda? El lugar para descubrirlo es Leipzig, y el momento es ahora. Eso es porque CCC celebra su 34ª reunión anual allí, del 27 al 30 de diciembre, bajo el eslogan ‘Hacer algo’.

Se espera que alrededor de 15000 personas participen en el evento de entradas agotadas, unas 3000 más que el año pasado. Para los hackers de sombrero blanco y los nerds informáticos de Alemania, es el festival más grande y mejor del año.

CCC se preocupa por la libertad de información, la privacidad, las tecnologías digitales, la experimentación y las artes digitales, la cultura y la política, entre otras cosas”.

Pregunta: ¿Es dañino para la sociedad tener acceso a datos generales sobre cualquier individuo? ¿A quién se le puede permitir tener tal acceso?

Respuesta: Esto es un problema. Si la sociedad estuviera corregida, entonces toda la información sería accesible y abierta y todo sería aceptado, comprendido y digerido correctamente, como en una picadora de carne, y tendríamos una “buena chuleta”.

Sin embargo, cuando la sociedad y las organizaciones federales reguladoras de varios países, sus abogados, tribunales y demás, solo están esperando moler y moldear todo a su favor, entonces no creo que valga la pena revelar este tipo de acceso. Creo que en tal caso el Internet se convertirá en una cloaca.

Si abrimos el Internet y vertimos todo en él, será como lo que sucede en nuestros océanos; mientras sobrevuelas, ves las montañas de basura en medio del océano. El Internet también es un océano. Realmente puede contener cualquier cosa, pero en última instancia, incluso si es interminable y sin límites, comenzarán a acumularse montañas de basura, lo que tendrá el efecto de ralentizar el flujo de información, creando spam, etc.

Por eso no estoy a favor de la libertad absoluta, sino de la libertad razonable. Tenemos que tratar con el individuo como con un niño— permitiendo solo lo que es beneficioso para su desarrollo. Si permitimos que un niño haga absolutamente todo, entonces podemos hacerle daño. Entonces eso está aquí.

La humanidad es como niños irracionales, que requieren educación. Al mismo tiempo, podemos permitir cualquier cosa en Internet según el grado de educación que la humanidad reciba. Sin embargo, solo se basa en el nivel de educación—para que el individuo saque de Internet solo lo que en realidad es beneficioso para él y para la sociedad.
[221670]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 7/ene/18

Material relacionado:
Percepción de información ilimitada
M16 puede estar a punto de tomar el internet
“El capitalismo y la democracia no son compatibles en Internet”

Los ricos se vuelven más ricos, pero no son el problema

La estratificación social está aumentando en el mundo. Los ricos siguen enriqueciéndose rápidamente y los pobres se vuelven más pobres.

Según datos recientes, el año pasado, el uno por ciento de la población mundial acumuló alrededor de un tercio de la riqueza mundial, ¿es esto malo? En el marco del egoísmo humano, es normal y natural. No se trata de multimillonarios. Como nosotros, ellos tampoco pueden sacrificar su naturaleza (The Guardian).

Nuestro egoísmo no tiene fondo y nada le es suficiente. Es bueno que hoy todavía podamos mantenerlo bajo control y exprimir algunos fondos para otros. No obstante, la tendencia general conduce a un callejón sin salida.

Después de todo, una persona rica estima su éxito no por miles de millones, sino por sus sentimientos. No siente que sea rica, porque otros son más ricos y porque todavía no es dueño de todo y de todos.

Paradójicamente, teniendo cincuenta mil millones, se siente más pobre que antes. No hay límite. Da enormes sumas a causas benéficas, precisamente porque el dinero en sí no lo satisface. Por cierto, seríamos exactamente igual, en su lugar.

Por otro lado, incluso infusiones masivas en el Tercer Mundo, no ayudaron a cambiar radicalmente la situación. Cientos de millones todavía mueren de hambre y la mayoría de la gente está lejos de satisfacer sus necesidades básicas.

¿Lo que debe hacerse?

Para empezar, necesitamos entender la esencia del problema, su raíz. El mal no está en la concentración de la riqueza del mundo, sino en el sistema mismo, donde la gente no puede cambiar porque no quiere escuchar que necesita cambiarse a sí misma.

Nos enfrentamos al desafío de la historia: la necesidad de renovar radicalmente la naturaleza humana y educar con una nueva cualidad de otorgamiento a nuestros semejantes. Sólo eso nos hará iguales, verdaderos, honestos, confiables y sin derramar sangre. Esta no es una solución “para todos”. Más bien, permite a todos realizarse ellos mismos, beneficiando a los demás.

Sólo en esto encontraremos nuestro llamado y felicidad.
[221110]

Material relacionado:
Becas en lugar de beneficio por desempleo, parte 1
La sabiduría clásica de la Cabalá y la evolución a una nueva y urgente conciencia planetaria
El rico plan para enriquecerse en Davos

Newsmax: Tratar la epidemia de tiroteos en escuelas de Estados Unidos

El portal más grande Newsmax publicó mi nuevo artículo “Tratar la epidemia de tiroteos en escuelas de Estados Unidos

Los tiroteos escolares en Estados Unidos no son más que una epidemia social. El tiroteo en la escuela de Florida fue solo el último de los 18 eventos donde se extrajo un arma en un recinto escolar desde comienzos del 2018, lo que significa que eventos como este han tenido lugar cada 60 horas en diferentes lugares antes de que ocurriera en la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas.

Echemos primero un vistazo a la tendencia: la masacre de Columbine fue perpetrada por un joven de 18 años y uno de 17, la de la escuela tecnológica de Virginia por un joven de 23 años, la de Sandy Hook por un joven de 20 años y ahora, en Florida, otro joven de 19 años. Estos son solo los grandes protagonistas grabados en la memoria colectiva de Estados Unidos. Entre el primero y el último hubo otros 200 tiroteos escolares más, la mayoría de los cuales siguen el mismo patrón: un joven adulto que se convierte en asesino.

Como con cualquier otra epidemia, para ofrecer una auténtica solución debemos ir más allá de los síntomas y tratar la causa desde su raíz. Y dado que este horrible escenario se da particularmente en Estados Unidos, tenemos que entender qué le sucede a un joven estadounidense antes de que decida coger un arma y disparar a sus compañeros.

El alto precio de criar niños en una cultura competitiva

En primer lugar, no podemos conformarnos con tildar el comportamiento de alguien de “malvado”, “sin sentido” o “trastornado”. Los seres humanos son criaturas sociales y a un individuo no se le puede separar de su cultura si queremos comprender un comportamiento que se repite.

En la actualidad Estados Unidos es probablemente la sociedad más individualista y competitiva del mundo. En este clima social de “sálvese quien pueda”, portar un arma se convierte en una extensión del ego humano. Puede compensar los miedos e inseguridades, y ayudar a mantener una sensación de seguridad y confianza. Por lo tanto, tenemos que entender la naturaleza humana de los legisladores estadounidenses, que se acostumbraron a sentir que la forma de protegerse o ser igual a los demás es poseer un arma.

Cuando hablamos de tiroteos en las escuelas debemos entender los factores estresantes que rodean a los jóvenes estadounidenses, sus inseguridades particulares y su fragilidad emocional. Solo por ser adolescentes, ya se encuentran bajo presión para establecer su estatus social y hacer frente a las ansiedades sociales, mientras que sus mentes en desarrollo están tomando conciencia de sí mismos y del mundo que les rodea.

Para colmo, la mentalidad competitiva entra en la escuela y se manifiesta de manera hostil o peligrosa, como el acoso escolar, la exclusión social, la presión de los compañeros para consumir alcohol y drogas, o llevar a cabo otros actos extremos solo para ganar notoriedad o poder, a la vez que están en un sistema que los juzga continuamente a través de exámenes y calificaciones.

Hoy en día muchos adolescentes son diagnosticados con algún tipo de TDAH, ansiedad o depresión. Los diversos tipos de medicamentos psicotrópicos prescritos no resuelven sus problemas. Solo alivian los síntomas, a veces a costa de peligrosos efectos secundarios como adormecer sus emociones y desconectarlos mentalmente de la realidad.

Paralelamente, los niños estadounidenses están volviéndose insensibles a niveles escabrosos de violencia. Para cuando tienen 18 años, ya han presenciado 200.000 actos de violencia, 16.000 de los cuales son asesinatos, y eso solo en la televisión. Añadamos a esto lo que ven cuando van al cine, navegan por la red o juegan a violentos videojuegos.

Entonces, cuando consideramos el impacto de todo lo anterior sobre mentes en desarrollo, que además pueden estar luchando contra circunstancias difíciles de la vida, ¿es realmente impensable que de vez en cuando algunos de ellos estallen y exploten con una violencia horrible?

Por qué las leyes de posesión de armas no son una solución

Cuando las personas sienten que su vida carece de valor, sus actos absurdos reflejan lo peor que les ha enseñado su cultura.

Por lo tanto, incluso con leyes de posesión de armas más duras que se interpongan en el camino de individuos jóvenes e inestables, no estaríamos resolviendo el problema desde la raíz. De hecho, podrían pensar en formas aún más horribles de cometer asesinatos en masa. Y con internet al alcance de la mano, ninguno de nosotros desea imaginar lo que podría ser.

La forma de tratar la epidemia de tiroteos escolares va más allá de las leyes y regulaciones. Estados Unidos debe tratar los importantes condicionantes culturales y sociales que generan estos sucesos iniciando un extenso programa educativo federal que inculque a sus hijos nuevos ejemplos, normas y valores.

Los niños necesitan crecer en un entorno seguro y positivo que evite, en primer lugar, que la competencia hostil se desarrolle. Deben prepararse habitualmente para cooperar, generar confianza y desarrollar la sensibilidad social entre ellos a través de talleres, grupos de debate y proyectos colaborativos. La escuela debe percibirse como una comunidad de apoyo, en vez de un sitio donde se lucha por el éxito individual a la vez que te preocupas por la aceptación social.

Plan Federal Nacional para la Reforma Social

Nuestra educación debe ahora enfocarse en cultivar al ser humano dentro de estos jóvenes adultos. Esto significa construir un sistema de valores dentro de la persona y un entorno social alrededor de la persona que equilibre el ego humano y lo dirija hacia la realización positiva.

Necesitan herramientas y orientación para entenderse mejor a sí mismos y lo que están atravesando, para desarrollar su potencial, encontrar su propia expresión y forjar conexiones significativas y saludables con sus compañeros. Esta capacitación socioeducativa debe convertirse en su principal ocupación, y por lo cual han de ser evaluados en la escuela. De hecho, su sensibilidad social debería convertirse en la calificación inicial requerida para su participación en la sociedad adulta.

Paralelamente, debemos esforzarnos por restringir el acceso ilimitado a visualizaciones de violencia y sangre. Esta es la razón por la cual este esfuerzo debe ir más allá de las escuelas. A los principales medios de comunicación, también se les debería exigir que dediquen cierto porcentaje de su actividad a este programa educativo.

Lo ideal es que sea un esfuerzo nacional, de costa a costa. De manera práctica, tal vez se podría empezar a poner en práctica en una gran ciudad. Pero al menos, comencemos por determinar que ya hemos tenido suficiente, que estamos dispuestos a ir más allá de los síntomas y dar pasos cruciales hacia la reforma social con el fin de contener esta epidemia en la sociedad.